Cada cerdo tiene su historia

Una crisis, diferentes efectos

Una cosa buena de mi oficina es que nos traen The Economist todas las semanas. Y no es mal material para hojear a la hora de la comida. El otro día me encontré con unos gráficos que reflejaban las peculiaridades de la complicada situación que atraviesan los países PIGS. La noticia también puede encontrarse en la red.

En los últimos meses, más que nada desde que decidimos comprar el apartamento, había pasado bastante tiempo comparando el mercado inmobiliario irlandés con el español. Mi teoría venía siendo que, al tratarse de burbujas bastante similares, en España se tiene que acabar produciendo un ajuste similar al irlandés y si no lo ha hecho ya es debido a la cantidad de dinero negro existente en el sistema, la opacidad de las cuentas de bancos y cajas de ahorro, la lentitud del sistema judicial y la solidaridad interfamiliar. Que en Portugal y Grecia el descenso haya sido parecido que en España no me anima demasiado a cambiar de ideas, ya que hasta donde sé allí no ha habido ladrillazo significativo, siendo el principal problema griego el modelo de estado clientelar.

Luego está el desempleo, que ha pasado aquí en Irlanda de un 4,5% a casi un 15%, lo que implica triplicarse. En España ha pasado del 10% al 25%, que aunque es muchísimo el aumento porcentual es menor. Esto tiene también un efecto en el mercado inmobiliario, pero primero sobre el pasivo del Estado y la deuda pública. Una diferencia puede ser que en España a la gente terminan acabándosele las prestaciones y subsidios, mientras que en Irlanda hay gente colgada del sistema de bienestar social desde siempre y para siempre.

España ha conseguido mantener la deuda pública en niveles aceptables, siendo el principal problema a día de hoy la deuda de las familias. Una cosa que me asustó del debate preelectoral de 2011 es que Rajoy parecía estar confundido respecto de este punto. En fin, tampoco es que sea especialmente grave que no sepa cómo son las cosas si al final tendrá que hacer lo que le digan. En un país soberano sería preocupante, pero deudor y soberano no se puede ser.

Y nada, que me parecían tres buenos gráficos para mostrar las diferencias entre los cerditos.

Una respuesta a Cada cerdo tiene su historia

  1. […] de vacaciones por la visita de las sobrinas, Iveagh Gardens, Teatro Lír. Más falsos amigos, evoluciones distintas de los cerditos, algo de lo que no se dio cuenta nadie  y segunda visita al ya mítico restaurante […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s