Escala de sucesos

Uno de los miles de mapas que hay en la Wikipedia

Una de las noticias que ha recibido mucho bombo en Irlanda en las últimas semanas es la de dos mozalbetas, una británica de Glasgow y otra irlandesa (del norte) que estaban de vacatas en Ibiza y en esto que se les ocurre o les dan la idea de coger un vuelo al Perú y volver a los pocos días, y entonces sucede que antes de embarcar para el regreso, en el mismo aeropuerto de Lima les pillan con las maletas llenas de droga de la mala. Y luego las excusas poco creíbles: que si me habían amenazado para que lo hiciera, que si me obligaron. Lo último que he leído hace pocos días es que habían decidido declararse culpables, que les convenía más según no sé qué razonamiento judicial.

Lo que más me sorprendió fue la dimensión que se le dio a un suceso relativamente insignificante. Estaba pensando que en España, condenados en el extranjero por drogas tiene que haber cientos. Seguramente en países del área andina y otros de Iberoamérica y también en monarquías establecidas en zonas narcoproductoras como Marruecos y Tailandia, a las que es típico que el rey vaya de viaje y consiga indultos o traslados. Precisamente he tenido la suerte de encontrarme hoy con esta entrada que ofrece algunos datos sobre los españoles cumpliendo pena fuera del país y aunque falten datos de algunos en los que creo que sí que hay (como los del “Triángulo de Oro” del sureste asiático), creo que se puede decir con bastante confianza que son más de tres mil.

En el caso de las mulas del Perú voy a obviar la posibilidad razonable y ya antes documentada de que las mujeres jóvenes obtengan mayor cobertura mediática que otros grupos demográficos y me voy a limitar a suponer que se le da más importancia en este país debido a que es más pequeño y hay menos casos de todo, que también es una parte muy probable e importante de la ecuación explicativa.  Por el seguimiento que hago de las noticias irlandesas y las conversaciones que tengo con mis compañeros de trabajo, me resulta curioso cómo cambia la percepción de la realidad en función de la talla del país donde uno vive. Por ejemplo, uno tiene la percepción de que el tráfico es más peligroso en Irlanda, ya que todos los accidentes mortales (sólo suele haber uno o dos al día) aparecen en el telediario. Del mismo modo, aunque la criminalidad es baja, yo diría que la percepción del crimen es mayor.

Una cosa que tengo que investigar es la cantidad enorme de personas que mueren por incendios en sus casas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s