Los becarios

.

.

He estado viendo una peli, bastante mala, que se llama en inglés The Internship y a la que en España le pusieron Los becarios y en Hispanoamérica Aprendices fuera de línea. Mala no por nada en especial sino porque me parece que es de esas que se hacen con plantilla: los dos compañeros, que en otras ocasiones son polis y en esta agentes de ventas, los típicos tópicos de jóvenes contra viejos, la historieta amorosa colateral, los personajes que van de lo que no son, los que quieren romper con sus limitaciones personales y la clásica lucha entre equipos en la que David vence a Goliat en el último segundo. Al menos me he enterado de que existe un juego que se llama quidditch, que tiene que ver con algo de Harry Potter. Cuando he visto en los extras del deuvedé la complejidad de la grabación de las escenas deportivas me ha intrigado el por qué en un filme de estos se habrán molestado técnicamente con algo así.

Como no sigo mucho el cine no sé mucho de los actores, pero al protagonista rubio lo suelo confundir con otro. En realidad todo el tinglado está hecho para mayor gloria del gran buscador de los interneles. El hecho de que que conozco a bastante gente que trabaja en Google ha potenciado el efecto de la comicidad en alguna escenas. Obviamente el proceso de selección de ninguna compañía es grupal, pero las oficinas que salen sí que son del estilo de las de la superempresa. En una de mis visitas vi unas cabinas de esas para la siesta, aunque no había nadie usándolas.

Película de relleno que caerá inevitablemente en el olvido superada por los avances sociotecnológicos y el giro de la atención social hacia otros paraísos potenciales y modas obsesivas.

Anuncios

One Response to Los becarios

  1. […] Septiembre (11): El parón en la producción industrial de párrafos se debió en esta ocasión a que nos fuimos unos días a la isla de Malta. Si algún día me pongo con lo de pasar por todos los países de Europa ya tengo hecho uno de los de difícil acceso. Ya en Irlanda fuimos a Donabate y Portrane, que no quedan tan lejos. Este mes estuve trabajando bastante para cumplir todos los objetivos que nos habíamos marcado antes de cerrar el garito, así que mis historias son apenas las que ocurren en el autobús, mis obsesiones clásicas: alguna que otra curiosidad histórica o lingüística. En este mes empecé a buscar trabajo, y parecía ir bastante bien aunque se trate de una carrera de fondo. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s