Machynlleth

Lo que recorrimos

Machynlleth, el punto más al sur

Durante el desayuno le comentamos al hombre de Shropshire que teníamos la intención de salir hacia el sur, para llegar quizá hasta Aberystwyth. Nos dijo que era una ciudad universitaria en la que solía ser difícil encontrar alojamiento y que hay que hacer bastantes millas para llegar. En realidad no es que sean tantas, pero si le sumamos las que teníamos pensado hacer por allí sí que el día se hacía corto. De hecho Aberystwyth ya se considera Gales central y lo dejamos para otra ocasión.

Salimos para la playa de Bennar, donde apenas paramos un ratito. El aparcamiento está bien situado y el ecosistema de dunas que atraviesa el camino de tablas es interesante. Luego está la playa inmensa de piedrecillas, que junto con el dato de la temperatura gélida del agua no la hace precisamente idónea para el baño. Si no, los británicos no huirían en masa cada verano hacia las playas españolas. Al fondo la península de Lleyn. Bonito sí que era, aunque el calor pegaba demasiado.

De allí salimos hacia el sur, pasando por Barmouth, donde queríamos ver el panorama del estuario del río Mawddach. No acertamos con la carretera y no paramos: seguimos hacia el sur y lo dejamos para la vuelta. Seguimos primero el curso del río y luego entramos en la parte sur de Snowdonia, dominado por la montaña Cadair Idris: la silla de Idris.

Pasamos por cerca de Dolgellau adonde volveremos luego y llegamos a Machynlleth, donde aparcamos cerca de una comisaría sin saber bien cómo de cerca está el centro del pueblo. En realidad es bastante pequeño: básicamente son dos calles perpendiculares en cuya intersección hay un enorme reloj.

Hemos decidido que este sea el extremo meridional de nuestra expedición, en parte porque el recorrido del libro de los paseos en coche por el Reino Unido iba desde Moelfre hasta Machynlleth y sugería cuatro días para completarlo. Machynlleth no es muy grande, pero tiene mucha historia. El rebelde  Owain Glyndŵr reunió aquí su parlamento en 1404 en una casa que aún existe. Pasamos por delante y entramos al patio cuando recorremos Heol Mangwyn, la calle larga hasta el supermercado. A la altura de la cámara bajísima parlamentaria pero al otro lado de la calle está la entrada a un parque, que ya es la naturaleza en estado puro. Por allí estuvimos dando una vuelta, pero en tres minutos se te acaba el pueblo.

En Machynlleth vi muchas banderas de Owain Glyndwr

En Machynlleth vimos muchas banderas de Owain Glyndwr

En la actualidad Machynlleth ha acabado siendo un refugio de gente alternativa: jipis, vegetarianos, gente que hace yoga y medicina de esa que no cura y tal. Ante semejante cuadro, me doy por vencido y acabamos comiendo una ensalada de garbanzos en uno de esos cafés jípsters en los que no venden alcohol. Hay muchos de esos. También bastantes tiendas de antigüedades e incluso un hotel que parece bastante decente. En un bonito gesto los establecimientos se adornan con tristes lazos rosados. En uno de ellos, dedicado al turisteo, compramos las postales que enviaríamos días después desde un buzón rojo en Harlech. Recuerdo una con el tren de Snowdon y otra del propio Machynlleth y sus tejados de pizarra negra.

Antes de salir, le echamos un vistazo también a la perpendicular, que es la A487 a su paso por el pueblo. Tiene una farmacia con fantásticas pastillas contra la alergia primaveral, que ya estaba bien de llorar y estornudar. Queda justo al lado del reloj. El reloj es un poco como el Big Ben en pequeñito. Me recuerda a otro que hay en Belfast. Se ve desde cualquier rincón del pueblo. Volvemos más o menos en línea recta hacia la comisaría. Están bien estos pueblecitos de montaña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 Responses to Machynlleth

  1. […] los viejos tiempos habría sido capaz de persuadir a la jefa para volver de Machynlleth a Dyffryn Ardudwy por un camino más largo. Mirando el mapa me había parecido tentadora la opción […]

  2. […] para acabar el día después de lo de Machynlleth y Dolgellau, de regreso a casa paramos en Barmouth, por donde ya habíamos pasado por la mañana. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s