Heathrow y a casa

11/04/2015
Windsor Palace 10-04-2015

Windsor Palace 10-04-2015

Ya estamos otra vez en la vieja y sucia ciudad de Dublín. Ayer tras varias reuniones volvimos al aeropuerto y a causa del retraso del vuelo todavía nos quedó una hora y pico para deambular por la terminal 2 de Heathrow. Hasta hace relativamente poco todos los vuelos a Irlanda salían de la terminal 1. Hay un pasillo en el que he estado esperando decenas de veces. Los vuelos eran tan frecuentes que incluso una vez me hicieron perder uno a causa de una revisión intensiva de mi pasaporte descolorido y ni siquiera importó.

En este momento no recuerdo si he estado antes en la T2. Si es que he estado era muy diferente a lo que puede verse ahora, que según compruebo se inauguró en 2014. Los aeropuertos me siguen resultando fascinantes, en especial los más grandes, dónde ves a gente de todo tipo yendo a cualquier lugar. También me parece que son lugares dónde se experimentan tendencias comerciales y que algunos de los establecimientos de estilo novedoso que vi ayer serán el pan nuestro de cada día en todas las ciudades de aquí a pocos años.

Luego ya en la pista vi el A380 de Malaysia Airlines y el Concorde de British Airways (que no sé a qué lo dedican). Al despegar pude ver el palacio de Windsor, que o bien me despisté en el taxi o no se ve desde la carretera. Hace muchos años viví con un tipo que se hacía el nido Windsor en la corbata y yo le llamaba “el duque de Windsor”. Llegando a Dublín y a punto de tocar tierra he tenido la oportunidad, por vez primera, de sufrir en carne propia un aterrizaje “abortado” en el último segundo. En esta ocasión al menos fue más sorpresa que susto. En casa sanos y salvos, que es lo que cuenta.

1

1

2

2

3

3

4

4

5

5


Espacio aéreo ucraniano

22/07/2014
En el avión

Sur de Ucrania desde el avión

Motivado por la desgraciada actualidad subo esta foto que hice en el avión de la extinta BMI atravesando el espacio aéreo ucraniano en agosto de 2011. Creo que la razón por la que la tiré era que en ese momento pasábamos cerca de Crimea, que se veía bien en el mapa. Me había quedado con la lástima de no habernos acercado a la península el año anterior, pena que después de la incorporación a Rusia se intensificó ya que me parece que en los próximos años va a quedar fuera de la lista de destinos practicables o al menos de los fáciles para los viajeros.

No recuerdo la trayectoria del avión, pero es imposible que siguiera hacia las zonas hoy por hoy complicadas de Donetsk y Lugansk. De hecho, creo que a partir de ese punto por encima de Crimea en el mapa, tuvo que producirse un cierto desvío del rumbo más hacia el sur para poder llegar a Tiflis evitando el Cáucaso.

Es curiosa la velocidad con la que evolucionan los acontecimientos. Han pasado ya unos meses de la anexión de Crimea en marzo. Muchos de mis compatriotas tienen el fútbol por medida de todas las cosas y es curioso pensar que la selección española de fútbol jugó partidos en Donetsk contra Francia y Portugal  en junio de 2012 y que más reciéntemente la Real Sociedad de San Sebastián ha hecho lo propio contra el equipo de la localidad en noviembre de 2013. Teniendo en cuenta el estado político-militar de la zona hoy por hoy, son ocho meses que parecen ocho décadas.


Fotografías aéreas

14/05/2014
Swansea (Gales)

Swansea (Gales)

El mes pasado estuvimos en España. En el vuelo entre Dublín y Biarritz adolecí de impericia o mala suerte y me tocó el asiento del medio en una fila de tres. Por fortuna, un peregrino que iba a hacer el camino de Santiago en bicicleta desde Fuenterrabía me ofreció cambiarlo por el suyo de ventana y al menos pude apoyarme hacia la izquiera y mirar hacia abajo durante el trayecto.

Durante un rato me pareció que sabía exactamente por encima de qué lugares del norte de Gales estábamos pasando, pero ello se debía a mi equívoco al identificar una pista de aterrizaje que yo creí que era la del aeródromo de Llanbedr. No me he dado cuenta de esto hasta más tarde, comprobando las fotografías en casa, lo cual me recuerda a la historia esa de unos soldados perdidos en la nieve que salvaron la vida gracias a un mapa que no era de los Alpes, donde se encontraban, sino de los Pirineos. Lo digo porque al final he reconocido Swansea, que sí que era la ciudad galesa, aunque he estado confundido con respecto a todo el tramo anterior.

Islas del Canal (Guernsey y Jersey)

Islas del Canal (Guernsey y Jersey)

Un accidente geográfico más fácil de identificar son las islas del Canal, que como Gibraltar tienen un estatus algo extraño para cosas de impuestos pero que al final dependen de Londres, aunque su cultura tiene mucho que ver con Francia. Desde Dublín hay vuelos a Jersey y a lo mejor es un lugar interesante de ver algún día.

Costa de Bretaña

Costa de Bretaña

Me ha costado encontrar en el mapa el trozo de la costa bretona por el que hemos entrado en el continente. Mis pesquisas indican que son las playas que hay entre Pléneuf-Val-André y Erquy. Mis conocimientos de geografía francesa no dan para tanto, por lo que esperaba que estuviéramos cerca de Saint Malo, que queda cuarenta kilómetros más al fondo de la imagen.

Burdeos

Burdeos

Después he estado observando interesantes patrones de colores en los campos de las Galias hastadarnos con la única ciudad importante que creo que quedaba en el recorrido y que no podía ser otra que Burdeos, con la desembocadura inmensa del Garona. Nunca he estado en la ciudad que da nombre al vino y el color. Tan sólo la he visto yendo de paso en un autobús que tenía parada en la misma.

