Pequeña pero nuestra

Pequeña y alargada

Pequeña y alargada

Se ha comentado muchas veces la actitud pasiva del gobierno checoslovaco tras los acuerdos de Múnich, como de aceptar a regañadientes la incorporación de los Sudetes a la Alemania de Hitler.

Me ha parecido curioso encontrarme con este mapa de la triste realidad posterior al otoño de 1938. Obsérvese en el mapa no sólo la ausencia de los Sudetes sino también la presencia de Transcarpatia. No sé exactamente en qué punto entre 1938 y el final de la guerra se publicó, pero el mensaje de “Malá, ale naše” (Pequeña pero nuestra) del eslogan parecería revelar un tipo de aceptación más activa por parte de al menos algunos checos y eslovacos en la línea del mejor solos que mal acompañados del refranero castellano.

Vaya usted a saber si esto no lo acabó financiando Hitler de algún modo. No he conseguido traducir el resto del texto pero me ha parecido que debe tratarse de un artículo de propaganda (más comercial que política) de la empresa chocolatera Kolínská Cikorka.

Después de 1945 este mapa tiene que haber parecido muy antipatriótico, aunque quizá no llamó tanto la atención en un país en el que tantos tenían tanto que esconder y donde no demasiados quisieron mirar atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s