Pegatina en contra de pagar por el agua

Dublín (03-03-2012)

Hace un par de semanas escribí largo y tendido sobre los impuestos a los que estamos sujetos los residentes en la República de Irlanda. No fue un texto escrito con mucha precisión, pero creo que da una buena idea de la presión fiscal que existe sobre los ciudadanos de a pie. Comparado con España, se pagan más impuestos en algunas áreas y menos en otras. En general, el modelo describe una sociedad que es más individualista que la española.

Apunté que se lleva un cierto tiempo intentando implantar el lógico impuesto sobre el agua que se consume. Durante los dos inviernos anteriores al de 2011-12 hubo problemas de suministro en Dublín. La gente se queda perpleja de que haya problemas de suministro de agua, con todo lo que llueve. Pero el agua potable no depende meramente de la pluviosidad, sino de que existan buenas  infraestructuras como embalses, depuradoras, canalizaciones y de que personas como ingenieros, operarios de mantenimiento y gestores tomen las medidas adecuadas. El estado del suministro de agua no es envidiable y en parte hay que culpar a los propios consumidores. Cuando hiela hay gente que deja el grifo corriendo continuamente para que no se le congele el agua en las tuberías. En gran medida lo hacen porque no pagan nada y esto hay que corregirlo.

No sé en qué punto está el plan, pero hoy he visto la primera pegatina que llamaba a boicotear el cobro del consumo. Luego he visto que en Madrid querían privatizar parte del servicio de aguas. En general estoy bastante en contra de que intervenga el sector privado en algo que viene a ser uno de los mejores ejemplos de monopolio natural (imposibilidad de auténtica competencia ya que no se puede duplicar la red de embalses y canalizaciones). También como neoliberal soy un fracaso.

La otra movida de estos días tiene que ver con las basuras. La recogida se privatizó debido a la incapacidad del ayuntamiento de Dublín de cobrar a la gente por el servicio. Se han puesto a ello varias empresas privadas, que han dicho que al que no pague no le van a recoger la basura, y luego varios políticos han terciado diciendo que bueno, que no se pongan así, que hay mucha crisis y que sean comprensivos.

En mi provincia de origen, los independentistas vascos están intentado llevar a cabo una política de basuras de corte norcoreano, basada en el reciclaje de absolutamente todo, la recogida selectiva programada en función de tipo de residuo y día de la semana y la no incineración. Un modo como otro cualquiera de regresar al paleolítico pre-español.

Ambos conceptos fracasan notablemente debido a que en mi humilde opinión no alcanzan a entender la doble naturaleza de la recogida de basuras. Por un lado se trata de un bien privado y justo es que tenga que pagar aquel que quiera que se le recoja su basura. Por otro lado, es un bien público, ya que a nadie le interesa que la basura de los que no quieren pagar acabe en la vía pública.

El caso es que he leído que durante muchos años algunos políticos animaban a los ciudadanos a no pagar la tasa de basuras. En general, el concepto que tengo de la recaudación de impuestos es muy bajo. Mi solución es relativamente sencilla en teoría. Vincular una serie de impuestos a la propiedad de la vivienda, impedir que se puedan hacer transacciones si las cuentas no estan al día e iniciar las acciones para un posible embargo tras varios años consecutivos de impagos a no ser que se salde la deuda. Me parece que esto no acaba de casar con la concepción irlandesa de la propiedad de tierras e inmuebles, que al parecer es un derecho más intocable que en otros lugares, en los que estaría más sujeto a la utilidad social. Para mí la prueba de esto son la cantidad de solares vacíos y de casas en ruina que hay en Dublín, debido precisamente a que sus propietarios no están obligados a pagar nada. Pónganles impuestos y ya verían como se regeneraban esas zonas.

Anuncios

2 Responses to Pegatina en contra de pagar por el agua

  1. […] el país se confunde con el Estado y este a su vez con la nación. En Irlanda seguíamos con los nuevos impuestos y por otro lado hice profesión de fe mercenaria. Tuve nobles intenciones que caducaron y vertí al […]

  2. […] una guerra. En el mundo anglosajón es mucho más sencillo movilizar políticamente a la población contra los impuestos que contra injusticias mayores, de la suciedad o de la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s