La historia del español más o menos

Portada

Portada

Va para cuatro años de cuando intuí que acabaría leyendo el tercer libro de esta pareja. Es una historia de la lengua española con la que me he puesto este fin de semana y en la que he aprendido algunas cositas que creo muy valiosas. No es una gran obra de erudición sino más bien del género divulgativo y ojo,  que está enfocada hacia quienes no pertenecen a este mundo cultural con vistas a darles un vistazo a todo lo que es lo hispano es sentido amplio. Y es un sentido muy amplio si tienen que aparecer Jennifer López y Shakira en una historia del idioma..

La primera parte, que es la introducción histórica, me interesa bastante más que lo de después. Empieza en la península desde antes del latín, cuando llegan los fenicios y le ponen ese nombre que se ha traducido como tierra de conejos y que al parecer quería decir tierra de damanes ya que en el Oriente Próximo no había conejos orejudos.

Cuarenta años hablando este idioma y nunca me había dado cuenta que las inflexiónes del tiempo futuro (-é, -ás, -á, -emos, -éis, -án) vienen a ser las formas del presente del verbo haber puestas tras el infinitivo del verbo. A lo mejor los que estudian español lo aprenden el primer curso.

Luego vienen bastantes cositas de la etapa árabe, que es lo que nos sepera un poco del resto de lenguas latinas, de las que no son ibéricas al menos. De entre muchas cosas me llama la atención la de que “hidalgo”, esa palabra que  expresa nobleza y que es una contracción de “hijo de algo” sea en realidad un calco del árabe.

La parte del descubrimiento de América y el contacto con las lenguas amerindias tiene también muchas cosas interesantes.

En muchas aciertan.

Y en otras se equivocan,que quizá sea el problema de escribir un libro sobre un idioma que no es el propio. Que yo sepa en español se sigue diciendo caimán, piragua, bucanero y caucho. Y ananás es término bien querido por los aficionados a los crucigramas.

Hacia el final del libro se tocan temas de política lingüística y presencia global que no me interesan tanto, del tipo de cómo funcionan la RAE, la Fundeu, el instituto Cervantes. También otras cosas como quiénes son los mejores escritores de cada país de lengua española y tal.

Lo que me hubiera gustado más es una mejor explicación de cómo el dialecto castellano se convirtió en la base del español cuando al principio el leonés y el aragonés eran tanto o más fuertes. La separación del portugués tampoco está muy bien explicada. Tendré que volver a mirar el libro de Ralph Penny.

Hay algo muy irritante en que un libro sobre un idioma contenga tantos errores tipográficos. No sé si es culpa de que los autocorrectores no saltan bien de un idioma a otro o de si se encarga al trabajo a un editor que es monolingüe, pero esto no debería pasar.

Anuncios

One Response to La historia del español más o menos

  1. […] que Ramón y Cajal dijo que al carro de la cultura española le faltaba la rueda de la ciencia. En otro libro que he leído recientemente, decían que a pesar de ser una lengua importante en términos demográficos el español está por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s