Cuaresma creativa

02/03/2020

Anuncio para dejar de fumar en Cuaresma

Por comparar catolicismos. Hace un decenio me percaté de que un conocido de Donegal tenía la costumbre de abandonar el Facebook durante la Cuaresma (ávido usuario, lo anunciaba a bombo y platillo) y luego supe de otros irlandeses que hacían diferentes renuncias en este periodo litúrgico. No es que yo haya pasado demasiado tiempo frente a los altares ni en las sacristías, pero de existir algo similar en el catolicismo español creo que me habría enterado.

Lo de no comer carne los viernes lo tengo más que oído, sean todos los del año, los próximos a la Semana Santa o el Viernes Santo sin más. Quienes hayan hablado con parientes que vivieron la posguerra sabrán que hubo épocas en España en las que comer carne era bastante más difícil que renunciar a ella. Pero esta creatividad a la hora de escoger una penitencia era para mí desconocida. Hace un par de días vi junto a la oficina un anuncio de chicles en el que invitaban a dejar el tabaco en Cuaresma y hoy la niña me ha preguntado si yo “hago Lent” y me dice que unos de su clase van a dejar los caramelos en esta temporada santa.

Yo casi invitaría a hacer cosas buenas por los demás, que quizá sea más productivo que amargarse la vida uno mismo siquiera levemente. Y si esto existe en el catolicismo ibérico por favor que alguien me avise.

 


Yo también predije el 11-S

01/03/2020

f) Un ciudadano de New York

Aquí hay clima mediterráneo. A pesar de estar cerca de la zona de clima continental, como estamos en la ciudad, no hay apenas vegetación.

O si no lo predije al menos eso podría parecer. Tras la tragedia del 11-S se hizo bastante famosa la viñeta que Francisco Ibáñez había dibujado en 1993 en la que un avión estaba empotrado en una de las Torres Gemelas. Servidor estuvo en la Gran Manzana en aquellos días fatídicos de 2001 y ha contado su experiencia por aquí alguna vez, no porque tenga nada de reseñable para otros sino más bien para no olvidarla él mismo.

Lo que sí había olvidado del todo es haber garabateado alguna vez en la vida la ilustración que encabeza este texto. Mi señora madre me trajo mi cuaderno escolar de la asignatura de geografía de 7° de EGB, curso 1987-88. Es una de las pocas cosas curiosas que he hecho. Este dibujo no es de lo mejor pero hay en el cuaderno unos mapas coloridos bastante bien realizados y en general la caligrafía es bastante decente dada mis impericia.

En una página se nos plantea la pregunta de qué podrían decirnos de su clima varios estereotípicos habitantes del planeta a los que había que dibujar respondiendo y uno de los cuales es “un ciudadano de New York”. Y resulta que en 1988 lo dibujé junto a un poste de parada de autobús y al lado de dos rascacielos que no está claro que sean las famosas torres pero que seguramente sí lo serán y también hay un avión que parece dirigirse a una de ellas, aunque dadas las escalas y que los edificios tienen la misma altura que la persona pues podría ser que la interpretación de que todo se encuentre en planos diferentes sea la más correcta. En cualquier caso, curioso hallazgo.


La calima

24/02/2020

Dos días nos han librado del cierre por calima de los aeropuertos canarios. Hace dos años estuvimos en Gran Canaria y disfrutamos unos días magníficos en el Puerto de Mogán. Excepto el último en el que también se vino a visitarnos la arena del Sáhara, aunque no importara demasiado porque ya salíamos para coger el avión. Afortunados en las islas afortunadas.

Dos encuadres similares tomados desde el balcón del hotel con unos pocos días de diferencia:

21 de marzo 2018

28 de marzo 2018


Cubo de metacrilato

04/02/2020

Como este pero en rojo

Hace unos meses se cumplieron los veinte años de mi llegada a Irlanda y quise escribir algo solemne pero se me pasó la ocasión. Este mes hago los cinco años en la empresa de tecnología en la que me desempeño a diario y aprovecho para comentar lo que no deja de ser una nadería. Es un aniversario que me ha hecho ilusión por suponer un récord personal (en otras dos multinacionales duré cuatro años pero a los cinco nunca había llegado).

