Cosas de la semana

Hemos sufrido el primer resfriado o gripe del año y superado la prueba con cierto éxito. Me ha tocado trabajar en casa alguna mañana y el martes me visitó una antigua compañera que anda pensando en la maternidad sin pareja. Hasta cierto punto me parece mala idea, aunque también es cierto que a largo plazo puede arrepentirse más de no hacerlo que de hacerlo. No he sabido recomendarle si es mejor el sistema tradicional o el avance científico. Esta historia traerá cola.

En el trabajo hay una rusa de Letonia. Es la segunda que tenemos. Habla con la letona de Letonia en inglés, algo que ya había visto en compañeros de trabajo belgas que tenía hace una década. Me pregunto si algún día se llegará a eso en España o Postespaña.

En otro interesante almuerzo laboral se descubrió que todas mis compañeras habían acudido alguna vez a echadores de cartas, adivinos o médiums. La rusa cree  mucho en los horóscopos, la otra cree que tiene un fantasma viviendo en su casa y que vaga por las estancias vestido con un traje. Esto degeneró en una conversación con una tercera en la cual me hizo conocer su creencia: Según ella Jesús de Nazaret no era homófobo. Para mí, si vivió en Palestina en el siglo I lo más probable es que lo fuera, pero esa es la virtud de un personaje legendario, que puede servir para justificar la hoguera en la España del siglo XV, la esclavitud en Misisipi en el XIX y el buenismo actual y nadie se inmuta.

Me recordé hace treinta años viendo por televisión como hacía veinte que habían matado a Kennedy en Dallas. No creo que por el cincuentenario haya salido a la luz ningún documento secreto y es un caso que sigue invitando a la conjetura y a la teoría de la conjura. Descubrí muchas cosas interesantes sobre la vida de Oswald en la página excelente que había preparado National Geographic. A lo mejor ya está trillado, pero hacía tiempo que no percibía este grado de novedad en el diseño web.

Y para unir dos ideas de esta entrada (Letonia, Kennedy) con un tema clásico del blog (falsos amigos en inglés y español): En Riga cayó el techo de un supermercado y murieron más de cincuenta personas. El País dice que el primer ministro lo va a considerar como un “asesinato”. Voy a suponer que no tienen a nadie que hable letón en plantilla y que traducen la palabra inglesa murder como asesinato en lugar de como delito o crimen. Si alguien sabe algo de inglés, o de español o de derecho ya verá que “asesinato” no puede ser. En inglés existe la palabra assassination, que se utiliza para casos como el de Kennedy ya que quiere decir aproximadamente magnicidio. A muchos tontos les sorprende que Israel llame así a su política de selective assassinations, porque no se dan cuenta de que en inglés assassination no tiene la connotación negativa que sí tiene “asesinato” en español.

Anuncios

One Response to Cosas de la semana

  1. […] un poco a más (no han conocido ni la universidad ni el desempleo, barrios del norte de la ciudad). Alguna vez ya les había oído hablar de pitonisas, que no son precisamante baratas. La conversación empieza con que K fue al pueblecito de J y ésta […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s