A Manila por Punta de Gales

29/07/2015
A Manila

A Manila

Aparte de las consabidas sociales y diarios generalistas tengo varias páginas en las que miro cosas cuándo no se me ocurre que hacer ya delante del ordenador pero no puedo salir de él porque esto es ya nuestra vida.

Hoy en la de la Biblioteca Nacional de España, me he enterado por un cartel de 1883 que el pasaje de Cádiz a Manila costaba 1.723 pesetas en primera clase y 665 pts en tercera. Así estaban las cosas en los últimos años de colonialismo español en Filipinas. Por si me lee alguien muy joven debemos decir que eso son unos 10 y unos 4 euros respectivamente teniendo en cuenta la conversión que se hizo en 1999 que no es que sirva demasiado para imaginar lo que compraba el dinero del siglo XIX.

Me ha llamado la atención una de las escalas: Cádiz, Barcelona, Port Said, Adén, Punta de Gales y Singapur. ¿Punta de Gales qué es? ¿Qué puede haber obviamente lejos de Gales, entre el Yemen y la península de Malaca?

Al parecer se trata de la ciudad llamada Galle, en la isla de Ceilán, que estuvo en manos de los portugueses en el siglo XVII y fue la población más importante de la isla hasta el ascenso de Colombo bajo el dominio británico en el siglo siguiente. Los portugueses la llamaron Punta de Gale, y creo que con un vistazo a la ciudad puede puede entenderse bien lo de punta. Curiosamente tengo la sensación de conocerla, ya que una amiga mía estuvo de vacaciones en Sri Lanka el año pasado y me enseñó un montón de fotos de este lugar. Recuerdo las de los críos jugando al críquet cerca de la muralla. Luego de decir Gale a decir Gales no hay más que un paso.

Parece que en el hilo que unía España con las Filipinas décadas después del galeón de Acapulco esta era una parada obligatoria como sería hoy parar en Heathrow o Barajas para tantas cosas. De hecho, el nombre de Punta de Gales aparece en los diarios del héroe de la independencia filipina José Rizal. (Mapa)

 


Aeropuertos de Europa

28/07/2015

aeropuertos-alfanje-julio-2015

 


El pez león

27/07/2015
4

1

He leído un artículo en la National Geographic que dice que el pez león es una plaga en aguas de Florida y que tras acabar con varios pececillos de por allí, de esos de los que nadie conoce el nombre pero que son importantes para el ecosistema, está recurriendo al canibalismo, lo cual ni tan mal.

3

2

Creo que este pez sería el que más me gustó de todos los que vimos en el Acuario Nacional de Malta el año pasado. Lo digo porque tengo más fotos de esta especie que de ninguna otra. No es que sean grandes imágenes, con un teléfono, en una sala oscura y a través de una pantalla de cristal de cierto grosor, pero al menos me han servido para identificar al bicho.

2

3

Hay varias especies del género Pterois. Aquí se trata del pterois miles, que es el pez león común y del pterois volitans que es el pez león rojo. Como hemos dicho, no es que los colores sean fáciles de apreciar.

1

4

Lo de Florida también tiene delito. Cuando no son las pitones birmanas es esta otra cosa. Si se piensa tiene bastante lógica que las especies atractivas al ojo humano acaben resultando plagas. A mí no es la primera vez que me pasa, ya que también sentí amor a primera vista por aquellos coloridos altramuces neozelandeses. La misma sensación estética compartida por miles o millones de individuos, de entre los cuales los menos listos harán lo que sea para llevarse el ejemplar a su casa. Viralidad o lo que sea, demasiado poco nos pasa.


La ladrona de libros

26/07/2015
afds

Cartel de la película

Vi la película de “La ladrona de libros”. Todo lo que ocurrió en Alemania entre 1933 y 1945 va a seguir interesándonos mucho durante al menos cinco décadas más, salvo que ocurra algún desastre aún mayor, que todo es posible. Me imagino que gran parte del éxito del libro y la novela se basa en esta fascinación por el mal que a mí también me afecta. Una cosa siempre admirable en el cine estadounidense es el cuidado que pone en la reconstrucción histórica y algo que me maravilla es el vestuario, la reconstrucción de los negocios, los carteles con tipografía de la época. Esa parte está muy bien. Creía yo que la historia tendría más relación con los libros o que fuera similar a aquella otra de “El lector” que vimos hace años. No he acabado de entender bien del todo cuál era la historia que se quería contar a pesar de las dos horas y media de duración. Por supuesto hay una crítica del nazismo y una vista de la oposición de perfil bajo a su régimen político, una conducta heróica y una chica a la que le interesan los libros. Veo el artículo de la wikipedia sobre la novela en que se basa y noto que falta un personaje que creo que habría sido muy importante. Creo que en conjunto no la puedo recomendar.


