Maniqueísmo

Hoy me he vuelto a pasar por uno de mis lugares favoritos. El museo de la Biblioteca Chester Beatty. Hace un par de semanas eché un vistazo a una exposición sobre antiguos textos del maniqueísmo (me cuesta decir “antiguos textos maniqueos” por la connotación simplista que ha tomado el adjetivo en lengua española; las creencias extintas o muy minoritarias nunca obtienen el mismo grado de respeto).

La exposición muestra una serie de papiros y restos de papiros con textos y liturgia propios de la religión iniciada por Mani (también conocido en castellano como Manes o Maniqueo). En especial, hay un grupo de  papiros solidificados a la espera de mejores técnicas que permitan despegarlos, cuya fragilidad es perceptible y que me impresionó.

Alfred Chester Beatty era un millonario estadounidense -“el rey del cobre”. Invirtió parte de su fortuna en el coleccionismo. La galería de Chester Beatty es uno de los mejores lugares que se pueden visitar en Dublín. Fue elegida mejor museo europeo de 2002. Hay dos exposiciones permanentes, dedicadas a las religiones del mundo y a la escritura, así como exposiciones temporales notables.

Parte de mi proceso cotidiano de aprendizaje implica traducción, así que me he permitido traducir el catálogo de la exposición. Hay decisiones discutibles (e.g. Darkness es siempre Tinieblas, mantengo Mani aunque seguramente Manes es lo más tradiciónal)

-alfanje

Logo de la exposición

Logo de la exposición

Mani : La religión perdida de la luz.

Durante más de quince siglos, una pequeña caja permaneció enterrada bajo las arenas de Egipto. Un descubrimiento accidental en la década de 1920 reveló su contenido: los libros sagrados de una religión perdida.

Estos libros pertenecieron a los maniqueos, una religión que a través del celo misionero casi logró sustituir al cristianismo en su papel de religión dominante en muchas regiones.

En la actualidad, la mayor parte de estos libros se conserva en la Biblioteca Chester Beatty de Dublín, donde expertos internacionales han podido estudiarlos y reconstruir las creencias y la filosofía de Mani.

Mani vivió entre los años 216 y 277 de nuestra era en tierras del Imperio Persa. Se proclamó profeta, en sucesión de Zoroastro (Zaratustra), Buda y Jesús. Combinó las creencias de estos líderes religiosos para crear un nuevo sistema. Su religión veía el mundo como una lucha constante entre las fuerzas de la Luz y las de las Tinieblas.

Maniqueos (s. X)

Diversos misioneros comenzaron a extender su mensaje a través de los imperios de Persia y Roma, desde las tierras donde vivió (en el actual Iraq) hasta la península Ibérica en el occidente, y por el este hasta China. Hoy en día, el único templo maniqueo conocido que se puede encontrar está en Quanzhou (China), donde una estatua de Mani se venera aún como manifestación de Buda.

La historia del maniqueísmo se ha escrito de modo casi totalmente parcial, y ha llegado a nosotros a través de los escritores antimaniqueos. El reciente descubrimiento de los textos maniqueos originales muestra más y más los principios auténticos de la religión de Mani.

Mani: Profeta y Leyenda.

Mani perteneció a una secta judeocristiana conocida como los elcesaitas (o elcasaitas), que habitó el sur del desierto de Mesopotamia. Abandonó esta comunidad tras experimentar revelaciones de un ser sobrenatural (el Gemelo), su doble celestial. Según Mani, estas revelaciones le permitieron comprender el mundo y le dieron respuesta a las preguntas sobre nuestra existencia:

  • ¿Qué sucede antes de nacer?
  • ¿Cuál es nuestro deber en la tierra?
  • ¿Qué ocurre tras la muerte?

Mani se llamaba a sí mismo “Mani, Apóstol de Jesucristo” y decía ser el “paracleto” del Evangelio según Juan (“te enviaré al abogado [paracleto, del griego παράκλητος], el espíritu de la verdad”).

Los reyes sasánidas de Persia desempeñaron un papel decisivo en la vida de Mani. Algunos lo apoyaron, pero su doctrina entraba en conflicto con la religión zoroástrica y finalmente fue condenado a muerte en un martirio que los maniqueos entendían que reflejaba el de Jesucristo.

