El ángel de Grozni

The Angel of Grozny

Anteayer terminé de leer este libro. No sé por qué me ha costado tanto empazarlo. Lo he tenido rondando encima de la mesa varios meses, y eso que el anterior libro de Åsne Seierstad que leí (De espaldas al mundo) me encantó y siempre estoy interesando en las cosas que vienen de Rusia.

Mi objetivo era ganar algo de conocimiento sobre Chechenia y sus asuntos. Quiénes son los chechenos, cuáles sus problemas con Rusia, qué acontecimientos condujeron a la guerra… Hace algunos meses, escuchando la BBC, oí que hablaban del actual dirigente de Chechenia, Ramzam Kadyrov y de que no es un separatista, sino un miembro del partido de Vladimir Putin, Rusia Unida. Rusia dio por concluidas las operaciones bélicas en 2009 y en este momento nos encontramos en una fase que se ha denominado de “chechenización” del conflicto. El régimen de Kadyrov ha sido criticado por las organizaciones defensoras de los derechos humanos, pero por otra parte parece que ha dado estabilidad a la zona. Chechenia se encuentra más o menos en una situación de semi-independencia leal a Moscú. La mayor parte de los rusos étnicos dejaron la república autónoma durante la guerra y las fuerzas de seguridad actuales persiguen a los islamistas que aún buscan la independencia total de Rusia.

Tras haber leído algunas otras cosa, mi idea de Chechenia es aproximadamente la siguiente:  El país se encuentra en un terreno difícil al cual la llegada del Imperio Ruso en el siglo XIX le llegó de un modo que no fue precisamente suave. Los chechenos fueron tratados con dureza por la Rusia zarista y también por la Unión Soviética, aunque es preciso decir que su propia cultura contiene elementos de violencia y brutalidad. En la etapa dorada de la Unión Soviética, digamos en los años setenta, las cosas podrían parecer mejor de lo que acabaron siendo. Probablemente se daba un mayor nivel de acercamiendo cultural, con los chechenos en mejores condiciones hablando y estudiando en ruso o emigrando a otros centros urbanos de la  URSS, habría transferencias desde el gobierno central a la desfavorecida república autónoma. Pero cuando la Unión Soviética se derrumba y deja de ofrecer a Chechenia recursos y seguridad, llega el momento de los independentistas. Siguiendo el ejemplo de las repúblicas llegan al poder y quieren la secesión. Esto es demasiado para un Rusia para la que el desmembramiento de la Unión Soviética ya fue una gran pérdida. Durante la guerra nos encontramos a un imperio que no quiere desaparecer, frente a frente con un grupo étnico que abraza el islamismo como un elemento esencial de identidad y que no tiene límite en cuanto al uso de la violencia con tal de vencer. Rusia cometió crímenes de guerra, y las potencias occidentales la criticaron por ello, pero buscar aliados siempre es una tarea difícil para los enemigos de los poderosos (lo mismo se puede decir del Tíbet, o en menor medida del Sahara Occidental). Los independentistas chechenos perdieron cualquier simpatía que hubieran podido tener en occidente a causa de acciones como el asalto al teatro moscovita de 2002 o la masacre de la escuela de Beslán en Beslan. A partir de entonces, Rusia tuvo las manos libres y como es lógico y suele suceder, tampoco los chechenos eran un grupo monolítico, por lo cual se produjeron movimientos internos que acabaron en el statu quo actual. Esta saría, de modo muy simple, la visión que Alfanje tiene de Chechenia… a día de hoy.

Según el prefacio del libro, éste se concluyó en octubre de 2007, en un momento en el que la situación de  Chechenia ya era relativamente estable. El libro comienza despacio. La técnica de Seierstad es similar a dar pinceladas o colocar las teselas de un gran mosaico. Así nos cuenta la historia de Timur, un muchacho checheno, o la de un anciano que luchó en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial y que cuando quiso volver a casa se enteró de que su pueblo había sido desterrado a Kazajistán.

Desde  un punto de vista más histórico o político, el libro empieza a ser más interesante alrededor del décimo capítulo en el que nos encontramos fragmentos elegantes, como el siguiente [n.a. No tengo la edición en español, traducción mía]:

Las deportaciones en masa de naciones enteras fueron un paso en la escalada del terror de Stalin, que hasta la Segunda Guerra Mundial se había utilizado contra los ‘enemigos del pueblo’ basándose en la clase o la filiación política. A partir de 1943, los ‘enemigos del pueblo’ se podían identificar también por origen étnico. Los primeros en ser deportados a Siberia y a Asia Central Asia fueron el millón de alemanes del Volga acusados de colaborar con los nazis. Los siguientes fueron los karachai,  un pueblo nómada que vivía en las estribaciones del Elbrus, la montaña más alta del Cáucaso. Después fueron los kalmikios, un pueblo budista que vivía cerca del mar Caspio,  a los que se expulsó hacia el este, y en febrero de 1944  les tocó el turno a los chechenos e ingusetios; fue la acción más comprehensiva desde la deportación de los alemanes del Volga . Una semana después de que empezara la operación de limpieza, Stalin recibió un telegrama de su fiel ejecutor: ‘478.479 personas, 91.250 ingusetios y 387.229 chechnos han sido deportados en los trenes. 180 trenes totalmente cargados, de los cuales 159 se han enviado a nuevas zonas. Hoy los trenes han salido con las fuerzas del gobierno y las autoridades religiosas de Chechenia-Ingushetia que utilizamos para llevar a cabo la operación. ‘Rusos, ávaros y osetios se han mudado a las casas vacías. Después de que los chechenos fueran deportados, Beria envió otro telegrama a Stalin en el que describía al pueblo balkar del Cáucaso como bandidos y los acusaba de atacar al Ejército Rojo. ‘Si está de acuerdo, antes de mi regreso a Moscú, puedo dar los pasos necesarios para dar a los balcarios un nuevo lugar en el que vivir. Solicito órdenes.’ Las recibió. Después, fue el turno de los tártaros de Crimea . Según la policía política soviética (NKVD), una cuarta parte de los deportados murió en camino o durante los primeros meses en el exilio.