El día de Canadá

25/07/2015

El día de Canadá de verdad es el primero de julio y conmemora la unión de varias colonias británicas adyacentes en 1867. En cambio, la celebración que unos amigos hacen cada año en fechas distintas ha pasado a ser el acontecimiento social de temporada más importante del verano. No dejamos de ser unos pobrecitos que se pasan los fines de semana entre el supermercado y los columpios, bien lejos de barbacoas y cervezas. Un gran día que debemos agradecer. ¡Viva el Canadá!


Memorias del subdesarrollo

24/07/2015

Esta tarde he estado viendo “Memorias del subdesarrollo”, la conocida y alabada película cubana. A pesar de que es muy fácil de encontrar he tardado varios años en ponerme a hacerlo (ya había oído hablar de ella cuando un amigo me sugirió que le echara un vistazo, allá por septiembre de 2012 – así van los planes ahora). No sé si es buena o no. Me gusta porque el protagonista es un neurótico encerrado en sí mismo con el que creo que es fácil identificarse, pero más allá del strem of conciousness lo que me ha sugerido es lo siguiente: cuánto de lo que Cuba ha acabado siendo parece que podía verse ya desde tan atrás. Y y a la vez: qué lecturas tan diferentes habríamos hecho de esta cinta en las diferentes décadas que han pasado desde su creación. Cinco décadas como la “revolución” aquella. Tan diferente es todo, que incluso los países subdesarrollados han dejado de serlo, gracias al lenguaje inclusivo y falaz tan en boga.

Conecto el título con una noticia de la prensa irlandesa de hoy donde recomiendan modificar las leyes para que quien mate a su cónyuge no pueda heredar sus bienes. Este es el tipo de subdesarrollo que subsite en el país que antes de la crisis era (y acaso siga siendo) el segundo en renta per cápita detrás de Luxemburgo. He pensado que habría que hacer una lista de cosas atrasadas que subsisten por aquí. Quizá una comparación con España para que se vean los veinte años de atraso social que, a pesar del chorro de dinero, lleva la islita esmeralda.

Las comparaciones pueden ser válidas ya que en gran medida el atraso es atribuible al catolicismo palurdo que ha sido ideología hegemónica en ambos países a lo largo del siglo XX. Un ejemplo canónico (quería poner este adjetivo aquí por la gracia) puede ser el divorcio (España 1981, Irlanda 1995). Más triste aún es lo del aborto, dónde aquí aún hay leyes africanas. En cuestiones más banales, por poner un ejemplo, el código postal se acaba de implantar hace unas semanas mientras que en España lleva vigente desde 1984.

La incapacidad de las autoridades fiscales para cobrar los impuestos también me parece bastente tercermundista y lo de la gestión del agua un gran fracaso para un pequeño país donde demasiada gente sólo ideas muy pequeñas. No se imagina el español promedio cómo es un sistema sanitario en el que la atención primaria es totalmente privada y se paga por servicios hospitalarios que allí se considera un derecho no tener que pagar.

Tenemos buenas razones para estar aquí, claro. Pero esas las contaremos otro rato.


Bremen

19/07/2015
bremen-alemania-mapa-localizador

Bremen

 Cuando quisimos comprar nuestro pasaje a Alemania, los vuelos a Bremen costaban tan sólo una tercera parte del precio de los destinados a nuestros aeropuertos de costumbre y como el horario era conveniente y permitía llegar a destino con un tren vespertino, decidimos darnos la oportunidad de conocer la ciudad hanseática.

El aeropuerto queda muy cerca del centro de la ciudad y otra de las ventajas es que no hace falta taxi, ya que el tranvía para justo enfrente del edificio de la terminal. Hay una parte del edificio que está muy bien, pero si uno sólo ve la parte desde la que opera la aerolínea irlandesa de bajo coste podría llevarse una pésima impresión.

Del aeropuerto a la estación del ferrocarril

Del aeropuerto a la estación del ferrocarril

El tranvía, en cuyo interior hay una máquina donde se puede comprar el billete, atraviesa la especie de isla en la que se encuentra el centro de la ciudad y muy convenientemente nos deja frente a la estación donde tenemos que utilizar la consigna para liberarnos de nuestro bagaje.

Hauptbanhof

Hauptbanhof

La ciudad es conocida mundialmente por el cuento recogido por los hermanos Grimm de los animales músicos de Brema. En cualquier esquina se encuentra uno al motivo del burro, el perro, el gato y el gallo. Hay estatuas conmemorativas, adornos del mobiliario urbano y suvenires turísticos por doquier.

Bremen, interior de la estación

Bremen, interior de la estación

Este cuento, aunque sea bien conocido y haya tenido su influencia en la cultura, nunca me ha parecido especialmente bueno. De hecho, los bichos ni siquiera llegan nunca a Bremen. Ahora que le intento contar cuentos a mi hija me he dado cuenta de que a diferencia de las canciones, es un aspecto de la cultura europea en el que ya hemos alcanzado una fase posnacional y los cuentos de Perrault y los hermanos Grimm tamizados por Disney son las historias de la infancia de todos. Esto hace más fácil una formación multicultural.

