Comiendo en Alemania

Sigo revisando esas fotos del viaje a Alemania que hicimos en abril. Mi compañera de viaje  me suele criticar la costumbre de fotografiar comestibles, pero el hábito es más fuerte que yo. No es Alemania un país reconocido por su cultura gastronómica…. pensándolo bien, ninguno de los paises germánicos, incluidos los anglosajones, lo es. En cambio es un país en el que los productos son de calidad y asequibles y hay una variedad notable de cocinas étnicas, gracias a la inmigración. En lo autóctono, siempre es una maravilla degustar esas Wurst regadas por buenas cervezas.

1. Desayuno en Hanóver

Desayuno alemán

Desayuno alemán

Los alemanes se toman en serio lo de desayunar. Además de la parte líquida de zumos, té, café o leche con cereales, está la parte con sustancia: la de los quesos y embutidos.

2. Hamburguesa en Hamburgo

Hamburguesa en Hamburgo

Cena en el Block House: Hamburguesa, Vitamalz, Paulaner...

Los habitantes de Hamburgo no llevan bien las gastadas bromas sobre las hamburguesas. En realidad es un invento estadounidense. Hay una cadena de restaurantes económicos – la Block House – que es más o menos una garantía en cualquier rincón de Alemania. En la foto se ve, junto a la mítica Paulaner, el Vitamalz, un invento alemán, una cerveza de malta sin alcohol.

3. Huevos de pascua

Huevos de colores

Huevos de colores

Cosas de la época. Nos tocó en abril y semana santa… Como en otros lugares, tienen la tradición de los huevos de pascua. Pintarlos y esconderlos para que los niños los encuentren. A la hora de la verdad son huevos cocidos, cuya cáscara está adornada por pinturas no tóxicas. Últimamente los de chocolate les están comiendo el terreno.

About these ads

5 respuestas a Comiendo en Alemania

  1. escéptico dice:

    Mmmmmm, una Paulaner bien fresquita…

    Lo de fotografiar comida apunta a desviación sexual. En cualquier caso me parece una buena de conocer otras culturas. Viendo el placer que te proporciona lo podríamos englobar en turismo sexual.

    • alfanje dice:

      “En la frontera de los treinta quema menos el amor, pero calienta” – decía Sabina.

      Mi caso es una parafilia grave, ya que saco fotos hasta en los supermercados. Tengo una debilidad especial por las bento (y algun día pondré un post monográfico), pero sí, me encanta hacer fotos a la comida. ¿qué gracia tiene comerlo, si no puedes contarlo?… en fin, muy sexual…

  2. [...] en la entrada Comiendo en Alemania, publicada en septiembre de 2009. Supongo que la gente quiere ver las viandas más de cerca, o el [...]

  3. […] Alemania. La mañana siguiente nos encontramos con arbustos llenos de huevos de plástico, aunque los de verdad son comestibles. Es costumbre que los niños los pinten con unas […]

  4. […] in the whole Germany. The next morning we found several shrubs decorated with plastic eggs, but the real ones are edible. Typically, children paint them in gaudy […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 190 seguidores