Poephila acuticauda

21/07/2011

Pinzón de cola aguda

Los que siguen lo que escribo saben que en días de pereza agarro alguna foto vieja que me quedara de algún viaje y me pongo a investigar alguna de esa spreguntas que me quedaron sin responder, porque nunca hay tiempo para todo lo que se quiere.

En general tengo problemas para memorizar palabras alemanas, aunque es más fácil cuando uno conoce los trozos en que se descomponen. Una que se me quedó pegada es Spitzschwanzamandine, y es un desperdicio de mi disco duro gris porque poca gente sabe lo que es ni en alemán ni en ninguna lengua. Es el nombre de un pájaro que casi nadie conoce, pero aunque el alemán promedio no sepa lo que es Amandine, al menos sabrá que es algo de cola (Schwantz) puntiaguda (spitz).

Total, que dos años después de verlo en el aviario de los jardines de Herrenhäuser, cerca de Hanóver, me ha dado por averiguar algo del pajarito, y eso tiene que ser en idiomas que domine, y de todos los que hay en el mundo esos son uno y medio. El primer sitio al que me ha mandado Google es un glosario húngaro-alemán de nombres de aves (no estaría mal, si en lugar de en 2011 estuvieramos en 1911: eran los idiomas llamados a imperar en Europa). De ahí he sacado el nombre latino, poephila acuticauda y eso es suficiente para encontrar caudales de información.

Es un pajarillo del norte de Australia y en español se lo conoce como pinzón de cola aguda y también como diamante babero. En inglés tiene muchos nombres y tomo todos los que encuentro en la wikipedia (Long-tailed Finch, Blackheart Finch, Shaft-tail Finch, Heck’s Grassfinch, Heck’s Grass Finch, Heck’s Finch). Tiene un canto que sin ser especialmente agradable suena a jungla tropical.

Ahora más o menos la relación entre pinzón y finch quedará grabada en mi mente, pero me apetece describir el siguiente fenómeno diglósico: Hasta el día de hoy sabía que ambos eran nombres de pájaros, sin conocer la correspondencia de la palabra con el elemento en el mundo real ni la equivalencia de las palabras de ambas lenguas entre sí.

A partir de hoy, si la memoria no me falla,  ambos términos pasan a estar ligados en mi mente, y junto a ellos una pequeña relación con el mundo real (un pájaro pequeño, parecido a un gorrión pero más bonito, el resto de las especies de pinzones deben de ser parecidas).

Lo que me ocurre con frecuencia, en especial con los árboles, es que conozco ambos nombres y la equivalencia y en cambio no sé distinguir el árbol en el mundo real. De hecho, “árbol” es una palabra que puedo utilizar con frecuencia y que mis abuelos seguramente no utilizaban nunca. Estos pensamientos me recuerdan eso que dice Borges en su biografía de que todo lo conoció primero por los libros.

Anuncios

Amapolas amargas (II)

11/11/2010

 

El día de la amapola (Poppy Day) se ha celebrado hoy 11 de noviembre como cada año. Esta vez es ya el 92º aniversario del fin de la Gran Guerra, cuyas reparaciones -según descubrimos hace unas semanas- Alemania había terminado de pagar. Vuelvo al tema de las amapolas amargas porque el otro día se me quedaron algunas cosas en el tintero. Por ejemplo, después de la encendida discusión, la joven australiana nos contó alguna historia de su familia, y también relativizó un poco el fervor patriótico diciendo que, en efecto, en Australia también ha tenido el mismo tipo de discusiones.

Creo que Carlos me había contado que la primera vez que el padre de ella salió al extranjero quiso ir a Turquía, para ver Galípoli. También se me olvidó mentar que el monumento de Galípoli es uno de los que aparecen en mi pequeña colección de billetes turcos, de la que he hablado hace poco. Esta mañana el muy perro de Carlos me ha soltado que dónde estaba mi amapola, y yo le he llamado militarista y cabrón. Nos gusta polemizar. En fin, que mejor sacar las tropas de Iraq, que ponerse flores de plástico en la solapa.

Pongo un mapamundi de la Gran Guerra con gráfico de bajas por países. Me lo he encontrado en Le Monde Diplomatique, donde se preguntan si realmente fue una guerra mundial… bueno, eso se puede decir incluso de la Segunda…. sobre todo a nosotros.

 

La grande guerre

En otro orden de cosas, menos anglosajonas, hoy es el día de san Martin, que a todos los cerdos llega y de alguna manera ha sido muy afortunado. Del cerdo se aprovecha todo, aunque no hemos tenido veranillo. En Alemania llaman  al día Martinstag. Los niños cantan una de las pocas canciones alemanas que conozco:

Laterne, Laterne,
Sonne, Mond und Sterne,
brenne auf, mein Licht, brenne auf mein Licht,
aber nur meine liebe Laterne nicht.

Farol, farol
Sol, luna y estrella
Arde luz mía, arde mi luz
Sólo que no quemes mi querido farol.


Amapolas amargas

07/11/2010

Anteayer salimos a tomar algo con un compañero de trabajo y su novia australiana, que se van para los antípodas de aquí a un par de meses. Los dos son gente muy simpática y pasamos un rato largo hablando de lo divino y lo humano. En un momento, nos encontramos con un muro de diferencia que me parece interesante narrar, para comentar algunas curiosidades del mundo anglosajón.