La fe maniquea

Electos maniqueos - wikisource

Electas maniqueas, siglo X- (fuente: wikisource)

La Iglesia Maniquea tenía una estructura jerárquica – el líder y numerosos obispos y presbíteros. La comunidad se dividía en dos grupos de creyentes: los electos y los catecúmenos. Los electos llevaban una estricta vida de ascetismo, no tenían posesiones y se abstenían de cualquier forma de placer de los sentidos. Los catecúmenos les abastecían de comida. Los catecúmenos si que podían tener posesiones y casarse. Los electos eran vegetarianos estrictos. Consumiendo frutas y verduras durante ciertas ceremonias podían liberar los divinos elementos de la luz que tenían en su interior.

El canto de salmos, el ayuno y la limosna eran especialmente importantes. Cada año se celebraba el festival de Bema en recuerdo de la muerte de Mani. La misa funeral en honor de un miembro difunto de la comunidad era otra ceremonia importante. En ella, la congregación ofrecía limosnas y cantaba salmos especiales para hacer posible el ascenso del alma al reino de la Luz. En la Biblioteca Chester Beatty se conserva un grupo completo de salmos con plegarias para las diferentes estaciones de la ascensión.

Papiro 6b

Papiro 6b

Dualismo maniqueo.

El maniqueísmo ofrecía un elaborado análisis de la pregunta intemporal: ¿qué es el bien y qué es el mal?

En el centro de las creencias maniqueas se encontraba un estricto dualismo entre las fuerzas del bien y del mal, a menudo expresado como una batalla entre el mundo espiritual, representado por la Tierra de la Luz y su paralelo: el mundo material de la Tierra de las Tinieblas. En el inicio, hubo dos principios:

Tierra de la Luz (espíritu) – Tierra de las Tinieblas (materia)

Padre de la Grandeza del reino de la Luz – Príncipe de la Oscuridad del país de las Tinieblas.

El mito maniqueo de la creación narra cómo las criaturas de la Tierra de las Tinieblas dominadas por los celos quisieron conquistar la Tierra de la Luz. Atacaron al Primer Hombre y sus cinco hijos, que defendieron la Tierra de la Luz, pero los hijos fueron devorados por los del Príncipe de las Tinieblas. Entonces, elementos de luz entraron en las tinieblas y desde ese momento se encuentran en una lucha perpetua por regresar a la Tierra de la Luz.

Esta narración mitológica explica cómo la mayor parte de la luz que entró en el reino de las tinieblas fue recogida en el alma de los seres humanos: una chispa divina en el hombre.

Los capítulos (kephalaia) de la sabiduría de mi señor, Mani.

Texto en papiro

Texto en papiro

Este códice copto es el tercer mayor libro antiguo en papiro que se ha recuperado. Es el único ejemplar de una obra que pertenece a un género de escritura llamado capítulos temáticos (kephalaia), es decir, en los que una autoridad, en este caso Mani, responde preguntas y discute todo tipo de asuntos que van desde los dioses, la creación del mundo natural, la naturaleza de las estrellas y el propósito de la vida humana. De particular interés en este volumen son las actas de las discusiones que mantuvieron Mani y muchos sabios religiosos en la corte sasánida de Sapor I (llamado Saporo I en fuentes clásicas) a mediados del tercer siglo de nuestra era.

Este antiguo manuscrito copto tiene la clave de la historia religiosa preislámica de Irán. Su posible publicación ayudaría a despejar el mito de una división cultural entre el mundo mediterráneo y Asia central y meridional antes del auge del Islam.

Salmos

Salmos de Heráclides

Salmos de Heráclides

El libro de salmos maniqueos, que incluye unos 360 salmos tenía originalmente 672 páginas y es el mayor libro que sobrevive desde la antigüedad. Los salmos son una colección de plegarias para las ceremonias o liturgias. Uno de los autores cuyo nombre aparece es Heraclides, que fue discípulo directo de Mani. El conjunto de salmos para la Bema contiene himnos y plegarias para esta festividad que conmemoraba la muerte de Mani.

Los textos poéticos tratan de la vida y la pasión de Mani, su victoria sobre las tinieblas, el perdón de los pecados y ciertas escenas del relato maniqueo de la Creación. Otros textos contienen salmos para las asambleas de los elegidos, en las que se leía el evangelio de Mani; y salmos que se leían en las vigilias. Los himnos, compuestos en estrofas musicales con versos métricos, son testimonio de la belleza de la poesía maniquea. El rasgo que caracteriza a la mayoría de los salmos es la fuerte influencia de las Escrituras, las imágenes y las figuras cristianas. Jesucristo, apóstol de la Luz, desempeña un importante papel en varios salmos maniqueos, como guía para el alma en la hora de la muerte.

