Meter un coche en el ascensor

Algún día recordaremos con asombro cómo en nuestra infancia los jubilados viajaban gratis en los trenes y como a un funcionario lo retiraban de su puesto para que aprendiera la lengua regional, y ponían a otro, y seguían pagando a los dos y tantas otras.

Y yo acabo de recordar un evento que se repitió en dos ocasiones, entre 2006 y 2007, con diferentes protagonistas. Por aquel tiempo me encargaba entre otras cosas de la gestión de cobros de una cartera de préstamos para reformas de ascensores. Se tretaba de contratos con comunidades de vecinos. Como por la clase de cliente el tipo de interés era bastante bueno (alrededor del 4%), sucedió dos veces que un presidente de comunidad preguntó si podía meter la financiación de su coche en el préstamo.

Esas cosas pasaban.

Anuncios

One Response to Meter un coche en el ascensor

  1. […] una foto de un escorpión y un dragón. También lo de financiar a comunidades de copropietarios en los tiempos de vacas gordas. Descubrí que los planetas del sistema solar fueron en algún momento once y me ocupé de las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s