El día 11 de noviembre es en Francia el Día del Armisticio, el del que puso fin a la Gran Guerra. En el Reino Unido y los países de la Commonwealth se lo conoce como Remembrance Day, y la semana anterior mucha gente se pone amapolas en las solapas como símbolo de recuerdo y respeto por los caídos. De hecho, el día ha adquirido el nombre popular de Poppy Day -día de la Amapola- y en los telediarios de esta semana he visto, por ejemplo, a los parlamentarios británicos llevándolas cual si fueran un ornamento de sus uniformales trajes.

Total, que en un momento de la conversación, la australiana nos pregunta si en nuestros países no se celebra. Y sale la idea de que no sólo no se celebra, sino que además es probable que nos opusiéramos. En realidad, muchas de estas celebraciones no son más que propaganda a favor de los ejércitos y de las guerras, varias de las personalidades destacadas que se ponen amapolas han organizado guerras en tiempos recientes y parece todo una gran hipocresía.

Esto fue todo lo que la australiana necesitaba oir para cabrearse bastante. Luego más o menos se hizo la paz y nos contó los engaños con los que reclutaban a las tropas (“Viaja por Europa, descubre el mundo”) que luego habrían de servir de carne de cañón colonial en la campaña de Galípoli, una de las chapuzas militares más conocidas en de la Historia.

Hablando de todo un poco salió lo de la poca presencia de las amapolas en Irlanda. Aunque Irlanda formaba parte del Imperio Británico (y más aún, de la metrópoli) entre 1914 y 1918 y hubo tropas irlandesas en todos los frentes, en general la celebración se asocia al pasado colonial y no está muy bien considerada. Doy fe, porque yo las he visto, de que sí que se pueden ver algunas amapolas en las solapas. Acaso sean descendientes de soldados quienes las portan.

En realidad, si algún día Australia se convierte en república y se aleja de la Mancomunidad Británica de Naciones, todos estos símbolos, como el día del Recuerdo o el del ANZAC se redefiniran. En mi investigación superficial he descubierto que estas conmemoraciones pasaron por sus horas más bajas durante la guerra del Vietnam. Todo esto del nation-building tiene mucho de manipulación de los sentimientos.


Choco

25/04/2010

Las primeras veces que bajé a Andalucía me llamó la atención la palabra “choco“, referida a algo que a mí me parecía que era sepia. Mi intuición fue que o bien esa precisa especie cefalópodo no existía en el Cantábrico, o que nosotros la llamábamos por un nombre diferente.

Curiosamente la palabra tiene una sonoridad que podría ser vascuence, aunque hasta donde yo sabía txoko (que se pronuncia igual que choco) sólo significaba rincón. Por eso me sorprendió hace unas semanas un panel informativo en el Aquarium de San Sebastián, en el que pude ver que la sepia era txoko en vasco.

En cambio, si atiende uno a la etimología probable que asigna la RAE el origen sería gallego o portugués. Es interesante que el sustantivo que da el sentido de jibia o sepia aparezca en séptimo lugar, por detrás de una serie de significados adjetivos que no quieren decir nada en mi dialecto. Eso indica que su incorporación al diccionario fue posterior. Seguramente el estándar es jibia como voz patrimonial, siendo sepia el cultismo (Del lat. sepĭa, y este del gr. σηπία)

choco, ca.

(Quizá del gall. port. chôco, huero, vacío).

1. adj. Bol. Rubio o pelirrojo.

2. adj. Chile. rabón.

3. adj. Chile. Dicho de una persona: Que le falta una pierna o una oreja.

4. adj. Col. Dicho de una persona: De tez muy morena.

5. adj. Guat. ciego (‖ privado de la vista).

6. adj. Hond. torcido (‖ que no es recto).

7. m. jibia.

8. m. Am. Mer. perro de aguas.

9. m. Perú. caparro.

Me ha traído este recuerdo la palabra del día del Oxford English Dictionary, que es choco en otro significado. Siendo como es de amistosa la lengua inglesa con los préstamos culinarios, es mera cuestión de tiempo que la sepia entre junto a los reclutas australianos de chocolate.

choco ({sm}t{sh}{rfa}k{schwa}{shtu}) Also chocko

[Abbrev. of chocolate soldier (see below).]

A militiaman or conscripted soldier.

1966
1955
1943
1943
[1919]
 _1100_ _1200_ _1300_ _1400_ _1500_ _1600_ _1700_ _1800_ _1900_ _2000_ _2100_

[

1919 DOWNING Digger Dial. 16 Chocs, the 8th Brigade (‘Tivey’s Chocolate Soldiers.’ Originally an abusive name; now an honourable appellation).] 1943 G. H. JOHNSTON New Guinea Diary ii. 60, I told you we’d do something when we got stuck into ‘em. Not bad for Chockos! 1943 BAKER Austral. Slang (ed. 3) 20 Choco, a Militiaman. (War slang.) Chocolate soldier, as for ‘Choco’. 1955 A. ROSS Australia 55 v. 64 Conscripts, known as ‘chocos’ (chocolate soldiers) were not required to serve outside prescribed areas. 1966 Sunday Truth 3 July 3/3 During the war against Japan..many of the Diggers were conscripts (chocos).


Cosas absurdas que poseo (V)

18/05/2006

Cuando Otzeta volvió de Australia, me trajo un bumerán que no entraba en mi escáner. Así se logró esta excelente representación gráfica de la lucha entre el canguro y la salamandra. Mientras andaba de allá para acá en aquella isla-continente (¿cuál es la isla más grande del mundo?: -Borneo, Groenlandia, Australia…. -yo apuesto por Eurasia) tuvo tiempo para enviar esta absurda postal, que como todo lo absurdo muestra una visión del mundo que tendrá sentido en su contexto. Me gustaría ir a ver los canguros de Australia, pero de momento me conformaré con una camara digital.