Expansión del maniqueísmo

216 Nacimiento de Mani

228 Mani recibe una visión de su Gemelo espiritual

276-277 Mani arrestado, muere en prisión

280 La religión maniquea es una de las que se practican en Roma

382 Agustín de Hipona abandona el maniqueísmo y se convierte al cristianismo

490 La persecución religiosa en Occidente acaba con el maniqueísmo en Europa

500-690 Mercaderes maniqueos llevan el maniqueísmo a Oriente utilizando la Ruta de la Seda, hasta el Tíbet y China.

Expansión del maniqueísmo

Expansión del maniqueísmo

Los libros maniqueos de Medinet Mani

El redescubrimiento de libros perdidos siempre ha causado excitación, ya que cada nuevo hallazgo conlleva la posibilidad de aportar algo a nuestro conocimiento del pasado. Esto es cierto en especial para la historia de las religiones. Entre los principales hallazgos del pasado se encuentran

Otro de los encuentros accidentales fue el de Madinet Madi (Fayum, Egipto), que revolucionó el estudio de la literatura maniquea, sacando a la luz la más antigua y completa colección de textos originales maniqueos. El hallazgo consistía en siete libros principales, escritos en más de 4.000 hojas de papiro.

  1. Acta (Historia de la Iglesia Maniquea)
  2. Las cartas de Mani
  3. Synaxeis Codex
  4. Códice de homilías
  5. Capítulos del Maestro (Mani)
  6. Capítulos de la Sabiduría de mi señor Mani
  7. Libro de salmos

Una religión perdida – una historia restaurada

A lo largo de la Historia, nuestros esfuerzos por comprender lo sobrenatural han evolucionado. Los dioses han llegado y han desparecido tan pronto como un sistema de creencias ganaba terreno sobre otro. La religión de Mani no es la única religión perdida, pero quizá ha sido la mayor y más extendida. Se adaptó a creencias locales que daban la impresión de ser una variante de otra religión, de ahí que para cristianos, zoroástricos y budistas los maniqueos eran herejes y sospechosos.

El reto al que se enfrentan los estudiosos es la restauración, no de la religión sino de los textos. Cada letra cuelga de un hilo de papiro. Cada agujero es una letra, palabra o frase perdida. Cada palabra recuperada añade algo a nuestro conocimiento. A lo largo del tiempo y con mucha paciencia y cuidado, se restaura cada página, se transcribe el guión y se traduce el texto.

Son éstos textos antiguos que, como muchos otros en la Biblioteca Chester Beatty tienen un carácter único; no se conocen otras copias. Su frágil estado sigue amenazado por los cristales de sal incrustados a lo largo de los siglos, mientras que la habilidad de conservadores como Hugo Ibscher no ha pasado a la siguiente generación.

La odisea maniquea en tiempos modernos.

Recorrido de los papiros maniqueos

Recorrido de los papiros maniqueos

Los textos maniqueos descansaron en Medinet Madi durante más de 1.500 años. Tras su descubrimiento se desplazaron por Europa durante varias décadas. A la vez que Chester Beatty empleaba a los mejores expertos para conservar y publicar la colección, ésta se trasladaba a dondequiera que ellos trabajaran, en Gran Bretaña o el resto de Europa.

Parte de la colección quedó atrapada en Berlín cuando se declaró la Segunda Guerra Mundial y fue conservada en el museo-búnker del Zoo de Berlín. Parte de los papiros de Beatty se trasladó a Baviera por razones de seguridad antes de que el búnker sufriera los daños ocasionados por los bombardeos de la aviación aliada. Parte de lo que quedó en Berlín se convirtió en botín de guerra y fue trasladado a la Unión Soviética. En un gesto de solidaridad socialista, el gobierno soviético devolvió los papiros a Berlín Oriental, donde permanecieron hasta su devolución a la Biblioteca Chester Beatty en 2001.

Anuncios

One Response to Maniqueísmo

  1. […] sólo a buenos y malos y que sólo categoriza bien y mal. De la antigua religión zoroástrica ya hablamos en su día. (Y sí, de algún modo criticamos el uso del término en el que hoy […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s