Más apellidos

El anuario

El anuario

Hoy he estado escuchando el único programa de la radio española que sigo con cierta asiduidad: Documentos RNE. El asunto del día era un repaso a la biografía del actor Fernando Rey (1917-1994). En un momento ha aparecido una entrevista antigua en la que él dice que como tantos actores se puso un nombre artístico y cambió su apellido, Casado, por Rey que era “su cuarto apellido”. Esto los españoles lo entendemos muy bien. Su cuarto apellido, o sea el segundo de su madre. Viviendo como vivo desde hace años en el mundo anglo, me he preguntado a mí mismo por la mejor forma de verterlo al inglés. Suena un poco a despropósito.

Rey is my maternal grand-mother maiden name.

En general en mis años en el mundo anglosajón no he encontrado mucha comprensión en lo de tener dos apellidos. Otros hispanos se adaptan y renuncian al segundo; yo en cambio utilizo mis dos apellidos para todo y los suelo poner juntos (aunque no unidos por un guión) como si fueran uno solo en los formularios donde te piden “surname“. Como un sistema basado en un único apellido genera muchos individuos que se llaman de idéntico modo también suelen pedir el apellido de soltera de la madre, y lógicamente en muchas ocasiones mi segundo apellido aparece dos veces.

Cuando trabajé en las aerolíneas me di cuenta de cosas que creo que todo el mundo que aspire a vivir en una sociedad/mundo multicultural debería saber. Por ejemplo el formato First Name / Last Name o con el formato Given Name – Family Name, que en el mundo occidental excepto quizá para los húngaros son lo mismo, sirve para obtener con los chinos combinaciones en orden inverso de nombres y apellidos, porque ellos colocan el apellido antes del nombre. Nunca he utilizado reliquias como Christian Name, pero seguro que en España habrá funcionarios que utilicen la expresión “nombre de pila” sin percatarse de que alude a la pila bautismal.

Por cerrar lo de la multiculturalidad, y es una queja general al mundo anglosajón. No les pido que aprendan mi idioma, pero no me parece mucho pedir que, por lo menos, se enteren de cómo funciona un nombre hispano y que adapten sus sistemas para ello y para poder meter acentos y eñes. Y quien dice hispano dice chino, eslavo, árabe…  Eso y que se dejen de millas, libras, onzas y grados fahrenheit, y que adopten el sistema métrico internacional, que es lo menos que podrían hacer si el resto del mundo ya está aprendiendo inglés.

La viñeta de arriba está sacada de un anuario escolar de esos que en EEUU llaman facebook. La subió un tipo a una página de bromas comentando “vivo aquí en un estado de cerca de la frontera (con México)”. En esa página del anuario hay 29 alumnos que se apellidan López. El malentendido cultural es que los anglos pensarán “hay que ver esta gente, que todos se apellidan igual”, pero también nosotros podríamos pensar “hay que ver esta gente, que sólo tienen un apellido”.

A mí por otra parte, la costumbre germánica de que la mujer cambie de apellido al casarse me parece una cosa muy atrasada y muy machista como por definición y de forma muy obvia. Lo de los diferentes velos y atuendos de las mujeres en los países de mayoría islámica me podría parecer bastante parecido sobre el papel. En cambio, países mucho más avanzados que los nuestros en lo de la igualdad entre los sexos parecen seguir manteniendo esa costumbre. En fin, recuerdo ahora que en 2010 estuvimos a punto de superarles más aún si cabe, como siempre hacemos en todo lo que no importa. Ellos que saquen más premios Nobel que a nosotros lo que nos importa es ganarles al fútbol.

Aunque el sistema anglosajón parezca sencillo todavía me lío con alguna de sus implicaciones: Conozco a una chica y a sus dos hermanas y aún me chocó ver en Facebook (ahora la red social, no el libro del instituto) que cada una se apellidaba de modo diferente. Una compañera de trabajo se casó y como la conocí dos años con su apellido de soltera nunca he conseguido acostumbrarme al nuevo, que me imagino que dentro de estas culturas es un cambio más fácil de asimilar.

Anuncios

4 Responses to Más apellidos

  1. el taiguanes dice:

    En Japón las mujeres también adoptan el apellido del marido al casarse. Conozco a una nipona que cogió el apellido de su marido, holandés. La mía sigue con su apellido nipón que es como debe ser. Opino como tú en este tema y creo que esta costumbre asiática y centronoreuropea es herencia del papel doméstico que ha tenido en el mundo la mujer hasta hace cuatro días. Para los chinos la mujer desde niña era un elemento extraño para su propia familia porque cuando creciese se casaría y pasaría a formar parte de la familia del marido.
    Mi cuñada, mitad escocesa, mitad inglesa, me argumentó que los motivos que tenía para adoptar todo convencida el apellido de mi hermano era que quería compartir el mismo apellido que sus hijos. No comparto nada su opinión y lo que más me divierte de todo esto es que al final el único documento que mantiene el apellido británico es el pasaporte español de su hijo

    • alfanje dice:

      La coincidencia es que he estos días he estado leyendo un libro que trata sobre el origen del político en China y otras partes del mundo y como la primera estructura estatal del mundo se produce en China como consecuencia de que el tribalismo se debilita y a consecuencia de guerras. Sobre la China tribal dice exactamente lo mismo que tú “la mujer no se considera parte permanente de su propio linaje, sino un recurso que la familia utilizará para establecer alianzas con otras familias importantes”.
      Luego, por comparación con otras culturas viene otra idea interesante que es que la mayor importancia de la mujer en Occidente (no entra en detalles como España, Francia, Inglaterra) es debida a las necesidades de la iglesia para adquirir patrimonio. Interesa que la mujer tenga personalidad jurídica propia para que la iglesia pueda quedarse con lo de las que no tengan descendencia.
      Se supone que en Occidente es donde más se ha roto con el pasado tribal, pero como vemos de país a país hay diferencias notables tanto en lo simbólico como en lo sustantivo.
      Lo de tener el mismo apellido que los hijos me parece argumento tramposo, porque entonces el cambio de apellido se produciría al tener hijos y no al casarse que es el momento jurídico que a mí me recuerda un poco a la compraventa.
      De propina, otro chiste malo.

  2. […] comentadas más arriba y el mapa de la Pentapotamia 0 lo de las etnias de Rusia. El tema de los apellidos es uno de los que más visitas traen a este blog así que incidí en ese aspecto de la […]

  3. […] No es un libro académico de esos con muchas notas y referencias que acaban siendo prácticamente una obra colectiva de todos los que aparecen en los agradecimientos. Se ve que está escrito muy del tirón y acaso no esté demasiado bien estructurado. Hay algunos fallos disculpables (colocar el monte Ararat en Armenia, “origen sánscrito”-sic– del número cero) y detalles menores como las grafías de algunos nombres propios no demasiado bien cuidadas (¿Bartolemeo de las Casas?). En un momento en que escribe “Márquez-like collective amnesia” he tardado en darme cuenta de que se refería a García Márquez en referencia a un episodio de Cien años de soledad. Los guiris nunca van a entender cómo funciona lo de los dos apellidos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s