Burdeos foto nítida

Burdeos (foto nítida)

En el viaje tiré unas cuarenta fotos, la mayoría de ellas nada aprovechables a causa de los brillos de la ventana, el enfoque defectuoso y la falta de nitidez debida a tener un cristal por medio, que el teléfono no dé para mucho más y no saber usarlo.

 

 

 


Aterrizajes

18/09/2013

picasion

Para ir al trabajo puedo escoger entre varias líneas de autobús. Una de ellas incluso tiene paradas en las dos terminales del aeropuerto, pero todas las demás líneas también tienen en su ruta un lateral exterior de la pista de aterrizaje. Muchos días los aviones pasan por encima del autobús, y bastante cerca además. No lo sé calcular pero pueden ser unos treinta metros por encima. La verja aeroportuaria queda justo al lado de la carretera. Otras veces veo el aterrizaje desde algo más lejos. Subo a trabajar en hora punta que también lo es para el tráfico aéreo y llega un avión cada pocos minutos. En cuanto pasa uno, pueden verse a lo lejos las luces del siguiente, que está iniciando su maniobra pra aterrizar. Si hay atasco hay veces que me da tiempo a ver aterrizar hasta a tres . Puede que sea una tontería, pero todavía me quedo mirando. Aquí a continuación una serie de un día que iba en la fila delantera:

dublin-aeropuerto-aterrizaje-1

1

dublin-aeropuerto-aterrizaje-2

2

dublin-aeropuerto-aterrizaje-3

3

dublin-aeropuerto-aterrizaje-4

4


Va llegando el otoño

17/09/2013
Escuadrilla

Escuadrilla – Irish Air Corps PC9

Va acercándose el otoño. Las chicas volvieron de Creta y en el domingo del reagrupamiento familiar teníamos un plan de campanillas, que era lo del Flightfest, ver un montón de aviones incluidos algunos de época y en nuestro mismo barrio. Al llegar del aeropuerto cayó una lluvia torrencial y a punto estuvimos de no bajar a verlo, luego se mejoró algo y nos acercamos al río. La verdad es que los aviones a 700 pies no dan para hacer grandes fotografías con un teléfono cutre, pero todavía merece la pena verlo. Luego ya desde el sofá de casa vi pasar varias veces el A380 de British Airways y el Boeing 757 de DHL por delante de la ventana.

Aparcan dondequiera

Aparcan dondequiera

Más gracioso me pareció lo de ayer, en la misma calle. Me adelanta un coche que abulta mucho menos que yo como peatón, sigo caminando cinco minutos y me lo encuentro frente a la farmacia. Un Fiat cinquecento. En Irlanda las matrículas llevan una o dos letras para indicar el condado (en el caso de Dublín es la D), luego dos dígitos para indicar el año de matriculación y después números correlativos hasta donde se llegue en el año en curso. En este caso el coche era D-65, o sea de Dublín y de 1965.

as

Vamos a borrarle la matrícula por si acaso

Cuando los tiempos del tigrecito celta y la burbuja se solía decir que había quien sólo conducía coche si estaba matriculado en el año. Bueno, es un símbolo de estatus bastante obvio, pero también es verdad que en España mientras duró el sistema de provincia y letras también se podía saber a qué año correspondía un coche, por no hablar de que quien entienda de coches, sabrá a qué año corresponde cada modelo etc. En fin, como siempre hay muchos argumentos para decir bien que la gente es tonta y no se entera, bien que la gente no es tan tonta y ya sabe lo que hace.

Bajada de temperaturas, mis compañeras preparando el Jalogüin como locas. Yo las boicoteo, pero he hecho un gran descubrimiento gracias a sus disfraces temáticos de la película “Willy Wonka y la fábrica de chocolate”. No he visto esta película y sólo conozco a Willy Wonka por el meme de internet. Hasta la fecha, yo sabía que las umpalumpas, eran las skangers que iban con ese moreno anaranjado de máquina bronceadora y yo creía que el palabro tenía que ver con lámpara (de rayos uva) o algo así, pero resulta que los Oompa Loompa son unos enanos del mismo color que aparecen en el filme. Parecen mandarinas con ojos los pobrecitos. Y resulta que tenemos una referencia cinéfila para una de las subclases más execrables de la capital. No está mal.


El río Waimakariri

04/03/2011

Río Waimakariri

Estos días, a consecuencia del triste terremoto, me he puesto a mirar las fotos de cuando estuvimos en Christchurch. Había olvidado que, a punto de aterrizar en el vuelo proveniente de Auckland, me llamó la atención el ancho curso entrelazado del río Waimakariri, que sorprende en cualquier mapa.

Río Waimakariri


El avión más pequeño

01/12/2010

Pista del aeropuerto de Ottawa (agosto de 2002)

No el más pequeño del mundo, sino el más pequeño en el que me he subido. Fue un vuelo corto, entre Ottawa y Québéc, con Air Canada. Debo de tener una foto del interior por algún lado. No recuerdo cuantas filas había, puede que unas ocho, pero todos los asientos eran tanto de ventana como de pasillo.

Recuerdo llegar al aeropuerto de Ottawa con mi billete sujeto a espacio y estar confiado en la sala de espera, porque no se veían muchos pasajeros. Luego en el avión me dieron instrucciones de cómo abrir la puerta de emergencia y me alegro doblemente de que no pasara nada, porque recuerdo no enterarme de lo que me estaban contando. Creo que el vuelo iba a unos seis mil pies de altura, y no a los diez mil que acostumbran los aviones grandes.