El mayor espectáculo del mundo

02/01/2017
ads

El único show en realidad

El nuevo año en el huso horario de Greenwich me sorprendió, con petardos y cohetes, en medio de la lectura del The Greatest Show on Earth de Richard Dawkins. Un par de horas después fue el primer libro que he acabado en 2017.

No estoy cualificado para juzgar un libro que sobre todo de biología (geología también tiene), por lo que apenas puedo dejar unas cuantas notas con cosas que querría recordar. Si sólo se pudiera leer una obra del autor creo que sería preferible escoger El cuento del antepasado, de la que diría que es más completa y donde se repiten muchas de las viñetas que aquí aparecen.

La reiteración no es necesariamente superflua, en especial para aquellos que partimos de un nivel científico bajo. Por ejemplo la explicación sobre el funcionamiento de la datación mediante carbono-14 (y otros marcadores) que aquí parece me ha parecido mejor que las que he leído en otras partes.

"Relojes" radioactivos

“Relojes” radioactivos

Unas cuantas ideas sueltas:

  • La historia sobre el cangrejo samurai y la selección artificial que cuenta Carl Sagan en la serie Cosmos y que llevo décadas creyendo es (con mucha certeza) una explicación incorrecta.
  • La historia de la domesticación de zorros de Beliáyev pone el énfasis en la aparición de ciertas características (orejas menos puntiagudas) no tiene funcionalidad sino que van ligadas a los mismos genes que influyen en la agresividad.
  • Aunque los europeos llevaron los caballos a América del Norte hace cinco siglos, con anterioridad la mayor parte de la evolución del animal había sucedido en aquel continente, desde el que se extendieron al resto del mundo poco antes (“poco” entendido en términos geológicos) de extinguirse allí.
  • ¿En el ser humano existe conexión entre el pasado marino de los ancestros (regulado por mareas que se acompasan a las fases lunares) y el ciclo sexual?
  • Las Galápagos tienen nombres en inglés que no tienen nada que ver con los españoles. Los nombres ingleses, que usó Darwin, tiene resonancias marinas y les fueron puestos por los piratas con anterioridad.
  • Gigantismo y enanismo en islas: La regla general es que los animales grandes se hacen pequeños (había elefantes del tamaño de un perro grande en Sicilia y Creta) y los animales pequeños se hacen grandes (como las tortugas de las Galápagos). Hay varias teorías para explicar la divergencia.
  • Los bichos que implantan sus huevos en otros para que las larvas se los coman desde dentro son las avispas icneumónidas. Me interesa recordar este nombre porque seguro que da para alguna metáfora valiosa en las ciencias sociales.
  • La enfermedad por la que algunas personas no sienten dolor (y acaban quemándose en la ducha o con lesiones no tratadas) se llama insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis. (La anhidrosis es la incapacidad de sudar).
  • Los marsupiales australianos, entre ellos mi amigo el tilacino, son otra solución de la naturaleza para ocupar los mismos nichos que los mamíferos placentarios.

Creo que Ramón y Cajal dijo que al carro de la cultura española le faltaba la rueda de la ciencia. En otro libro que he leído recientemente, decían que a pesar de ser una lengua importante en términos demográficos el español está por debajo del lugar que debería ocupar en ciencia y tecnología. Estas cosas son ciertas y creo que su origen hace siglos está en el vínculo entre hispanidad y catolicismo.

En principio parece que la ética (y la cultura y la política) de los países protestantes favoreció el desarrollo científico. Ahora bien, no todos los protestantes son así y de otro modo no se explicarían el primer cápítulo y un apéndice del libro, elaborados a propósito de los evangélicos militantes que hay en los EEUU y que quieren bloquear la enseñanza de la ciencia en las escuelas porque “contradice la Biblia”. Con todo lo malo que tenga el catolicismo, al menos de eso no hay y creo que si el libro se adaptara en vez de traducirse al castellano ambos capítulos podrían omitirse (al final supongo que se traduce haciendo alusión a ese problema local de un país grande).

