Alfabeto fonético

18/09/2014
El blues del autobús

El blues del autobús y el hombre del andamio

En mi trayecto cotidiano hacia el aeropuerto me encontré hoy con que el tipo de delante iba estudiándose el alfabeto fonético de la OTAN, que es una de esas cosas que deberían estar establecidas en el sistema educativo y sin embargo cada uno tiene que aprendérselo más o menos como pueda si es que le hace falta.

Mi primer encuentro sistemático con el mismo fue en mis tiempos de las aerolíneas donde al final pude descifrar esas misteriosas contraseñas de radioaficionados que había visto en televisión. En lengua inglesa tiene ya cierta raigambre entre el populacho, sin embargo los alemanes y los franceses siguen prefiriendo los nombres de persona mientras que los italianos y los españoles solemos decantarnos por las ciudades. Un día publicaré mis alfabetos fonéticos multilingües respaldados por la experiencia y la probabilidad.

Anuncios