Origenes del orden político: Antes del estado

El libro

El libro

Por motivos ajenos a mi voluntad me encuentro con más tiempo a mi disposición del que solía, así que estoy retomando antiguas aficiones. En lo de leer teoría política me he puesto con The Origins of Political Order de Fukuyama, que tenía encima de la mesa hace unos cuantos meses.

Estoy seguro de imagino que en las facultades se sigue estudiando todo empezando por la Grecia antigua y considerando al ser humano una tabula rasa, por lo que es de agradecer que se añadan al corpus tradicional de la disciplina los conocimientos científicos que en biopolítica o genética de poblaciones se han acumulado en las últimas décadas. En esto último es relevante el tipo de organización social de otros primates. En cuanto lo primero, es interesante tener en cuenta que la primera estructura estatal que se produce en el mundo está en China y que la comparación de las culturas orientales, africanas o polinésicas con Occidente pueden aclarar bastantes cosas. Tal y como va el mundo puede que dentro de unos años se estudie la dinastía Qin antes que la Atenas de Pericles.

Nunca me había dado cuenta de que el zoon politikon de Aristóteles es hasta cierto punto una negación del hombre tal y como Rousseau, Hobbes y Locke lo habían planteado en el sentido de que para el heleno la política es parte de su naturaleza mientras que en los pensadores más modernos el hombre, aislado, sólo desarrolla su politicidad tras ponerse en contacto con la sociedad. Hobbes está más cerca de la verdad que Rousseau, pero Aristóteles se acerca más que ambos como bien supo ver Henry Maine:

Y sin embargo estas dos teorías [de Hobbes y Locke], habiendo separado durante mucho tiempo a los políticos pensadores de Inglaterra en campos hostiles, se asemejan la una a la otra de modo estricto al asumir una condición ahistórica e inverificable de la raza. Sus autores difieren en cuanto a las características del estado presocial, así como en cuanto a la naturaleza del acto anormal mediante el cualloshombres emergieron del mismo para entrar en la organización social que conocemos, pero coinciden en que hay una gran sima que separa al hombre en su condición primitiva del hombre en sociedad.

La tripartición esa clásica de Weber para justificar el origen del poder político (racionalidad, tradición, carisma) siempre me había parecido que cojeaba por el lado del carisma, que es una característica que en muy pocos momentos ha servido para sostener un sistema. Yo solía pensar en los fascismos como ejemplo, pero también que en el fondo el líder carismático no era más que un adorno o una circunstancia y que en el fondo eran otras razones más estructurales las que sostenían el invento. En cambio, me ha parecido interesante leer que el origen del califato islámico se debe en gran medida al carisma de Mahoma. También es digna de consideración cómo contribuyó a la configuracion de aquel estado el hecho de que el profeta no tuviera descendiente varón.

Por completar la lista, aparte de las consabidas teorías contractualistas de Hobbes, Locke y Rousseau hay una serie de modelos para explicar la formación de estado:

  • El estado como contrato social voluntario (Hobbes, Locke, Rousseau)
  • El estado como proyecto de ingeniería hidráulica (Wittfogel: Mesopotamia, Egipto, China, México)
  • Densidad de población (Ester Bosterup)
  • Estado como producto de violencia y compulsión
  • Circunscripción natural y otros factores geográficos y ambientales (Robert Carneiro)
  • Estado como producto de autoridad carismática (Weber y Mahoma)

Estas notas y alguna cosa suelta más son lo que me he quedado de la primera parte, aunque es un libro que seguramente seguiré releyendo y comentando.

4 respuestas a Origenes del orden político: Antes del estado

  1. […] Lo primero que leí fue el libro que me regaló mi jefa el día de la despedida. Luego el de Fukuyama sobre el orden político es uno que citaré bastante en los próximos años. En este mes llevé a cabo ideas que tenía […]

  2. […] un puñado de asuntos que ya hemos tocado, como la desecación del mar de Aral, Isaak Babel, las hidrocracias de Wittfogel, Turkmenistán , los ríos a los que dio nombre la expedición de Alejandro Magno, y el mar […]

  3. […] servidor.. Por ejemplo, la parte relativa a Nueva Guinea con el tratado de Fukuyama sobre el origen del orden político antes del estado. Más interesante es que se encuentra en el extremo opuesto a la línea de pensamiento de Robinson […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s