Es posible que la evolución tardo tanto en descubrirse porque el esencialismo platónico la hace contraintuitiva, pero hay tanta gente que vive en una caverna porque quiere…

Anuncios

Rinoceronte o abada

29/04/2016
Tres tristes rinos

Tres tristes rinos camuflados en el terreno monocromático

El viernes pasado volvimos al zoo de Dublín y esta vez resultó un día más soleado que el del pasado año. Algunos animales los hemos podido ver con más detalle y después he estado averiguando la historia del peculiar león asiático de Gujarat. La zona de los flamencos y las focas ha sido renovada y vale la pena ver a estos leones marinos, aunque sus instalaciones no tengan comparación con las del zoo de Hanóver. Esta vez no se podían ver los orangutanes ni el leopardo de las nieves por reformas en sus relativos hábitats. Casi mejor, ya que el orangután me dio bastante pena la otra vez, comiendo desperdicios de las cajas de cartón en una habitación ridícula pintada de verde. Espero que le puedan hacer una pseudoselva decente. El hipopótamo se dejó ver fuera del agua.

Uno de los animales que más me gusta ver es el rinoceronte, que comparte espacio en la sabana gigantesca con cebras, jirafas y avestruces. Animal bastante poco dinámico, estuvimos contemplando a tres a ratos echando la siesta y a ratos en pie aunque sin desplazarse. Apenas cuando uno le rozó a otro la barriga con el cuerno hubo un conato de enfrentamiento con resoplidos brutales que hacían levantarse el polvo. Impresionantes bichos de una especie más víctima que otras de la estupidez humana. Podría decirse que el llamado rinoceronte blanco es más bien gris y en la página del zoo de Dublín sugieren que esto es debido a una confusión con la palabra que los afrikaners utilizan para decir ancho (white y wide son blanco y ancho en inglés) y que en realidad sería rinoceronte de boca ancha. No estoy seguro de que así sea. Aunque blanco noparece puede que sí que lo sea por oposición al rinoceronte negro, al igual que ocurre con las piezas de color más claro en el juego del ajedrez a las que se llama blancas independientemente de su tono.

Luego, unos días después, entre todo el lío de las conmemoraciones cervantinas y gracias a un mapa de época me he enterado de que en Madrid hay una “calle de la abada” y que abada no es otra cosa que un nombre arcáico para el rino, de origen malayo por vía del portugués (no hay muchas palabras malayas en español).

La wikipedia en inglés tiene una entrada para el primer rinoceronte que vieron los europeos -espectáculo sucedido en la corte de Felipe II- y acepta, creo que erróneamente, que Abada era el nombre del animal. También hubo autores que entendieron que abada o habada era nombre que debía aplicarse tan sólo a la hembra de rinoceronte. Me imagino que en Madrid será cosa conocida por la calle que le pusieron al animal, pero para mí esta palabra es todo un hallazgo.


Tilacino cinocéfalo, tigre o lobo marsupial de Tasmania

24/01/2016
Helo aquí

Helo aquí

Como varios fines de semana del año este sábado hemos acudido, una vez más. al Museo de Historia Natural de Merrion sq. A mí me gusta mucho su estilo decimonónico y como soy bastante ignorante en ciencias naturales siempre aprendo alguna cosa nueva. En Dublín se conoce a este museo como The Dead Zoo, y es verdad que hay a quien no le gusta acercarse a ver bichos muertos y taxidermia que a veces es algo chapucera o que, como en el caso del tiburón peregrino que cuelga del techo, se está cayendo a trozos.

Y de espaldas

Y de espaldas

Es más entretenido ir a un zoológico de animales vivos y ver a las buenas bestias corriendo y alimentándose en un decorado similar a su hábitat. Sin embargo, hay al menos hay un animal de este zoo muerto que uno no puede ya encontrar al aire libre en ninguna parte: el tilacino que se extinguió en Tasmania en los años treinta del siglo XX. Por la tarde he estado leyendo sobre este curioso animal, al que yo había oído llamar “tigre” más que otra cosa, aunque nada tenga que ver con los felinos y este nombre sea sólo por causa de sus rayas. Su nombre científico es Thylacinus cynocephalus, que quiere decir animal con bolsillo y cabeza de perro. No sé si lo de bolsillo es por el bolso escrotal de los machos o por el marsupio de las hembras, pero tanto me da.

