Podemos conjeturar

podemos-whatsapp-junio-2014

Cosas que hablaba con mi prima la de Podemos en mayo

Siempre mirando de reojo la situación española, en estos últimos meses he intentado enterarme de qué hay detrás del fenómeno “Podemos”. El sustrato social no ha cambiado sustancialmente: es el de siempre, algo más envejecido y quemado por seis años duros y la perspectiva de los que quedan por venir. De la gente que lo ha organizado el movimiento sabía apenas nada, pero ya me he ido enterando a base de tragar tertulias en Youtube. En general me parecen activistas y cuadros más competentes que el promedio de los de los demás partidos a la hora de organizar, debatir y comunicar. Nada de esto es lo mismo que gobernar un país, pero alguna ventaja tiene que dar a la hora de convencer para llegar allí.

En el caso improbable de que este nuevo partido gobernara el país algún día, tengo dudas de que consiguiera llevarlo al modelo caribeño castrista-bolivariano pero no de que hay una porción significativa de su dirigencia que es lo que pretende. En cambio no hay una mayoría social que vaya por ahí. El banderín de enganche es muchos de sus planteamientos nos parecen correctos a muchos y algunas soluciones en temas éticos y estéticos podrían ser las adecuadas para ciertos males del país. Me imagino que es el problema de las medicinas, saber en qué punto dejan de curar y pasan a ser droga que daña.

En lo que no estoy de acuerdo es en lo  que tanto dicen de que el régimen del 78 esté muerto (a la gente lo que le importa es el dinero en el bolsillo y esos planteamientos en el fondo se la sudan), en que la corrupción y la crisis sean el mismo problema y en que el problema de España sea un problema exclusivo de sus elites, ya que de las masas también habría mucho que hablar. Podemos escoge su agenda y se pone de perfil en asuntos esenciales como los nacionalismos, la configuración del Estado y la soberanía nacional, y renuncia a intentar movilizar con otros que electoralmente no dan demasiado de sí, como por ejemplo el derecho al aborto. Aunque el empeoramiento de la economía, el desempleo y los lanzamientos hipotecarios sean su motor principal su programa económico es esquemático y desiderativo: la carta a los reyes magos.

Viendo el fenómeno en perspectiva he confirmado alguna de mis convicciones, como que la televisión sigue siendo un medio mejor para la comunicación política que Facebook, Twitter y Pinterest todos juntos y multiplicados por quince. Sin embargo ha resultado que estaba equivocado con respecto a los modelos de liderazgo. Si, por ejemplo, me dicen que alguien iba a obtener buenos resultados poniendo su careto como logo hubiera dicho que España estaba ya en otra fase de desarrollo político y que nadie iba a caer en populismo y culto a la personalidad de ese, y en cambio parece que no ha sido tan mala idea.

En 2011, cuando lo del 15-M pensé que aquello era un movimiento bastante ridículo sin opciones de conseguir nada. Lo que le faltaba, precisamente, eran programas, dirigentes y objetivos , que es el tipo de estructura “leninista” que Podemos puede dar a toda esa insatisfacción. En mi Facebook veo gente ilusionadísima mientras que a mí me parece que lo tengo todo visto desde la rebelión de Espartaco pasando por la sierra Maestra hasta la caída del muro de Berlín. En general creo que va a ser un movimiento importante a medio plazo (los dos próximos años) pero no a largo plazo. Mi cálculo es que se diluirá a partir de 2016 como consecuencia de sus contradicciones internas. Eso sí, su primer efecto va a ser dejar al PSOE hecho unos zorros en 2015, ya que para conseguir poder le fuerza a tener que moverse tanto hacia la izquierda como hacia la derecha, lo cual es imposible de hacer y menos siendo coherente y creíble. Mi cálculo es que el PP aguantará bien el envite.

