De Dublín al Polo Norte

Panel de salidas

La pasada tarde iba yo tan pancho por la terminal 2 del aeropuerto dublinés. Me gusta mirar los paneles que anuncian los vuelos y pensar en lugares a los que escapar de la ruta del autobús 16 y del 41. Me gusta fijarme en si hay destinos nuevos y exóticos. Algunos días de la semana -no sé exactamente cuales- cuando paso por allí Emirates está embarcando para Abu Dabi. En cambio, lo habitual es que la mayor parte de los aviones vayan para Inglaterra y lugares monótonos de la Europa septentrional. Ayer me he llevé una sorpresa. Zoom:

Polo Norte

Mañana (por hoy) a las 7.30, vuelo LS 6286 al Polo Norte

Un vuelo al Polo Norte anunciado para las 7.30 en la otra terminal. Si no se puede ir al Polo Norte: ¡no hay tierra!, ahora es hielo, pronto será agua en verano y en poco tiempo para siempre. Hace dos meses estabamos embarcando junto a una puerta de un vuelo a las islas Feroe. No existe tal vuelo regular y después leí que la selección de fútbol tuvo que jugar un partido allí. ¿Pueden haber fletado un chárter para una expedición científica? ¿Hay algún aeropuerto que se llame North Pole aunque no esté en el propio Polo Norte? Después supe que sí, que hay uno en Alaska.

Papa Noël

Papa Noël en el aeropuerto

Luego al llegar a casa comprobé que una de las hipótesis que me barruntaba era la correcta. Paquetes de viaje de vacaciones para padres y niños a Laponia, al norte de Finlandia, a ver el tinglado que tienen montado con lo de Papa Noel en Rovaniemi. (Inciso: por la influencia francesa, supongo, nosotros conocimos al personaje como “Papa Noel”. Aquí en Irlanda le dicen Santa Claus o Santa, pero me sigue dando no sé qué decirle “santa” a un tío.)

Volviendo a lo del supuesto vuelo al Polo Norte, no creo que la autoridad aeroportuaria deba consentir eso, porque el vuelo es en realidad a Rovaniemi. Engañar a los niños con la existencia de seres de ficción ya me parece medio mal, pero llevarlo a esos extremos es el colmo.

A la gente de mi trabajo le sorprende que no siga casi ninguna tradición ni celebre la navidad.  En realidad no es del todo cierto, no soy nada fundamentalista: acepto regalos y me dejo invitar a comida y dulces. Me dicen que cuando tienes hijos mayores es diferente y entras en el juego. Yo creo que hay varias formas de entrar y que mis hijos estarían felices de saber que no hay Papa Noël ni Reyes Magos y que si no lo andan contando por ahí les voy a comprar el doble de cosas que las que reciban los otros niños. Más satisfechos con más regalos y más orgullosos de ser más listos que los otros nenes. Llegará el día y me faltará el dinero y la diligencia necesaria y las ganas de luchar contra la mujer y el mundo. No ser fundamentalista es lo que tiene.

Dice la mujer que soy un radical, pero empiezas aceptando que el Polo Norte está en Finlandia y acabas yendo al sitio que no es y encima tienes que esperar para ir al día en que te lo aconseje el horóscopo.

Anuncios

One Response to De Dublín al Polo Norte

  1. […] Por último diciembre, que es un mes que comienza con el viaje a Hamburgo. Ciudad a la que volví con interesantes planes de viajes que el gélido tiempo dejó en casi nada. Mucho mercado de navidad (confesión: no me gustan demasiado) y alguna excursión más interesante. También compré algunos libros (o tebeos) y a lo mejor, este viaje influyó para que en mi maratón de entradas incluyera varias de temática germana (1,2,3,4). Las entradas notables del mes fueron “Wikipedia y yo” donde narro un desencuentro y “Afinación“, donde no desafino demasiado y lo de la Isla Decepción, que no se lo había oído a nadie. Como me pasé casi todo el mes solo y trabajando salieron muchas cosas del trabajo (1,2,3,4). El departamento de méritos ajenos aportó “Alfred Guedon en España“. Entre tanto escrito hubo recuerdos a mis tiempos de estudiante de ciencias políticas (1,2,3,4) y como siempre a los viajes de aquellos años (Vietnam central, Dubróvnik, el Cabo), que es una etapa de la vida que me gusta más recordar que la de las novias del instituto. Me releo y me parece indudable que sigo viendo a España muy mal de lo suyo (1,2) y que ese pesimismo es uno de los temas centrales de este blog. El otro son las cosas que pasan por Dublín e Irlanda y comparaciones con el país de origen en general (1,2,3,4,5). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s