Adiós Google Reader

Cuando acabe junio acabará una parte de mi existencia en Internet. Desde marzo de 2008 para mí estar en Internet ha sido, sobre todo, estar en Google Reader. Muchos días he leído (pasado por encima de) más de mil feeds, y seguramente en los últimos años haya enviado bastantes más enlaces desde GReader que copiando y pegando direcciones. Hace una semana instalé Feedly en todos los trastos y ya no he vuelto a la página. He tenido unos cuantos problemas de sincronización que me parece que ya están resueltos. Parte de la solución ha sido el “marcar todos como leídos” que debería haber practicado con mejor tino en mas de alguna ocasión.

Para mí habria sido la red social ideal, aunque Google le dio una primera cuchillada cuando le quitó esa parte “social” de poder compartir feeds con tus seguidores. Creo que el problema para la expansión de GReader es que era algo demasiado complicado para la mayor parte de la gente, que prefiere compartir fotos de cualquier cosa y jugar a eso de la granja y lo de candy crush que todavía no he averiguado lo que es. Pero sí, un lugar donde compartir noticias y comentarlas con tus amiguetes sin llegar a ser invasivo como un correo en la bandeja de entrada es el equivalente virtual al garito poco pretencioso donde echar unas cervezas y decir chorradas, en el que ni se baila ni hay cócteles y además es imposible ligar.

Uno de mis errores ha sido la avaricia de seguir demasiadas cosas, o de querer seguirlas, y he caído con Google Reader en la trampa en la que muchos caen con el correo del trabajo. Al final, el trabajo de uno no es leer correos ni su objetivo en la vida manejar tanta información que no sea capaz de procesarla. De momento estoy solventando esta sobrecarga informativa marcando como leído a discrección, pero dentro de poco voy a hacer una limpia de feeds para centrarme en mis cosas, que descontando el empleo están ahora fuera del teclado. Y cuando vuelva a tener algo más de tiempo para la tecla, voy a intentar ponerme un par de objetivos medianos y dejar de lado todas las aficiones e intereses en las esté muy al principio o demasiado arriba en la curva de aprendizaje.

Sic tibi terra levis.

Anuncios

One Response to Adiós Google Reader

  1. […] mi vida virtual ha tenido su modo predilecto de procrastinación. Últimamente he dejado atrás los lectores de RSS y las redes sociales y en cuanto tengo algo de tiempo que perder me pongo a buscar libros antiguos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s