Ocho que ochenta

Génova 1955

Hoy cumple ochenta años el autor de la reina de mis días. Nació hace ocho décadas en un mundo que ya no existe, que es algo que se puede decir de todos pero que en su caso adquiere una connotación especial.

El otro día contaba un viaje que hizo por Europa en un escarabajo en el año cincuenta y cinco, con un amigo suyo que tiene ahora noventa y dos tacos y que anda tan campante. Nos dio unas fotos viejas para escanear. Hay varias de Westspanien y de Südspanien que quizá publique algún día. También las hay de Suiza, de la costa azul y de Italia. Ésta de Génova que adorna la entrada es la que más me ha gustado.

Contó  que en España unos “soldados de Franco” les preguntaron si habían estado en la guerra. Él era demasiado joven, pero su amigo sí que había tomado parte en la segunda guerra mundial. Le dejaron el fusil para ver sí podía hacer no sé qué movimiento o malabarismo, prueba que superó con éxito. Luego comentó que le había sorprendido mucho porque en la Wehrmacht le dijeron que nunca prestara su arma a nadie, y menos a un extranjero. El clásico choque entre las dos formas de entender esta parte del mundo.

Que sean muchos más, Otón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s