Gellner y los bereberes

Dialectos bereberes de Marruecos (Wikipedia)

El bereber se ve a sí mismo como miembro de esta o aquella tribu en un mundo concebido y permeado islámicamente y no como miembro de un grupo étnico definido lingüísticamente en un mundo en el que el Islam no es sino algo entre otras cosas.

Ernest Gellner and Charles Micaud (eds.), Arabs and Berbers: From Tribe to Nation in North Africa (1972),

recogido por Crawford Jones en The Colonial Construction of African Nations (1985):

La construcción de la identidad según la receta del estado colonial no tiene necesariamente que funcionar. En el Marruecos de entreguerras, el fracaso de los esfuerzos franceses por difundir una identidad colectiva bereber es un ejemplo útil. Se persuadió a varios círculos franceses para que protegieran la identidad berebere, basándose en la idea de que los diferentes y bastante numerosos grupos que hablaban las lenguas de esa familia no árabe, en un momento dado, podrían convertirse voluntariamente en candidatos para absorber la cultura francesa si como primer paso se cortaban sus vínculos con las instituciones árabes e islámicas. El apogeo de la “política bereber” fue el dahir (edicto) de 1930 que un Sultán poco convencido, se vio obligado a firmar y que apartaba a la población berebere de la jurisdicción islámica. En realidad, esta “política bereber” sirvió para estimular un nacionalismo marroquí centrado en lo árabe.

Anuncios

4 Responses to Gellner y los bereberes

  1. jviesa dice:

    Es curioso pero ahora que estoy estudiando los pueblos de Asia Central ocurre algo parecido. Hasta la colonización rusa las diferencias se producían entre pueblos sedentarios y nómadas. El sentido de nación se empieza a construir a principios del siglo XX, en el sentido de espacio territorial perfectamente definido. En esta zona el Islam era un elemento mas definitorio de la población que el territorio.

    • alfanje dice:

      Sí, es un proceso habitual. Los grupos se definen por parentesco, ocupación (p. ej. agricultura frente a trashumancia en partes de África) o por religión mucho antes que por nacionalidad, que es un proceso de aparición muchísimo más reciente. La definición del territorio forma parte del artificio, pero tiene que ver con state-building y relativamente poco con nation-building. Es importante no confundir estas dos nociones, para Gellner el problema del nacionalismo es básicamente la imposibilidad de su congruencia. Tanto en la colonización rusa del Asia Central como en latitudes más cercanas, la llegada del Otro constituye el nacimiento del Uno. La pluralidad de unos comienza a verse a sí misma a través de los ojos del recién llegado.

  2. […] Entre tanto escrito hubo recuerdos a mis tiempos de estudiante de ciencias políticas (1,2,3,4) y como siempre a los viajes de aquellos años (Vietnam central, Dubróvnik, el Cabo), que es […]

  3. […] con respecto a la mayoría de su país a principios del siglo XX podía ser análoga a la de los bereberes en Marruecos y en el fondo no tan distinta a la de los hurdanos cuando Luis Buñuel fue a rodar “Las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s