El Juan Sebastián Elcano en Dublín

Panorámica del barco en el río

Panorámica del barco atracado en el río Liffey

El sábado pasado llegó a Dublín el buque-escuela de la armada española, el Juan Sebastián Elcano. Atracó en el río y los siguientes días estuvo abierto al público. Me acerqué a verlo el domingo, pero no quise hacer la cola para entrar. Es un barco de mayor eslora y más bonito que lagran mayoría de los que he vistos amarrados en este puerto.

Me imagino que muchos guipuzcoanos de mi generación tendrán un recuerdo de nacimiento expedido por la Residencia de NªSª de Aránzazu en el que aparece nuestro ilustre paisano, que da nombre al bajel. En el mundo anglo es una figura nada reconocida, quien sabe algo de Historia ha oído hablar como mucho de Magallanes, que al fin y al cabo dejo el pellejo en las Filipinas. En cualquier caso, tampoco creo que sea una figura especialmente reconocida en el mundo hispánico y menos en la Vasconia de hoy día. Eso de ser el primero en dar la vuelta al mundo lo habría convertido en una estrella deportiva en nuestro siglo, pero en el XVI no tenía apenas valor, por lo que el héroe de aquella expedición acabó muriendo de hambre en otra aún menos gloriosa cuatro años después.

Luego ya el lunes, después del trabajo, me volví a acercar al buque y esta vez no había tanta gente como el día anterior y pude subir a bordo a disfrutrar de la embarcación que se supone que pagaron nuestros antepasados con sus impuestos. No sé qué palabra utilizar para expresar la sensación de que el barco era a la vez grande y pequeño. Muchos españoles, tanto turistas como habitantes de la capital irlandesa, conversaban con la tripulación. Había un mapa con el recorrido que llevaban hecho. Le oí a un marinero decir que desde Nueva York a Irlanda habían tardado 21 días navegando sólo con vela y con mal tiempo.

Me entretuve observando las placas, entre otras la que había en un mástil (que ahora sé que es la mesana) y tenía inscrito “Nautilus” (y ahora sé por qué). En otra ponía “Echevarrieta y Larrinaga 1927” que son los nombres del astillero gaditano en el que se construyó y el del año de su botadura. Escaleras arriba y escaleras abajo hicimos el recorrido entre el alcázar de popa y el mascaron de proa, que está adornado por una dama que es la diosa Minerva.

Una experiencia interesante en una semana por lo demás bastante anodina. Lo de subir a bordo está bien, pero en realidad he aprendido más sobre el barco y más vocabulario marinero leyendo ahora en un ratito que en mis dos visitas. Lo del vocabulario marino y taurino es algo que deberíamos frecuentar más.

Anuncios

7 Responses to El Juan Sebastián Elcano en Dublín

  1. adhmad58 dice:

    Que bonito reportaje y qué bonito barco. Tengo ganas de verlo, a ver si lo pillo alguna vez en Santander. Por cierto: estupenda “broma” hispánica lo del “astillero GADITANO Echevarrieta y Larrinaga…” 😉 Debe ser cosa de la diosa Minerva… o de Ériu…

  2. adhmad58 dice:

    Pero nada de naaaada, cayeron de un ovni y ahí están.
    No sé si fue en ese muelle mismo donde tuvieron el “Havingsten” (Sea Stallion) esa reproducción magnífica de un barco vikingo de hace tres o cuatro años. En fin, que echo de menos el Liffey. Gracias por tus estupendos reportajes, que me mantienen en contacto con la Irlanda de ahora.

    • alfanje dice:

      Agradecido quedo. El barco vikingo estuvo amarrado obviamente en el mismo río, pero en la orilla opuesta y un poco más hacia el interior. Éste muelle se llama Rogerson Quay y el otro es Custom House Quay. Por cierto, que una mañana me jugó una mala pasada que ya conté.

  3. […] español lo iba hacer mal, así que nos alegramos mucho de la victoria de Alemania. Vino el Juan Sebastián Elcano a Dublín (y entonces aún no sabíamos que iba cargadísimo de droga), la India se subdividió un […]

  4. […] algo mayor que el Juan Sebastián Elcano de la Armada Española, que también paró aquí hace ahora un año meses. Últimamente […]

  5. […] a bordo. No lo hemos hecho. Al final, el barco es bastante más pequeño que otros que hemos visto en este mismo lugar. No sé hasta qué punto será reglamentario que un barco de guerra tenga montada una ametralladora […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s