A mí niña le gusta ir a ver las aves, pero algunos de los depredadores grandes la asustan (¿instinto?). Le he dicho que para que no le dé miedo a lo mejor volvemos el año que viene y me responde que mejor cuando ella tenga ¡ochenta años! Volveré antes seguro, pero estaré muy contento de repetir visita con casi ciento veinte.


Bandada de gansos (barnaclas carinegras)

27/12/2015
a

Bandada de gansos (Clontarf 27.12.2015)

Hoy más o menos dejó de llover, que ya era hora. Quería acercarme al centro pero me he puesto a caminar y he llegado a Clontarf, “el prado del toro”, hasta por donde el moai y luego ya me he vuelto para casa. Al llegar cerca del parque, por donde acaba la bahía, me he encontrado con una bandada de gansos pastando y me he propuesto averiguar más tarde de qué especie eran.

Branta bernicla hrota

Estos gansos se llaman en español barnaclas. Concretamente barnaclas carinegras. Las fotos que aparecen en la entrada “Branta bernicla” de la Wikipedia en lengua española no se parecen demasiado porque son de otras subsepecies distintas (Branta bernicla bernicla y Branta bernicla nigrans). Lo que las diferencia es el color de la panza, que en el caso de esta subespecie (Branta bernicla hrota) es de color blanco.

En inglés se les llama brent goose o brant goose. La palabra barnacla viene del inglés barnacle, que hasta donde yo sabía quería decir “percebe”, pero al parecer también ganso sin que se sepa muy bien qué fue primero, sin la gallina o el huevo. Siempre había pensado que el apellido de la mujer de Joyce, Nora Barnacle, tenía que resultar bastante cómico y a lo mejor lo he estado interpretando mal todo el tiempo.

s

Fauna muy urbana

El asunto es que hay otro ganso (Barnacle goose, branta leucopsis) que es la barnacla cariblanca, con el que se suele confundir a éste. También hay un percebe (Lepas anatifera) que en inglés se llama Goose barnacle. No confundir barnacle goose con goose barnacle. En el libro de aves de Irlanda de Glynn Anderson se indica que una mirada superficial a una colonia de estos percebes puede producir la sensación de haber visto una bandada de gansos.

El origen del equívoco viene de antiguo. Estas aves vienen de Groenlandia (o de más arriba: Svalbard o la Tierra de Francisco José) a pasar el invierno, por lo que no anidaban en Europa y había leyendas según las cuales nacían de trozos de madera a la deriva en el mar, o de enormes percebes, tal y como ilustra la “Historia general de las plantas” del plagiario inglés Juan Gerardo.

Es muy curioso lo de que no se sepa si el ganso da nombre al percebe o el percebe al ganso.


La India en Hanóver

31/08/2015
El templo y la plaza

El templo y la plaza

Hace unas semanas comentaba el día de la excursión al zoológico de la última vez que estuvimos en Hanóver. En aquella ocasión enseñaba unas fotografías de la zona que acoge la fauna del Yukón canadiense, que se convirtió en mi preferida.

Así de cerca pueden verse

Así de cerca pueden verse

La segunda zona que más me gustó fue la dedicada al subcontinente indio, que creo que se llamaba Palastgarten. Había una hermosa plaza decorada al estilo de esos fuertes del Rajastán desde donde uno podía ver a los elefantes y los macacos.

Plaza

Plaza

Todos los detalles estaban muy bien cuidados, por ejemplo el retrato en el estilo del imperio mogol en uno de los muros, los templos y las guirnaldas.

Elefantes

Elefantes asiáticos

Los elefantes se podían ver muy cerca y estaban a la misma altura que los visitantes del zoo, de los que sólo les separa un foso que no es suficiente para evitar que puedan alargar la trompa en busca de comida.

Los elefantes junto al agua

Los elefantes junto al agua

Al otro lado de la plaza se encuentran los macacos, dueños y señores de un templo por el que caminan, saltan y hacen diversas monerías.

Macacos

Macacos

Entrando por uno de los templos del decorado y en una zona más oscura y tranquila pueden verse, si es que se dejan ver, los tigres de Bengala. Cuando me adentré por ahí estaban en la siesta y apenas veía el color anaranjado de su piel a rayas por entre la hierba.