A diferencia de lo que dijo la mayoría de los analistas a mí me pareció que los resultados del PP en las europeas de mayo fueron bastante buenos, ya que no se consolidó ninguna fuerza que le pudiera quitar votos por la derecha. De aquí al año que viene pueden pasar muchas cosas pero mi previsión es que el PP vuelva a ganar, con un parlamento mucho más fragmentado en el que pueden pasar muchas cosas, desde la Grosse Koalition española hasta la reedición del todos contra el PP de otras veces. Ya me he mojado mucho, aquí volveremos dentro de año y medio tanto si acertamos como si no.

Anuncios

7 Responses to Podemos conjeturar

  1. Manuel Vega dice:

    Sí que te has mojado, eres valiente :). Estoy de acuerdo en que el éxito de Podemos no durará a largo plazo. Sin embargo, no creo que este Pablo Iglesias deje hecho unos zorros el partido que fundó del otro Pablo Iglesias. El gran perjudicado me parece que va a ser Izquierda Unida. Si comparamos la capacidad intelectual de Iglesias con la de Cayo Lara, la cosa está más que clara. Por eso Lara ha dado galones a Alberto Garzón, aunque me parece que éste no tiene tanto nivel como se dice y no me sorprendería que hasta acabara cambiando el carnet de IU por el de Podemos.

    Digo que IU quedará muy perjudicado y no tanto el PSOE porque éste ha puesto un líder con buena imagen y no veas lo que le mola eso a las señoras. El caso de Pedro Sánchez me recuerda al de Adolfo Suárez: la imagen da muchos votos. Y Sánchez no se expresa mal. Teniendo en cuenta que Zapatero no tenía el atractivo para las mujeres que sí tiene Sánchez, que la oratoria de ZP era terriblemente mediocre, y que aún así ganó dos elecciones, no me sorprendería que Sánchez saliera airoso en 2015. Habrá un parlamento muy fragmentado, en plan Italia, y la cosa es quién o quiénes podrán formar gobierno. A mí me parece que el PSOE sí podría volver a La Moncloa. Con muchos pactos, sin duda, pero lo digo porque imagino que Sánchez se rodeará de un equipo de gente alejada de los años del fracaso de ZP. Vamos, eso haría yo en su lugar.

    Bueno, yo también me he mojado algo, a ver quién se acerca más ;).

    • alfanje dice:

      Esto del PSOE e IU es como en el fútbol, el PSOE es como el Madrid o el Barça, que si no ganan es un fracaso. Yo creo que el efecto Podemos, más haber gobernado mal, más haber elegido un lider que hoy por hoy me resulta fatuo y vacuo, más la crisis general de proyecto de la socialdemocracia europea lo van a dejar cerca de su suelo esta vez. Ahora bien, dentro de veinte años seguirá habiendo PSOE y ya no habrá Podemos. (Arriesgando más aún en el pronóstico, que total es gratis).

      Lo de IU, pues también quedará muy tocada. Gran parte de su electorado natural se va a subir al carro ganador, que es el otro. A mí me parece que este neopopulismo bolivariano o como se le quiera etiquetar tiene más atractivo para los españoles que el marxismo ortodoxo, ya que la emancipación de la clase trabajadora exigía sacrificios y renuncias que aquí parece que no van a tener que darse habida cuenta de que los ríos de leche y miel manarán directamente de las plusvalías robadas por la casta. Desde un punto de vista histórico me parece curioso porque siempre solían ser los comunistas los que se comían a los compañeros de viaje y ahora tengo la impresión de que va a ser al contrario.

  2. Manuel Vega dice:

    No me atrevo a hacer pronósticos a 20 años vista, pero sí me parece que el PSOE no se va a dar tanto batacazo en 2015. Aparte de lo que ya comenté de IU, preveo una caída grande de los partidos que pudieron ser bisagra y ya no lo van a ser. Es decir, UPyD. Como no saquen de ahí a Rosa Díez y se junten de una vez con Ciudadanos, el fracaso puede ser espantoso.

