Holyhead (2)

Holyhead

Holyhead

Y después de lo del lugar innombrable, creo que me equivoqué y que habríamos obtenido mayor solaz si en lugar de atravesar Anglesey por todo el medio hubiéramos hecho algo parecido a lo del primer día, aunque en vez de rodeando la isla por el norte esta vez podríamos haberle dado la vuelta a Ynis Mon por el sur. En cambio, nos dirigimos en línea recta a Holyhead, por una carretera que no está nada mal y por la que se llega en menos de media hora.

El asunto es que llegamos tres horas antes de que el barco zarpara, tiempo más que de sobra para lo poco que teníamos que hacer, que era encontrar una gasolinera para llenar el depósito, aparcar el carro y dejar las llaves en un buzón a tal efecto. Antes, eso sí, nos dimos una vuelta por la localidad, absolutamente desértica en un domingo soleado y de la que de nuevo pensé que tenía que dar bastante tiempo en un día oscuro y gris de lluvia, de los que tantos tiene que haber. Llegamos hasta el nuevo espigón por un paseo que había junto al mar y que tampoco estaba tan mal, al menos con buen tiempo.

Y luego volvimos a la terminal portuaria, que queda junto a la estación de ferrocarril a esperar a que abrieran la facturación y anduve por allí un rato, sacando fotos del puerto, de otro barco que estaban cargando y me acerqué al puente que me había llamado la atención el día que llegamos.

Cuando llegó la hora, nos metieron en el autobús para llegar hasta el barco, que estaba amarrado relativamente lejos. El Stena Nórdica era bastante más pequeño que el Adventurer en el que vinimos, y es algo que tendremos en cuenta para próximas travesías. Esta vez vimos la puesta del sol poco después de zarpar y la mayor parte del trayecto transcurrió de noche, arribando a Dublín a las tantas y con una llegada a casa un tanto peculiar, pero sanos y salvos que es lo que cuenta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 Responses to Holyhead (2)

  1. […] Paso por esta calle a diario. Esta foto se la quería enviar a mi primo por guasap, porque en uno de los miles de hostales que la jalonan se había alojado con sus amigos en 2001. A la izquierda como reliquia de otros tiempos, una tienda de máquinas de coser y un zapatero remendón. La pensión que hay en el mismo edificio se llama Holyhead, como el lugar de Gales al que llegan los transbordadores y donde estuvimos en julio. […]

  2. […] decirse que Crystal, residente en Holyhead, es un autor en el sentido de que todos sus libros tratan el mismo tema, aunque sea desde […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s