Mis privilegios son que he recibido un dado de metacrilato de color rojo con mi nombre grabado junto al logo de la empresa y cuya función podría ser la de pisapapeles. En una página de internet puedo elegir un regalo de entre una selección de varios entre los que se incluyen tostadoras y telescopios. También ha habido una tarta con mi nombre en el comedor.

Haciendo búsquedas de objetos de metacrilato (no es la primera vez) he observado las diferencias que se dan cuando uno pone en Google Images metacrilato y cuando lo anglifica y pone methacrylate. Esto me ha hecho suponer que la versión inglesa de la palabra no se utiliza tanto fuera del mundo de las ciencias químicas. Al parecer, a lo que yo llamo metacrilato (aunque en realidad se llame polimetilmetacrilato o polimetacrilato de metilo) se lo suele conocer en inglés por los nombres de acrylic, plexiglass o los de diversas marcas comerciales. Este es el tipo de cosa de la que uno se entera después de dos décadas y lo mismo podrían pasar cinco y no enterarse uno.

Y nada, que no sé si en un mundo tan cambiante vamos a aguantar cinco años más en el mismo lugar. Estos cinco han estado bien. No nos podemos quejar. Que los siguientes nos salgan parecidos y, si puede ser, mejor.


Aplazadas por defunción

03/02/2020

Algunas veces habré hablado de las elecciones irlandesas. Como en todas partes hay varios niveles: europeas, locales o presidenciales. En cambio las más importantes son las generales, de las que sale el gobierno.

Las últimas veces que ha habido elecciones generales fue en 2011 y 2016. Las legislaturas en principio duran 5 años. Sin embargo, el próximo sábado 8 de febrero de 2020 habrá elecciones anticipadas.

Hoy he descubierto una posibilidad fascinante. En uno de los condados, Tipperary, las elecciones se han aplazado hasta nueva orden por la defunción de un candidato. Han encontrado muerta a en su casa a una candidata independiente, que hasta donde alcanzo a entender no tenía posibilidades reales de alcanzar uno de los escaños. Las elecciones de ese condado se harán cuando se pueda, seguramente la semana siguiente.

En la cultura política española esto es bastante difícil de entender. Valgan como ejemplo las elecciones del 14 de marzo de 2004. Casi doscientos muertos en tremendo atentado terrorista el día 11 y tres días tarde todo el país a votar.

Estaba intentando conectar esta idea de que una circunscripción celebre sus elecciones sin el resto del país con las elecciones parciales que se producen en condados de Irlanda cuando queda un escaño vacante por muerte o dimisión. Esas llamadas by-elections también existen en el caso británico. Algo que podría estar vinculado a principios representativos diferentes: la diferencia que hay entre que el miembro del parlamento sea representante de un distrito o de toda la soberanía nacional.

A mí sobre todo me enojará que los votantes de Tipperary tengan la posibilidad de cambiar su voto en función de los resultados que se den en el resto del país. (Como ocurrió en Melilla cuando las elecciones generales 1989 tuvieron que repetirse en esa circunscripción). El hecho de que unos electores cuenten con más información que otros me parece que altera la igualdad y desvirtúa el proceso electoral.

En todo caso, es interesante como la idea de democracia al final pueden ser tantas cosas tan diferentes y determinadas culturalmente.

ACTUALIZACIÓN 09-FEB-2020: Hace unas horas concluyó la jornada electoral y las encuestas a pie de urna auguran resultados sorprendentes aunque el escrutinio comenzará mañana y  como en anteriores ocasiones durará seguramente varios días. El día 4 leí un artículo que ampliaba este aspecto del aplazamiento electoral en un condado específico por causa del fallecimiento de un candidato. En la actualidad esta posibilidad está recogida en el artículo 62 de la ley electoral irlandesa de 1992, si bien hasta esta reciente ocasión la última en que se había producido la lamentable circunstancia fue en 1948.

ACTUALIZACIÓN 10-FEB-2020: Mientras comprobaba el estado actual del escrutinio, en el que de momento no se sabe a quién le caerá ni la mitad de los escaños, me he percatado de que al final el sábado 8 sí que se votó en Tipperary. Parece ser que se decidió que así fuera el jueves 6 y todo este asunto no se recordará ni como anécdota en las elecciones del Sinn Fein.


