Las mejores partes

Publicidad

Publicidad

Me gusta mucho mirar fotografías antiguas de lugares conocidos y algo de lo que me he dado cuenta es que lo más efímero es lo que las más hace valiosas. Si uno viene a Dublín y fotografía la catedral de san Patricio a fin de cuentas su aspecto será aproximadamente el mismo que tenía hace cincuenta años o el que tendrá dentro de cincuenta más. En cambio, los automóviles y la publicidad le dan a las imágenes el certificado de autenticidad de su década. Teniendo esto en cuenta cuando paseo por la calle y tiro fotos a cosas intento sacar carteles, letreros, anuncios y cosas así. Elementos que hoy parecen triviales y que dentro de unos cuantos años quizá signifiquen o sorprendan por algo.

En mi carpeta de 2012 tengo una foto de una valla publicitaria de Orange Club, que es el equivalente a la Fanta Naranja que la gente toma en Irlanda. No soy experto en refrescos pero creo que puedo decir que el sabor es bastante parecido y si acaso algo menos intenso tal y como ocurre aquí con casi todas las cosas.

El caso es que en algún momento al refresco carbonatado decidieron meterle trozos de naranja, algo que yo sólo había visto hacer con el zumo y que desconozco si se hace en otros lugares. El caso es que uno se toma esta naranjada de burbujas y la lengua va encontrando trozos de pulpa y pellejo. No es que convierta la mezcla de agua y azúcar en algo especialmente “natural” pero me imagino que intenta engañar con la idea. Habrá a quien le guste y habrá a quien no.

Estos trozos o tropiezos de frutas en zumos y yogures se pueden llaman en inglés “bits” que es un genérico para una porción o parte tanto de estas como de cualesquiera otras cosas. La razón por la que el anuncio dice que se trata de las mejores partes del mundo (the best bits in the world) y juega con la imagen de las mamas de la hembra humana la desconozco. No es que me parezca publicidad sexista pero sí que me parece una sexualización bastante fuera de lugar e innecesaria. Me puedo imaginar que estén intentando atraer hacia esta bebida típica de cumpleaños infantiles a hombres de más de veinte años que la van a mezclar con vodka o algo así. Ni idea de cómo de valioso puede ser ese segmento del mercado, pero a lo mejor no es buena idea arriesgarse a alienar a los demás.

El juego de palabras funciona porque bits en cuanto que partes también sirve para nombrar las partes innombrables del cuerpo humano y en especial existe la construcción “lady bits” o “ladybits” para las del cuerpo femenino.

Me parece a mí que ésta es la típica gilipollez por la que en España alguien se monta el poyo y a la que en Irlanda no se le hace ni puto caso.

Anuncios

One Response to Las mejores partes

  1. […] hombre-anuncio la gente me parece más sensata y el sistema mejor. Como dije el otro día con el anuncio de las naranjadas: en Irlanda no se fijan en en estas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s