Tener preferencias es tener debilidades

Es una frase sacada de una entrevista de Chessbase a Magnus Carlsen. Quizá me hubiera pasado desapercibida, de no ser por un tuit de Tyler Cowen:

Me parece una idea muy interesante y me sorprende no haber reflexionado nunca al respecto, porque la acepción de debilidad y de weakness como preferencia es relativamente usual: el chocolate es mi debilidad.

Lo que Carlsen quiere decir es que en ajedrez hay que jugar de acuerdo con lo que exige la posición. Esto implica tener una vocación de todoterreno. No se debe evitar la complejidad por pereza, ni buscar las complicaciones en posiciones que requieren un enfoque tranquilo.

Yo siempre había pensado lo contrario y creo que las dos ideas pueden ser ciertas. Sin duda, hoy por hoy, para ser el mejor del mundo seguir el camino que apunta Carlsen parece inevitable. En cambio, si uno está en la gran masa de jugadores es sensato buscar el terreno conocido y no el objetivamente mejor, porque no todos somos funambulistas que puedan caminar alegremente por la cuerda floja. S uno se conforma con ser bueno y no necesariamente el mejor, nosce te ipsum.

Quizá lo que me ha deslumbrado de la frase es su aplicación más allá del ajedrez, a muchas circunstancias del mundo real. He visto gente sufrir, sea porque no pueden hacer nada por las mañanas antes de tomar café o porque se tienen que quedarse sin comer porque nada de lo que se ofrece les agrada o que son incapaces de dormir en el duro suelo, o de trabajar después de haber dormido sólo un par de horas.

Creo que como gran parte de la generación anterior fuí víctima y beneficiario de una educación que entonces parecía normal y corriente pero que hoy tenderíamos a considerar espartana. En realidad era de lujo y fantasía comparada con la de la generación que nos precedió. Hoy me parece que es uno de los mejores activos de los que podemos disponer para afrontar la vida.

Anuncios

2 Responses to Tener preferencias es tener debilidades

  1. Ricardo Fruto Rodríguez dice:

    “Tener preferencias es tener debilidades” Frase relativamente cierta y relativamente falsa. En el ajedrez, como en la vida, debes tener un carácter y una personalidad definida, para tomar decisiones que marcarán el desarrollo de la partida. Hay una frase que marca el éxito de los triunfadores: “no esperes que las cosas sucedan, haz que sucedan”.

    • Ingrid dice:

      Yo considero que no tengo preferencias y creía que era malo, me parecía incómodo conocer a una persona y no tener algo en común de conicimiento a profundidad, es decir, un favorito y creo que ser neutros debería ser (o ya es) un tipo de personalidad, pues si bien sabemos es lo que nos caracteriza de manera positiva en muchos casos; no me quiero obligar a tener un gusto músical, alimenticio, etc., específico porque lo he intentado y no funciona, no seré hipócrita si todo me da igual.
      Además siendo así, es decir, sin gustos radicales podemos tomar cualquier decisión y obviamente (por el hecho de ser racionales) elegiremos la más conveniente, ya sea por lo que aprenderémos al andar por ese camino y/o el dinero que esté de por medio, si de negocios hablamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s