Fresh

En una tienda de Parnell st

En una tienda de Parnell st

Hace un par de semanas, echando un café en Parnell, me percaté de la presencia de un cartel que me retrotrajo a los tiempos de hamburguesero, cuando vino un tipo y preguntó si las hamburguesas que estaban ya hechas “eran frescas” (are they fresh?) y aunque ya llevaban un rato en la rampa, pues no, la verdad es que estaban calientes y a veces salían calientes de cojones.

La traducción instantánea y errónea que hice (ver párrafo anterior) servirá para presentar un falso amigo parcial. Fresh, que casi siempre es lo mismo que fresco, pero que otras veces equivaldría a “reciente”.

Por alguna razón creía yo que “fresco” era pariente de “frío” (que es el frigidus latino) y que eran dos palabras relacionadas, tal y como lo son “caliente” y “cálido” que denotaban distintos grados de intensidad. No es el caso. El origen de “fresco” es germánico y etimológicamente vendría a ser algo parecido a “nuevo”. No sólo me equivoqué la primera vez que lo oí en inglés sino que durante muchos años he estado equivocado creyendo que era una forma impropia de referirse a cosas calientes.

Mirando el cartel de la tienda cualquier hispanohablante desinformado como yo podría deducir con cierta lógica que lo que se anuncia es té frío. Pero no.

Anuncios

5 respuestas a Fresh

  1. Muy decepcionado al no encontrar en este texto una referencia a The Fresh Prince of Bel-Air.

  2. […] yo, modestamente, he pecado. Profiero una excusa leve (vivo entre guiris, se me habrá pegado), entono el mea culpa que me […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s