Gellner, ida y vuelta

Europa entre las dos guerras mundiales

Me gusta este mapa que encontré en La Reppublica, porque aunque contiene varios errores, ilustra bien la famosa teoría de los husos horarios de Gellner. En realidad es una descripción con poco valor científico pero quizá por pura coincidencia histórica resulta bastante visual.

El mapa de Europa oriental a finales del siglo XIX mostraba apenas tres colores, el de los imperios alemán, austrohúngaro y ruso, en cambio en 1918 tras la Gran Guerra, aparecen con sus colores distintivos toda una serie de países al este de Italia y Alemania.

No teng0  a mano el Nations and nationalisms, pero  he encontrado una tabla que ilustra los husos horarios para quienes no los conozcan.

Area Características Proyecto nacionalista
Zona 1
  • Costa atlántica
  • España, Francia, Inglaterra, Portugal
  • Excepción: Irlanda
  • Estados dinásticos fuertes
  • Estandardización lingüística temprana
  • Monarquía central fuerte
  • Sin necesidad de retrazar fronteras según la etnografía
  • Unificatorio
  • Sin necesidad de nacionalismo separatista
Zona 2
  • Territorios del Sacro Imperio Romano Germánicos
  • Alemania, Italia
  • Fragmentación politica
  • Alta cultura codificada preexistente
  • state-building unificador
  • Consolidación politica
Zona 3
  • Europa central y oriental
  • Irlanda
  • Varias culturas populares (folk cultures)
  • No hay poder político que proteja esas culturas
  • Fortalecimiento de la consciencia política de esas culturas populares
Zona 4
  • Antiguo Imperio Zarista
  • Similar a la Zona 3 hasta 1917
  • El comunismo seglar causó un bloqueo cultural y político
  • Varias formas tras la caída del comunismo

Si van a la página en la que se encuentra el original en inglés, podrán ver que para Gellner los nacionalismos que existen hoy en España, Francia o el Reino Unido (o neonacionalismos) son “contingentes e instrumentales”, “explotación de recursos imprevistos y movilización de la iconografía cultural”.

A mí me gustan mucho algunas imágenes de Gellner, como la de los charcos y el tránsito entre la sociedad agraria y la industrial o la de los hombres azules del judaísmo. Al principio algunas cosas me resultaban extrañas, porque no tienen nada que ver con el nacionalismo español ni con los nacionalismos periféricos de España, pero si uno conoce la historia de Centroeuropa y en especial la de Alemania y la de Bohemia y Moravia, todas las piezas encajan. El modelo es muy bueno en términos descriptivos y explica muy bien la historia de la evolución casi paralela de estados y naciones, pero uno de los problemas que tiene es que no es nada predictivo y no ayuda a explicar por qué individuos que ya disponen de una nación intentan montar otra.

Para esto el modelo de fases de Hroch puede ser más útil, aunque me parece que tiene el problema de no separar nacionalización y estatalización. Si Escocia, Bretaña, Cataluña o el País Vasco accedieran a la independencia política, serían más excepciones en la zona 1 adoptando el modelo de la zona 3, tal como Irlanda, pero sería importante ver si estos países van a nacionalizar siguiendo el modelo de Europa oriental tras la segunda guerra mundial o el de los países bálticos en la actualidad o si van a seguir el modelo irlandés, de nacionalización relativamente baja.

Anuncios

One Response to Gellner, ida y vuelta

  1. […] y el Dalai Lama. También colgué curiosidades multicolores de Dublín. Otras no tanto. Puse un cuadro interesante sobre nacionalismos europeos y una anécdota protonacional que me trajo la jefa de la costa oeste. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s