La posada de los dos soles

Praga, 13 de octubre de 2007

Un pasatiempo. Estaba viendo unas fotos medio viejas. He recordado que hace unos días habían mejorado el Google Translate y me ha dado por mirar a ver si podía traducir ese hostinec U dvou slunců. El resultado es casi el título de esta entrada: Posada con dos soles. Entre que las lenguas eslavas no tienen artículos y que la preposición queda un tanto artificial, La posada de los dos soles me ha parecido una mejora.

Estaba pensando lo complicado que hubiera sido esto hace quince años. Para empezar, quizá nunca hubiera sacado una foto a un letrero sin salir yo en algún sitio, ya que los carretes eran relativamente caros. Luego, en caso de tener la foto, hubiera quedado olvidada en algún cajón y no a golpe de tecla en el disco duro. Si saco la foto y me pica la curiosidad, probablemente hubiera dejado que la sensación se me pasase. Si no, habría tenido que ir a alguna biblioteca en la que hubiera un diccionario de checo-español. Es probable que en mi localidad no lo hubiese y habría necesitado desplazarme a la capital provincial. Luego es posible que hubiera necesitado un rato para desentrañar el diccionario, ya que algunas palabras estarán declinadas, y sin entender algo la gramática la traducción sería imposible. Por último podría haber obtenido un resultado, del que nunca me hubiera sentido seguro. En este caso, me podrían haber ayudado los dos adornos como dos soles que hay en el centro del escudo, encima de la puerta.

La posada está en la calle principal de Mala Strana, Nerudova, bastante arriba, poco antes de llegar al castillo.

Recuerdo la primera vez que leí juntas las palabras “Mala Strana”. Fue en un prólogo de Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Hablaba de cómo Neftalí Reyes había adoptado el seudónimo Pablo Neruda que tomó del poeta checo Jan Neruda, cuyo nombre lleva la calle en la que se encuentra nuestra posada de los soles. No sabía que era una Strana ni por qué sería mala.

Anuncios

2 Responses to La posada de los dos soles

  1. […] hace algún tiempo las posibilidades técnicas son mayores y uno puede ponerse a investigar qué eran aquellas letras en un idioma […]

  2. […] En especial en Mala Strana. Son muchísimas y todas tienen su historia. Una vez hablé aquí de la posada de los dos soles, y hoy saco a colación al león rojo y al cordero […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s