Recuerdos míos y memorias del general Escobar

Cartel de la película (1984)

Hace unas semanas, cuando anduve por España, me agencié unas cuantas pelis viejas de las de a doce euros la docena. Una de ellas fue la de las Memorias del general Escobar, que creo que fue importante y hasta cierto punto polémica en el año de su estreno, mientras España iba conjurando lenta y selectivamente sus fantasmas de la guerra civil y del franquismo.

No es una película bonita. No se la recomiendo a nadie que no esté interesado en la historia de España y concretamente de la guerra civil. Una película de guerra sin escenas de guerra y que hasta cierto punto parece más hecha para televisión que para la gran pantalla. Seguramente necesaria en su momento. En realidad, lo más interesante es el recorrido humano de un hombre que sigue fiel  a su juramento de lealtad, aun cuando eso le conduce a quedar en el mismo barco que otros que se encuentran en sus antípodas ideológicos. No sé si esta lucha interior se refleja muy bien, pero en cualquier caso es inevitable identificarse con el personaje.

A mí me ha servido para repasar alguna parte de la cronología de la guerra en Barcelona, por ejemplo el papel de Goded que yo creía más fugaz, los sucesos de mayo de 1937, pero ya digo que para quienes no tengan interes en estos asuntos históricos, la película puede resultar bastante sosa.

Curiosamente, hoy hay elecciones autoómicas en Cataluña y en el año ochenta y cuatro, el de la aparición de la película, fuimos a visitar a la familia de por allí en semana santa, que coincidió con las elecciones regionales de aquel año. Visto con la perspectiva que da el tiempo podría de cirse que la victoria de CiU en las primeras elecciones catalanas, las de 1980, son un ejemplo de path dependence de manual. En aquel momento parecía que podría articularse otra mayoría social.

Conté una vez lo del viejo anarquista que había nacido con el siglo y que repartía propaganda para que la gente no votase. Luego con el tiempo, supe qué fue la CNT, y pude hacerme a la idea de las cosas que vio ese hombre en las calles de la Barcelona de 1909, 1931, 1936. También me he puesto a pensar cómo sería su franquismo, aquella época en la que lo catalanista y decente era hablar catalán en casa,  adular al Régimen y echarle la culpa de todo lo malo que ocurría en el país a los xarnegos.

También recuerdo a un hombre en el polvorín, cerca del lugar donde fusilaron a Companys y a Antonio Escobar,  contando cómo fue la guerra en Cataluña y Aragón y que el eslogan de campaña de CiU era fem i farem (hacemos y haremos). Lo más significativo y que se correspondió con el resultado, fue pasar el domingo electoral en el campo con unos primos de mi padre, charneguísimos ellos, que no fueron a votar, quizá o quizá no contribuyendo con ello a labrar estos casi treinta años que han seguido.

Y ahora dentro de unos minutos, a ver si a Artur Mas le sale el trile.

Anuncios

6 Responses to Recuerdos míos y memorias del general Escobar

  1. Manuel Vega dice:

    ¿Has leído la novela? Se llama ‘La guerra del General Escobar’, la escribió José Luis Olaizola y fue Premio Planeta en 1983. También he visto la película, pero claramente me quedo con la novela. Se la recomiendo a toda la gente que quiera tener una idea de lo que fue la Guerra Civil. Un militar católico sirviendo con toda la lealtad del mundo a la ‘horda roja’, como decían los vencedores. Padres e hijos, hermanos y hermanos enfrentados en bandos opuestos. El papel de la Guardia Civil en el fracaso de los golpistas. La desunión de las fuerzas republicanas, que tuvo su máximo exponente en los Sucesos de mayo de 1937. La ofensiva desesperada de la República en enero del 39 en Extremadura y Andalucía. El golpe de Casado, Besteiro, Miaja y otros líderes del bando republicano contra un Gobierno Negrín entregado casi totalmente al PCE. La victoria, que no tuvo nada de paz, de los sublevados. Y muchas más historias. Un libro muy recomendable.

  2. Manuel Vega dice:

    Yo creo que sí te va a gustar la novela, porque como todo libro cuenta muchas cosas interesantes que por cuestiones de metraje no pueden incluirse en una película. Al general Batet se le menciona de pasada en la novela. Por lo visto, era amigo personal de Escobar. Me suena que fue Batet quien pocos días antes de la sublevación llamó a su presencia a Mola para exigirle lealtad a la República. Creo que el encuentro tuvo lugar en el monasterio de Irache. Batet no pudo probar que Mola estaba implicado en el golpe, y luego ya sabes cómo acabó.

  3. […] dos recuerdos de 2007: cuando pasé por Slane y la boda de Tobin. Dinamarca 2002, Roma 2007. La guerra civil y el guerracivilismo nororiental de tinte balcanizador. Tengo pendiente una galería completa del […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s