La nueva sede del Banco Central de Irlanda casi lista

1

La luz crepuscular de diciembre a las dos de la tarde

El Banco Central de Irlanda (el equivalente al Banco de España, el que hacía el dinero) ocupa un edificio con forma de sandwich feo en Dame st, a espaldas de Temple Bar. Un banco de inversiones quebró y dejó su plan para cuartel general por terminar y acabó, junto con mucha deuda, en manos de los contribuyentes.

2

Trabajando en sábado

Durante años el armazón de hormigón de este edificio frustrado fue parte de las imágenes de fondo en cualquier noticia sobre la crisis y el rescate a Irlanda que pudiera emitirse en cualquier noticiero extranjero. Hoy ya ni oyes hablar de los PIIGS.

3

Formas geométricas: ni sé qué representan ni para qué sirven

Al final, mal que bien, el edificio ha ido yendo para arriba. Se suponía que los empleados iban a empezar a trabajar en él a principios de diciembre pero aún no está, aunque parece que no falta demasiado. Si además están trabajando los sábados como hoy.

4

Las oscuras grullas mecánicas de tu balcón sus nidos a colgar

Por lo que he podido ver, el proyecto del Banco Central es diferente al original a pesar de haber mantenido la misma estructura. Hay unas formas triangulares del color del dinero que le dan un aspecto irregular y curioso. A pocos metros del Centro de Convenciones puede convertirse en un elemento icónico de la ciudad o algo. Un becerro dorado.

5

Triángulos y romboides de vil metal

No es la única construcción en marcha en la zona. Aunque no se vean tantas grúas como hace diez años sin duda han vuelto a aparecer. En el solar contiguo han levantado una estructura en tres meses también en la misma calle han restaurado un antiguo hotel ferroviario de ladrillo rojo. Siempre me gustó mucho y creí que acabaría siendo demolido.

6

Así quedará el muelle

Al otro lado del río sigue la construcción de un edificio de gran altura. Existe un folleto de propaganda electoral de los Progressive Democrats en 2006 que lleva años divirtiéndome por el delirio de concebir un Manhattan céltico. Ese partido político precisamente formó parte de la coalición de gobierno por aquel entonces y dada su clarividencia ya no existe. Dublín nunca va a ser Hong Kong, pero ni tanto ni tan calvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s