Campana de inmersión

La campana

La campana

En la orilla sur del río Liffey hubo durante mucho tiempo un residuo industrial cuya función pretérita no alcanzaba a entender. Estaba sobre el muelle y una especie de ojo de buey servía de basurero. Ahora, con buen criterio, a la autoridad portuaria se le ha ocurrido colocar este objeto, que es una campana de inmersión, sobre una plataforma que hace las veces de pequeña sala de museo y que explica el uso que se le daba a este ingenio.

Creo que hace muchos años en la novela “Cacereño” de Raúl Guerra Garrido, que trataba la experiencia de los emigrantes de las regiones españolas pobres en el País Vasco, leí una descripción de algo bastante parecido que se utilizó para colocar pilones en el puerto de Pasajes. No recuerdo la narración en detalle pero sí la sensación de claustrofobia. Aquí, vistos los paneles explicativos, viene a ser lo mismo. Pasarse las horas laborales en la humedad de allí abajo con el pico y la pala y recibiendo oxígeno por una cañería no parece un empleo demasiado agradable. Para que luego nos quejemos.

asdfa

Esquema del funcionamiento de la campana de inmersión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s