Un quijote más apócrifo que el de Avellaneda

No me toques los cojones amigo Sancho

No me toques los cojones, amigo Sancho

Una persona informada encuentra a lo largo del día más ocasiones para la indignación de las que puede acabar compartiendo siquiera en conversaciones, cuanto menos por escrito. La presencia aunque sea fugaz en lo de las redes sociales permite una inmersión en el río de la opinión pública, que al contrario del de Heráclito es siempre el mismo turbio río.

Una de la cosas que me revientan, pero que me revientan mucho: más que el hambre en el tercer mundo, la corrupción politica, la epidemia de suicidios y la violencia de género todas juntas, es que me mancillen mis mitos. Me he indignado con textos atribuidos a Borges por cuya naturaleza es indudable que quien trafica con ellos no ha leído o entendido jamás una palabra del puto ciego. O poemillas imputados a Neruda como si el gran putañero se hubiese dedicado a emborronar carpetas como una colegiala totalmente adolescente, pero de adolecer hasta el grado del retraso. No me ha importado arriesgar amistades en esta quijotesca defensa de una pureza incomprendida.

Hay algunas obras cuya altura es tal que quien las cita debería cuidarse de dar capítulo y versículo como es tradición en el libro sagrado. En cambio, tenemos a la mayor de nuestra literatura, que puede ser profanada impunemente no sin que brote indignación sino sin que ni siquiera le llame la atención a apenas nadie.

Hace unos meses discutí con una amiga a propósito de una moneda falsa. “Cambiar el mundo amigo Sancho que no es locura ni utopía sino justicia”. Yo le dije que será cierto o no, pero que del Quijote no es.

Obviamente, mi conocimiento de tan magna obra es superficial. No habrá muchos que la conozcan palabra por palabra pero, qué diablos, qué poco difícil es hacerse con el texto digital y jugar con un Ctrl+F para buscar las palabras clave y ver si de verdad aparecen. Antes de batirse en buena lid, adarga, lanza, rocín y galgo.

Hay varias cosas que le pueden dar a uno la pista. No hace falta ser un experto en historia del pensamiento político para saber que la justicia que algunos llaman “justicia social” entendida como una transformación del mundo es una idea posterior a la revolución francesa, mientras que los antiguos entendían como justicia el retorno a un orden, llamémosle “natural”, de las cosas.

Otra pista puede estar en que como en bien sabido el origen de la palabra utopía es Utopía, la obra de Tomás Moro. Es noventa años anterior al Quijote, pero el uso corriente de la palabra para referirse a un universo posible en lugar de a la ínsula de la obra no es corriente hasta mucho más tarde. Aunque Cervantes leyera latín, la primera traducción al español aparece en 1637, años después de la muerte del genial manco. Estaba bastante seguro de que la acepción de utopía como quimera es como muy pronto del siglo XIX y de hecho no he encontrado ningún ejemplo anterior.

Luego en mi averiguaciones llegó un momento de máxima lástima por  mi país en general y por sus regiones más atrasadas en particular cuando supe que el presidente de Andalucía había utilizado esta tontería en su discurso de investidura.

Mi amiga me dijo “y a mí que me cuentas, díselo a los que copian”, como si pagar con dinero falso quedara exculpado por la mácula original del impresor falaz. Eso me recordó lo de una amiga de mi hermana a la que le robaron el abrigo en una discoteca y que dijo que como una puta ladrona se lo había levantado ahora se iba a llevar otro, y lo hizo.

La falsificación más habitual de las aventuras del ingenioso hidalgo es el “ladran luego cabalgamos”, que proviene de un poema de Goethe. Con meterle un “amigo Sancho” parece salido de la cárcel de Orán. Hagan la prueba en cualquier buscador.

Hoy en el charco de la opinión pública me he vuelto a encontrar con el Quijote marxista, gentileza de la Revista Literaria La Noche de las Letras (mmmm…. las mayúculas del título al estilo anglosajón). Poner citas falsas de una gran obra de la literatura universal debe de ser, aproximadamente, de lo más bajo en lo que puede llegar a caer una revista que se dice literaria. Que lo de literaria no lo sé, pero literal no lo parece mucho.

 

Anuncios

7 Responses to Un quijote más apócrifo que el de Avellaneda

  1. Otzeta dice:

    “Hay dos cosas infinitas: el Universo y las citas falsas en Facebook. Y del Universo no estoy seguro”

    Albert Einstein

  2. ¿Entonces esta cita de dónde sale, es inventada?

  3. Nina dice:

    Interesante artículo. Sólo comentarte que hay un pequeño error en el primer párrafo de tu redacción. Sería “cuando menos”, (por lo menos o como mínimo) y no “cuanto menos”.
    Pero he disfrutado leyéndote!
    Saludos.

    • alfanje dice:

      ¿Seguro? Es que no quiero decir “por lo menos” ni “como mínimo” (el DRAE es lacónico y dice que “cuando menos”=”al menos”). Lo que quiero decir es “y menos aún”.

      “Cuanto menos” no aparece en el DRAE, pero tiene que funcionar igual que “cuanto más”:

      cuanto más
      1. loc. adv. U. para contraponer a lo que ya se ha dicho lo que se va a decir, denotando en este segundo miembro de la frase idea de encarecimiento o ponderación. U. t. c. loc. conjunt. Se rompen las amistades antiguas, cuanto más las recientes. Yo te sacaré de las manos de los caldeos, cuanto más de las de la Hermandad.

      Sustituyendo mentalmente el “cuanto” por “cuando” veo que la frase sigue teniendo sentido, pero implicaría que hay un subtipo de conversaciones que son las escritas. No me parecería incorrecto, pero lo que yo quería contraponer las conversaciones (orales) y los textos (escritos) para decir que no tengo tiempo para la indignación en ninguna de las modalidades pero menos aún en la segunda.

      Agradezco la intención cuando menos.

  4. Chapó! Un gran articulo, muy útil, hacía falta más gente así, que desmienta esas citas de “postureo” que tanto rondan por las redes sociales. Muchísimas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s