Åsne Seierstad, The Angel of Grozny, p. 123

Después vienen otros personajes, conversacions y entrevistas. El soldado ruso que queda inválido tras pisar una mina,  la cantante chechena que vive en Moscú y que sufre un ataque racista, la familia de los agresores, el fanático checheno que mata a su hermana en uno de los llamados “crímenes de honor”. Una parte muy interesante es la entrevista que Seierstad mantiene con Kadyrov. A veces queremos saber cómo son los otros y es curioso cuánto podemos aprender poniendo atención a cómo nos ven:

‘¿Qué hay tan bueno en Europa?’ pregunta de pronto. ‘Allí los hombres y las mujeres son iguales. ¿Qué hay de bueno en eso? La tasa de natalidad es baja, la gente no se casa. La sociedad echa a perder a los hombres jóvenes, no quieren ir al ejército – un desastre para el país, una lástima. El país se derrumbará por completo; nace un niño y no sabe quién es su padre, quiénes son sus familiares, de qué tipo de gente desciende. Así es como veo Europa. No hay patriotismo. Aquí nuestras tradiciones, nuestras costumbres son importantes para nosotros. Los wahabistas intentaron hacernos encajar en su molde, los árabes lo intentaron, los ávaros, los turcos, pero siempre dijimos: Queremos seguir siendo chechenos.  Aquí lo tenemos todo – justicia, orden, Islam. ¿Para qué aceptar cosas de fuera? La educación patriótica es lo más importante de todo. De todos modos, ¿qué es la democracia si conduce a la maldición?

Åsne Seierstad, The Angel of Grozny, pp. 218-219

En general tengo que decir que el libro me ha gustado. Me pregunto cuál es la causa de que  De espaldas al mundo me gustase más. Puede que sea porque los personajes serbios me parecían más cercanos. Chechenia es un lugar distante, al que creo que nunca iré. Seguramente es mucho más difícil conectar con su realidad. De cualquier forma,  me gusta este tipo de descripción densa. Para mí es una forma de completar los números de las estadísticas oficiales mediante la  narrativa de los indivíduos, para ofrecer un mayor conocimiento de mejor calidad. El librero de Kabul me está esperando en alguna parte.

 

Anuncios

2 respuestas a El ángel de Grozni

  1. MIKEL ETXEGIBEL dice:

    Muy interesante tu analisis. Te recomiendo la lectura de EL JURAMENTO (THE OATH) de Kassan Baiev, http://www.theoathbook.com/home.php, las experiencias de un cirujano checheno en medio de la guerras, te resultara mucho mas cercano que los otros personajes de El Angel de Grozny,no es un fanatico ni un analfabeto mas bien un hombre generoso que trata de sobreponerse al odio reinante en aquel pais. Al final del libro los rusos intentan que medie en el secuestro del teatro ruso y le pasan al telefono con uno de los secuestradores, una mujer que ha perdido a toda su familia en manos de los rusos, ella sabe que la van a matar pero no tiene nada mas que perder, espera que el secuestro sirva para recordar al mundo que en su pais se siguen vulnerando los derechos humanos.
    En este libro se ve la evolucion del integrismo islamico en Chechenia, antes, aun siendo un pueblo tradicional y religioso, no eran fanaticos y las mujeres tenian mas derechos, la intensificacion del conflicto atrae a los wahabistas y radicaliza a los chechenos igual que ha pasado en Irak y que tan bien describe en Baghdad Burning una muchacha anonima iraqui a traves de un blog, la narracion del dia a dia en la vida de una joven universitaria iraqui y su familia desde la ocupacion americana hasta su exilio a Siria . La intervencion rusa en chechenia es demoledora, el imperio tambaleante tiene que buscar un enemigo a quien culpar de sus desdichas, pobres chechenos, llevan pagandolo unos cuantos años ¿ Quien sera el siguiente? Para acabar una pequeña joya de la difunta Anna Politkovskaya (ajusticiada por los servicios secretos rusos) Chechenia La deshonra Rusa Editorial RBA Libros . Mas claro agua

    • alfanje dice:

      Muchas gracias por las recomendaciones. Pueden ser mis siguientes lecturas chechenas y estoy seguro de que interesarán a todo el que llegue hasta esta entrada. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s