Melilla la otra

Una de las cosas que me gustó de la época del instituto es que, a diferencia de la vida bastante más anodina que llevamos actualmente, siempre surgían anécdotas de todo tipo. Lo mismo me pasó cuando trabajé en lo del censo electoral. Ahora es rara la vez en que ocurre algo divertido y digno de narrar. Hace poco una compañera estaba chateando con el servicio técnico interno de la empresa y le pidieron el número de teléfono de su escritorio para llamarla. Escribió algo como +3531234567 y el otro va y le responde que con su teléfono no puede marcar “+”. Y ese era un técnico. También recuerdo desde hace diez años la de aquella chica que me dijo que a ella le gustaba mucho leer y que todos los años leía un libro.

No sé por qué me ha venido a la memoria esta otra, que debe de ser de 2001 o por ahí. El año anterior yo había acabado viviendo con gente de toda laya, maravillas de compartir con otras cinco personas o animales una casa cuyo alquiler no nos podíamos permitir ni entre tres. En una de las épocas, uno de los coinquilinos fue un exfutbolista que había acabado en el país huyendo de una mafia que se lo quería apiolar por haberles levantado un cargamento de droja de la mala. El tipo, que no era nada tonto, aprendió sus setecientas palabras de castellano en inglés en un par de meses y luego le perdí la pista cuando conseguí salir de aquel hogar, aunque volvimos a encontrarnos meses más tarde.

Me invitó a pasar por su nuevo apartamento, que quedaba céntrico y que compartía con su novia y con otro chaval de nombre George. Y cuando pregunté de dónde era el tal George;

-Es de Melilla, pero no de Melilla de España: de la otra

-¿de la otra? ¿dónde hay otra Melilla?

-No sé, mira cuando llegue se lo preguntas que yo ya se lo he preguntado varias veces y ya me da hasta vergüenza.

Y yo con la intriga. Y al rato llega el tal George, que era un chaval moreno y simpático. Creo que mi curiosidad no me permitiría ni dejarlo para la tercera pregunta:

-Hi man! Nice meeting you, where are you from?

-From Malaysia.

Anuncios

2 Responses to Melilla la otra

  1. Ahora me quedo con la duda. Qué Malasia es, ¿la que conocemos todos o la otra?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s