Molino

Molino

Para retornar hacia el centro de la ciudad hay que pasar por un puente desde el que se ve el foso de la ciudad y un molino. Antes pasamos por un puente mayor sobre el río Wéser, que es donde en otro cuento un flautista lleva a los ratones a ahogarse, pero eso es en otra ciudad: Hameln, que es Hamelín como Bremen es Brema.

Demóstenes en el ayuntamiento

Demóstenes y Aristóteles (y/u otros) en el ayuntamiento

Ocurrió que llegamos a las cuatro de la tarde y hacía 32ºC, que es calorcito para allí. Ese mismo día Hamburgo tuvo la temperatura más alta registrada desde que se miden esas cosas, así que considero posible que en Bremen también lo fuera. Agradezco a los genes mediterráneos el hecerme más tolerable el paseo hasta la plaza de la catedral y el mercado, por donde estaban las cosas que queríamos ver. Tal era la temperatura que en la primera vuelta por el Domshof, había gente con los pies en la fuente de Neptuno.

Los del cuento

Los del cuento

No puedo aconsejar gran cosa tras un par de horas en la ciudad. El centro “neurálgico” son las plazas que hay junto a la catedral y el ayuntamiento, donde se encuentra la estatua del tal Roldán al que según la leyanda nuestro Bernardo del Carpio le dio las del pulpo. Leyenda todo. Como en Hanóver, hay “ayuntamiento viejo” y “ayuntamento nuevo”, sólo que aquí son edificios anejos. El viejo tiene mejor pinta para el ojeador. Hay unas estatuas de profetas bíblicos reconvertidos a pensadores clásicos y unos soportales que pueden verse en la ambientación de los fondos de la serie española de dibujos animados que versionaba el cuento de los cuatro animales, que se supone que nunca habían llegado a la ciudad.

.

.

.

.

Las plazas de la catedral y del mercado ocupan una extensión considerable. Primero hay una iglesia de nuestra señora que no veo en absoluto porque su torre está toda cubierta de andamios y plásticos y luego en la plaza del mercado hay numerosos tenderetes protegidos por elevadas carpas que impiden una buena visión global, pero acercándose hay varios edificios interesantes, y en especial me gusta el de la cámara de comercio donde se indica que butten un binnen – wagen un winnen, que es bajoalemán que ni mi traductora oficial comprende, pero que quiere decir algo como que dentro o fuera hay que arriesgar para ganar. De la catedral me llaman la atención las alegorías de los evangelistas (un motivo que siempre me interesa) esculpidas en las escaleras.

El monumento famoso

El monumento famoso

El monumento oficial de los animales músicos está junto al ayuntamiento y debe de ser un lugar donde siempre hay gente como haciendo cola para sacarse fotos. He visto demasiadas representaciones del concepto y casi cualquiera me resulta más graciosa que esta estatua de bronce. En un cuento infantil, el color y la simpatía.

WOL GODT VORTROVWET DE HEFT WOL GEBOVWE

Wol Godt vortrovwet de heft wol gebovwet

Hay solamente un par de zonas por las que queremos pasear y que son idóneas en plena canícula. Una es la Böttcherstraße, la calle de los toneleros, que el nazismo consideró un ejemplo de arte degenerado del periodo de Weimar. Aquí hay varios edificios notables y esculturas, y encima de la entrada a la calle hay una imagen dorada de un ángel con espada flamígera que viene a alumbrar y aunque se lo quisieron ofrecer como homenaje a Hitler, que también era un iluminado, éste lo despreció. Y menos mal, porque si no seguramente ya no podríamos verlo, las cosas de la memoria histérica.

Buzón

Buzón

También hay muchos sitios donde tomar un refrigerio. Una vez que acaba la calle ya hay una carretera que es un horror y un túnel subterráneo para acceder a los muelles del Wéser y mucha gente sin camisa tomando cerveza y música técno. Llegar hasta ahí fue seguramente un error. La otra zona que queremos ver se llama Schnoor y fue de los cordeleros.

Todo lleno de detalles de estos

Todo lleno de detalles de estos

A mí me pareció que Schnorr estaba escondido en un lugar en el que uno no puede imaginarse que haya una zona histórica. Un par de calles de adoquines, con casitas de muñecas, callejones y tiendas de recuerdos. Me ha recordado a Friburgo y Basilea porque los tengo muy recientes en la memoria, pero en Europa central hay muchos lugares así. De camino a Schnorr vi un dintel en el que un antiguo dueño había escrito que todo lo que era y tenía se lo debía al Dios de Lutero. Ya en el barrio una fuente nos recordaba que el agua y el pan son las cosas más importantes de la vida. Hay infinidad de palabras sabias en una cultura tan grande.

Teléfono público

Teléfono público – Fernsprecher es una palabra que mola

Era sábado y estaba todo muy tranquilo. Unos mendigos que habíamos visto junto a la catedral habían bajado a San Juan a pedir limosna a la salida de misa, había un tour dirigido por una actriz vestida de época y poca actividad. Un par de horas después de nuestra llegada la temperatura bajó notablemente y comenzó a llover a ratos, con lo que el camino de vuelta a la estación resultó mucho más agradable.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 275 seguidores