Atardecer en Dublín

Sunset

Esta es una imagen de los momentos previos a la puesta de sol en Dublín, el 5 de octubre pasado. La colgué en Facebook y a mis friends les gustó mucho. Quizá estaría un poco mejor sin las farolas estrafalarias del paseo del río.

El puente que se ve en primer término, con forma de arpa, es el puente Samuel Beckett, diseñado por el arquitecto español Calatrava, que siempre hace puentes más o menos parecidos, creo yo. La fotografía está tomada desde la orilla norte del Liffey y justo al otro lado del puente, en la orilla meridional, hay una empresa que se llama Spanish Point, vaya usté a saber por qué. Al fondo de la imagen hay un complejo de edificios que conforma algo similar a una pirámide y es la sede del Ulster Bank, uno de los bancos más importantes de Irlanda (en realidad, creo que sólo hay seis bancos importates en Irlanda, pero este es uno de ellos).

El color de aquel atardecer fue francamente notable.

Anuncios

12 respuestas a Atardecer en Dublín

  1. Manuel Vega dice:

    ¡Magnífica foto!

    • alfanje dice:

      Gracias. Tengo un vídeo y todo, para que se vea que no está retocada con fotochop y que la tarde de verdad estaba así. En un rato de estos lo cuelgo.

  2. Carlos Yoder dice:

    ¿De verdad verdadera que no sabés nada de la ancestral conexión hiberno-hispánica? Porque si hay algo que sorprende en Irlanda, es la presencia española aquí y allá.

    • alfanje dice:

      La ancestral es casi prehispánica y preirlandesa, aunque yo creo que casi todo lo que se dice de la conexión celta está exagerado. Luego hay algo del comercio del vino con la costa oeste. Mucha gente dice que los de la zona de Galway tienen rasgos más parecidos a los de los europeos meridionales, que si por los supervivientes e la Armada Invencible, que si tal… a mi modo de ver, más exageraciones. También me encuentro muy a menudo con irlandeses que me dicen que como pueblo se parecen mucho a los españoles (franceses, rusos, chinos, lo que sea) pero no a los ingleses. Mi opinión es la contraria, pero en fin….

      • Carlos Yoder dice:

        Teniendo en cuenta entonces la hispanofilia irlandesa, ¿vos dirías que ser español te ayudó, de alguna manera, en Irlanda?

      • alfanje dice:

        Ser inmigrante es un poco como ser mujer. En principio y en conjunto desfavorable, pero a veces ayuda. Lo que me queda del marxismo es mirar el mundo más por clases sociales que por naciones: llegamos como mano de obra barata y poco a poco fuimos ascendiendo en la escala social hasta que nos encontræmos con el glass ceiling. Al principio desconocer el idioma te sitúa en el bando de los tontos (en inglés dumb es mudo y estúpido ¿no?), pero sí, aquí hay mucha gente a la que le gusta España. La asocian con buen tiempo, fiesta y vacaciones. Al menos es un país conocido, que hasta hace nada formaba parte del primer mundo y no arrastra demasiados estereotipos negativos. No nos podemos quejar. Su experiencia, que tengo leída, me parece más interesante que la mía.

      • Carlos Yoder dice:

        “Ser inmigrante es un poco como ser mujer”. Magistral!

        Aquí los inmigrantes hispanohablantes gozamos de una discriminación positiva tan evidente, que hasta da un poco de pudor… o vergüenza, ya que los inmigrantes de otros países más cercanos (I’m looking at you, former YU) no la pasan tan bien como nosotros.

        Y si encima hacés un mínimo (de verdad mínimo) esfuerzo en aprender el idioma, te adoptan como un osito Teddy.

        Nuevamente, impresionante tu frase que cito al comienzo de este comentario.

      • alfanje dice:

        Hoy que nadie entiende a nadie, una frase que pueda entender la mitad de la población tiene que ser buena 🙂

        (Su humilde nacimiento fue un intento de descripción de mi circunstancia ante mis compañeras de trabajo; idea que desarrollé pero aún no escribí: me lo anoto.)

  3. […] Volvimos la mirada a El Cairo del pasado cristiano y el Estambul del futuro olímpico. Hay una fotografía de una puesta de sol dublinesa que agradó a lectores y amigos feisbuqueros. Retomé la serie “Dublín desaparecido“. […]

  4. […] sol de 2006. Las puestas de sol son un fenómeno cotidiano que siempre apetece retratar. He visto muchas en Dublín, aunque quizá no sea el mejor lugar del mundo para contemplarlas. Sería mejor ver el sol […]

  5. […] Estamos pasando unos de los días más calurosos del año (por lo menos de este año invernal) con mínimas de 12ºC y máximas de 19ºC, pero traigo unas fotografías de agosto del año pasado en las que por la razón que fuera la niebla bajó por la tarde hasta el río, cosa harto infrecuente (a pesar de la latitud Dublín no se parece a Londres en este aspecto). Ya he puesto varias entradas sobre la nieve en la ciudad, pero hasta hoy ninguna sobre la niebla. Las fotografías están tomadas hacia ambos lados desde el puente Samuel Beckett, del que también hemos hablado en alguna otra ocasión. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s