Inmersión irlandesa

05/01/2020

Knack weekend

Creo que si un irlandés oye la palabra immersion pensará automáticamente en el calentador del agua. En cambio aquí vamos a hablar de la inmersión lingüística haciéndonos eco de un artículo en la web de RTÉ (la tele pública irlandesa) en el que se indicaba que el ministro de educación quiere doblar el número de alumnos escolarizados en gaélico irlandés.

Más que nada lo interesante del artículo es que nos permite saber cuántos son en la actualidad:

  • Educación primaria: 45.400 alumnos  (6,9% del total)
  • Educación secundaria: 13.500 alumnos (2,7% del total)

El artículo indica que en 2009 estos porcentajes eran del 7,1% y del 3,7% respectivamente por lo que tras diez años la educación impartida exclusivamente en gaélico parece despertar algo menos de interés tanto entre los padres (que deciden en primaria) como entre los alumnos (si en secundaria son menos de la mitad parece como si algunos se dieran cuenta de que los padres no habían tenido una tan buena idea).

Pudiendo elegir, a mí me parece muy absurdo educarse en una lengua que ni es de cultura universal ni es la nativa del profesor ni la del alumno o su familia pero uno de los beneficios poco confesables que tiene el sistema escolar en gaélico y que no se menciona en el artículo es que los extranjeros (también llamados inmigrantes) huyen del mismo como de la peste y evitar el contacto con los mismos parece compensar a cierto tipo de personas.

En las escuelas en las que la lengua vectora de la educación es el inglés existe una asignatura de irlandés, lo cual está bien para un idioma importante en la historia del país pero hoy sin apenas hablantes. En cualquier caso, lo importante es que nadie cuestiona el derecho de las familias a elegir este aspecto educativo, lo cual me parece envidiable comparado con lo que hay en otros países que conozco.


Episodios Nacionales: Zumalacárregui

04/01/2020

“…y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde.”

El día en que se cumple el centenario de Pérez Galdós me alcanza iniciando la tercera serie de los Episodios Nacionales, uno de mis propósitos de lecturas para este año 2020 (y ya veremos, que voy con un año de retraso con respecto a la idea original). La primera novela de la serie es Zumalacárregui.

La acción transcurre en el país vasconavarro entre 1834 y 1835 en plena guerra carlista. Muchos escenarios por los que pasé siglo y medio después. Galdós ciertamente tenía oído para lo dialectal:

Saben ustedes -les preguntó- si están en la venta los miqueletes?

-Ya se fueron, pues, con tropa. Volver ya harán, pues, a las diez. La cena ya pedirle han hecho a Casiana.

Chapelgorris dormir hacen por la noche… y algunas noches ya hemos visto, pues, subir monte, y hablar confianza con partidas.

-No me fío -dijo Fago-; y ahora van ustedes a hacer lo que yo les mande, pero sin tratar de engañarme, porque en este caso lo pasarán mal.

-Serviremos ya, pues.

En el capítulo de cosas vascongadas variadas, unos carlistas hablan de cazar como erbias a los cristinos. Erbiak es liebres en vasco, pero si alguna vez lo he sabido no lo recordaba. A veces me ha dado por comparar cómo las raras veces que se meten palabras gaélicas en una conversación en inglés se respecta el plural original. Creo que tiene más que ver con cómo funcionan el inglés y el español que con las lenguas de origen. En otro orden de cosas, cuando Galdós escribe Hiújujú creo que se refiere grito festivo llamado irrintzi.

Hay una breve mención a Miguel Antonio, hermano de Tomás Zumalacárregui, un personaje que dio mucho juego pero al que la historiografía ha postergado. En general los mártires de casi cualquier causa reciben bastante mejor trato sobre todo si lo son a edad temprana. El hecho de que en el país vasco sean pocos los que saben del hermano liberal del general carlista es causa y consecuencia de la imagen que los vascos de hoy tienen de sí mismos.

Esta lectura me ha recordado que hace tiempo quise leer y pospuse The Most Striking Events of a Twelvemonth’s Campaign with Zumalacarregui in Navarre and the Basque Provinces de Charles Friedrick Henningsen, aventurero de biografía fascinante.