Arte mogol

Arte mogol

Como ya dije la otra vez, el zoo de Hanóver me parece mucho mejor que el de Dublín, que es el que tengo más cerca. Se puede pasar tranquilamente un día entero de escenario en escenario. Si sólo se dispone de un par de horas yo recomedaría ir a ver lo del ártico canadiense y esta parte de la India. La montaña de los gorilas también me gustó mucho. Cada cual sabrá cuáles son sus bichos favoritos.


El Yukón de Hanóver

01/08/2015

Vamos con unas escenas de las vacaciones del mes pasado, que parecen ya tan lejanas. En Hanóver hay un zoológico más que notable. De hecho, en una comparación el de Dublín podría palidecer o sonrojarse. Aquí se da la circunstancia de que he estado en dos zoos en pocos meses, cuando creo recordar que la anterior vez que había estado en uno fue en la Barcelona en los años ochenta.

Focas

Focas

Hoy me voy a referir tan sólo a una parte del zoo de Hanóver que se llama Yukon Bay. El territorio del Yukón está en Canadá y tiene la extensión de la España peninsular y la población de Rentería. Lleva el nombre del río Yukón, pero creo que no hay bahía ni golfo que así se llamen.

Aquí nadan las focas y para ser cartón piedra está espectacular.

Aquí nadan las focas y para ser cartón piedra está espectacular.

La primera vez que leí el nombre del Yukón fue hace muchos años en un tebeo del pato Donald, que por cierto es mucho más importante en Alemania que en España, aunque allí no se llama Ente Donald sino Donald Duck.

Pingüinos en cubierta

Pingüinos en cubierta

Yukon Bay es un área más reciente del parque y muestra la fauna norteamericana: el bisonte y el caribú; perros de la pradera, mapaches o lobos. Pero dicho esto, la mejor parte es la de los animales acuáticos o que viven cerca del agua.

Oso polar en su siesta

Oso polar en su siesta

Sobre todo es digna de mención la piscina en la que las focas nadan y hacen acrobacias y el graderío que tiene enfrente. Toda esta parte, donde también está el oso polar, está modelada como si se tratase de un auténtico puerto canadiense con barcos amarrados y almacenes. La posibilidad de situarse bajo el nivel del agua y ver el buceo de las focas y cómo pescan ciertas aves fue una de las experiencias más interesantes de un día bien provisto de ellas.

Perros

Perros de la pradera

Por desgracia el oso polar ni se movió en el rato que pasamos por sus territorios. La gente que planea bien estas excursiones controla la hora en que dan de comer a cada bicho. Los perros de la pradera estuvieron muy graciosos, al igual que las suricatas que habíamos visto antes en la parte africana.

Lobos

Lobos

Otro día comentaré alguna otra zona de este zoo: hay un paseo en barca por el Zambeze que ya solo es mejor que muchos otros parques con animales. También está muy bien decorada la zona de los templos de la India. Una amiga siempre me dice que no hay que ir a circos ni zoos porque se favorece el maltrato a los animales. Yo discrepo mucho y creo que se contribuye a que la gente sepa qué animales existen e incluso podrían estar siendo maltratados en algún rincón del orbe. Lo que es curioso es que el efecto de pasar por el zoológico de Hanóver es que tengo muchas menos ganas de volver por el de Dublín.

 


Tiburón peregrino

17/04/2015
Sello irlandés

Sello irlandés

Cuando abre la boca para filtrar agua, el tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) parece un avión de carga Antonov o casi un hangar.

Es un animal enorme. No es que haya visto ninguno vivo, pero en Dublín hay uno colgado del techo en el Museo de Historia Natural y ése lo tengo más que visto. El estado de conservación del especimen es un poco lamentable, con una taxidermia que se parece que se va a caer a trozos en cualquier momento.

Me llegó una carta con un sello en el que aparecía el bicho. Me llama la atención el contraste entre los adjetivos en inglés y en español. Mientras que “peregrino” implica un largo viaje basking sugiere la inmovilidad de disfrutar al sol sin hacer nada.