De Danang a Hoi An

La única cosa que nos salió mal en el viaje por Vietnam fue nuestro intento frustrado de ver las ruinas de la civilización Champa en Mỹ Sơn. Diciembre es un mes excelente para recorrer el país, excepto acaso su región central, en la que es temporada de lluvias. Lluvias que son muy torrenciales a veces. Ya por la mañana en la playa próxima al hotel de Da Nang, el día amanecía con mal aspecto. El oleaje se deshacía con violencia en la arena de un lugar en el que nunca me habría atrevido a bañarme y la niebla no dejaba ver la península de Sơn Trà.

El chófer de la excursión vino a buscarnos tras el desayuno oriental y curioso en el hotel de corte norcoreano (no quiero decir que tuviera nada malo, sino que el personal parecía militarizado y había pocas concesiones a la estética de los detalles). De ahí salimos para las montañas del marmol de las que ya hemos hablado (1,2,3,4), y luego para My Son. Cada vez llovía más y cuando estábamos ya bastante cerca del lugar, el conductor, que no hablaba idiomas occidentales, llamó por el teléfono celular a la recepción del hotel para que nos dijeran que no se podía llegar a causa de las lluvias.

Mapa Danang - montañas Mármol- My Son - Hoi An

Mapa: (A) Danang – (B) Montañas del Mármol- (C) My Son – (D) Hoi An

Durante estos años he estado equivocado con respecto a la ubicación de My Son, que en mi mapa mental lineal quedaba a mitad de camino entre las montañas del mármol y la ciudad de Hoi An. En cambio, se encuentra algo al sur de esta, lo que me hace pensar que quizá no estábamos tan cerca como yo creía. Quizá tuvimos que volvernos en algún punto de la carretera 610, o quizá en una de esas carreteras que ni salen en los mapas.

Fin de trayecto

Fin de trayecto

El caso es que quizá por la rabia de estar tan cerca y no haberlo podido visto, luego me he puesto varias veces a buscar fotos del lugar y a leer al respecto. Seguro que mucho más que si hubiéramos logrado verlo. Los monumentos no es que se encuentren en el mejor de los estados posibles. De hecho los yanquis lo bombardearon durante la guerra y se cargaron varios. La historia de la cultura Champa, su origen en el subcontinente indio y su desaparición es bastante interesante y está detrás de la razón por la que esta zona de Asia se conoció durante mucho tiempo como Indochina. Tiempos en los que, por ejemplo, los mapas nombran Indrapura  en el lugar donde hoy se levanta Danang. Al parecer la cultura vietnamita se expandió desde el norte hacia el sur, llevándose por medio la cultura champa en lo que hoy es el centro del país y dejando en las últimas a la jemer en el sur. En cualquier caso, My Son y el museo Cham de Danang se convierten en visita obligada si volvemos algún día.

Por lo demás,el resto del trayecto hacia la muy hermosa y turística Hoi An, consistió en observar una sucesión interminable de campos anegados, el cielo gris, lugareños en bicicleta o esperando a que dejase de llover y alguna que otra curiosidad vietnamita. Al llegar a Hội An, cerca del mediodía, ya no llovía; pero eso no era sino el preludio del chaparrón y las inundaciones que veríamos por la tarde.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una respuesta a De Danang a Hoi An

  1. […] de las montañas del mármol, el fallido intento a las ruinas champa en My Son y nuestro intersante tránsito por varias carreteras de todo rango, finalmente llegamos a Hội An, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s