Vocabulario deportivo

xxc

Argot deportivo

He estado intentando encajar mejor los libros en las estanterías y en el fondo de una me he encontrado con un libro no demasiado interesante de vocabulario deportivo que compré hace años. Recuerdo que no me quedé muy contento con la adquisición y esa será la razón de que haya acabado olvidado, pero siempre me gustan las anécdotas y aprender cuatro palabras nuevas.

Ofrece un punto de vista muy británico de lo que es el deporte. Hay mucho críquet, mucho golf, equitación y hasta dardos y nada de balonmano o baloncesto. Hay bastante fútbol, aunque casi todo de menor importancia. He visto cómo se llama a los hinchas de varios equipos de la liga inglesa de fútbol, lo cual no me resulta demasiado interesante, aunque sí que a los de la selección de Zambia se les llame chipolopolo.

Al parecer, una expresión inglesa como back to square one, que significa “y vuelta a empezar” (literalmente “a la primera casilla”) y que yo creía que vendría de algún juego de mesa semejante al de la oca, proviene de las primeras retransmisiones radiofónicas de partidos de fútbol, en las que trataron de identificar diferentes zonas del campo con números.

Aunque yo creía que en lo relativo al deporte rey ya disponía de un vocabulario notable, me acabo de enterar de que un caño se llama en inglés nutmeg y que al puesto de líbero lo llaman sweeper. Hay un truco que no aparece en el libro, que es que lo que en las islas Británicas se conoce como bycicle es el tiro que en España se llama chilena; el regate que en España se llama “bicicleta” es para los guiris scissors (tijeras), aunque comprobándolo ahora he visto que también tiene otros nombres (nunca he oído step over).

Una historia que sería interesante explicar es la desintegración del fútbol húngaro desde la elite mundial en los años cincuenta del pasado siglo hasta la nada más absoluta. Veo que la selección de Hungría de la época tenía un apodo sonoro en inglés, que supongo se apoya en el gusto por la aliteración en la prensa de esa lengua: the Magical Magyars. Hay también un artículo sobre el sobrenombre de Puskas (The Booming Cannon) que en inglés suena bastante más digno que la versión española de Cañoncito Pum.

Las expresiones del ciclismo son calcos bastante perfectos, quizá porque el origen de casi todo está en Francia (coche escoba, broom waggon; farolillo rojo, lanterne rouge -así en francés).

Del críquet ni intento comentar. De pasada diré que a algunos tiros toscos o poco ortodoxos los adjetivan con agricultural, que me parece que se tiene potencial para exportarse a otros deportes.

En cuanto al golf me he enterado de que hay algo más increíble que el albatros que se llama cóndor (4 bajo par) y que sólo ha ocurrido tres veces.

Irlanda: Descubro que el estadio de Croke Park debe su nombre a un arzobispo llamado Thomas Croke. Viví a pocos metros del lugar. Lo del arzobispo no es que me sorprenda, pero en fin.

Furlong: Supongo que hace muchos años habré leído en un diccionario que es el equivalente de la unidad de longitud llamada “estadio”. Veo que el asunto es más complicado, ya que existen varios estadios de entre 166 y 123 metros. El furlong tiene 201,168m. y precisamente el otro día he leído un libro en el que se decía  era “lo que puede correr un ser humano a máxima velocidad”. En este otro libro aparece la conexión etimológica con furrow (surco). La longitud de un surco.

Muy prescindible pero ya dejó dicho Cervantes que no había libro tan malo que no tuviera algo bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s