Patria chica

Una observación de Gerald Brenan en el prólogo de “El laberinto español” sobre la cual he pensado algunas veces:

Lo primero que hay que observar es la fuerza del sentimiento regional y municipal. España es el país de la «patria chica» Cada pueblo, cada ciudad, es el centro de una intensa vida social y política. Como en los tiempos clásicos, un hombre se caracteriza en primer lugar por su vinculación a su ciudad natal o, dentro de ella, a su familia o grupo social, y sólo en segundo lugar a su patria y al Estado. En lo que puede llamarse su situación normal, España es un conjunto de pequeñas repúblicas, hostiles o indiferentes entre sí, agrupadas en una federación de escasa cohesión. En algunos grandes periodos (el Califato, la Reconquista, el Siglo de Oro) esos pequeños centros se han sentido animados por un sentimiento o una idea comunes y han actuado al unísono; mas cuando declinaba el ímpetu originado por esa idea, se dividían y volvían a su existencia separada y egoísta. Esto es lo que ha dado su carácter espectacular a la historia de España. En lugar de unas fuerzas que se van formando lentamente, como es el caso de otras naciones europeas, se han sucedido alternativamente los minúsculos conflictos de una vida tribal y unas grandes explosiones de energía que, económicamente hablando, surgen de la nada.

A otros comentaristas ha llamado  la atención el hecho de que la mayor parte de los españoles son de un pueblo, o por lo menos pueden identificar un núcleo de población rural como el lugar del que provienen. A nosotros, en cambio, cuando nos encontramos con un estadounidense nos sorprende que dé como su lugar de pertenencia el de su última residencia: son de donde viven.

Este sentido de pertenencia rural debe de haberse debilitado algo desde que Brenan escribió el libro. En los últimos años deben de haber nacido en España nietos de abuelos urbanos. De todas formas, sigue muy vivo y sin duda afecta al mapa municipal español que es un absoluto sinsentido desde una perspectiva de racionalidad económica. Nuestros queridos reinos de taifas.

Anuncios

2 Responses to Patria chica

  1. […] – Gerald Brenan en “El laberinto español” […]

  2. […] Voy a poner un ejemplo de la patria chica: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s