    También auguro una vida muy efímera a Vox. Sólo puede obtener votos del sector más conservador del PP, y me parece que estos electores no van a encontrar muchos motivos para cambiar la papeleta. Las banderas de Vox son la unidad de España, el recurso constante a la lucha contra ETA y la oposición radical al aborto. Todos esos argumentos los defiende el PP actual. Vox podrá arrancar algún puñado de votos, pero me da que nada significativo. Y en cuanto al tema de la corrupción, no creo que un votante cabreado del PP vaya a votar a Vox, partido dirigido por un exmilitante del PP cuya fundación se forró con subvenciones públicas. No, un votante ‘indignado’ del PP se pasaría a UPyD o a Ciudadanos, no a Vox.

    De los partidos nuevos, a día de hoy sólo Podemos parece en condiciones serias de romper el bipartidismo. Pero aún hay tiempo para que pasen muchas cosas. Veremos.

    • alfanje dice:

      Ayer una compañera de trabajo, que es rusa, me dijo que su astrólogo “había visto” que Rusia va a ser la primera potencia mundial dentro de 3 años. Arriesga mucho el invidente, pero no se le puede negar que sabe hablar para su público. Cuando hablo a veinte años me estoy riendo, pero creo que para entonces ya no volveréis a reclamarme el dinero 🙂 . Pongamos que Podemos sea la tercera vía de la izquierda o la Syriza española, la “tercera vía del centro” (UPD, C’s) ha visto muy frenado su crecimiento, en parte por la división, pero también hay un problema de liderazgo ahí (me parece bastante obvio que Rosa Díez, habiendo sido muy buena comunicadora en el pasado, no puede liderar una mayoría social).

      Dentro de la tendencia hacia la fragmentación del espacio electoral de las ultimas europeas, el fracaso de Vox ha sido el dato menos comentado. Es muy buena noticia para el PP porque prácticamente sólo tiene que dedicarse a intentar ocupar el centro no ideológico. Es una gran ventaja no tener un flanco descubierto, a diferencia de lo que le ocurre al PSOE, que tiene que moverse a la vez hacia el centro y la izquierda. Al PP le vale con hacer concesiones simbólicas hacia el tendido ultradiestro, como lo de traer al cura del ébola y alguna cosita así.

      Mi intuición es que vamos a pasar de un relativo “bipartidismo” de dos partidos grandes y un puñado de pequeños a un sistema de partido hegemónico, con un PP alrededor del 30% de los votos y el 40% de los escaños y enfrente los partidos medianos (PSOE, Podemos) y los pequeños de toda la vida. Ahí veo cuatro posibles escenarios, ninguno de ellos alentador, y si es que hay forma de sumar 176: 1- Grosse Koalition PPSOE, 2- Lo de 1993-2000 con las derechas nacionalistas periféricas 3- Alguna otra combinación del PP con la tercera vía del centro 4- Todos contra el PP.

      Dentro de año y medio lo sabremos, para entonces Rusia ya tiene que haber invadido tres o cuatro países más.

  3. Manuel Vega dice:

    Me la voy a jugar con las próximas invasiones del zar Putin. A Ucrania ya no la cuento, pero sí a la díscola Georgia, Azerbayán (mucho crudo en el mar Caspio) y Bielorrusia, siempre y cuando haya una especie de ‘Revolución Naranja’ contra Lukashenko y el ex de la KGB se vea forzado a intervenir 😉

    La Grosse Koalition sería el acta de defunción del PSOE. No creo que se la jueguen tanto. Los demás escenarios que apuntas me parecen perfectamente posibles.

  4. […] de Jauja o el de los ríos de leche y miel que conoceremos el año que viene tras la victoria de Podemos y el comandante Pablo […]

  5. […] par de artículos que mejor me quedaron en este mes sin vacaciones fueron el que escribí sobre el fenómeno “Podemos” y sobre el multilingüismo, con ideas mitad mías y mitad robadas al igual que todo lo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s