Araos aliblancos

19/05/2017

Las aves en el muelle del Liffey.

El viernes pasado fuimos de paseo hasta donde empieza el espigón sur del puerto de Dublín, adonde haría unos seis años que no llegaba. Antes de salir de la ciudad nos encontramos dos araos junto al río. Existen cinco subespecies del arao aliblanco, cuyo nombre científico es cepphus grylle. La que puede encontrarse en Irlanda parece ser la ártica. Abundante en Groenlandia, Islandia y el Báltico su hábitat alcanza las islas Británicas pero es raro encontrarla más al sur.

Arao aliblanco x 2

A mí me parece que arao es una derivación rara de la palabra latina uria que aún se usa en italiano (me parece que esa clase de u inicial se suelen convertir en o en castellano). En inglés se le llama black guillemot, sustantivo francés que viene de Guillermo. Si lo vuelvo a encontrar en invierno lo más probable es que no lo reconozca. Torpe que es uno y lo que el plumaje le cambia hasta quedar en el colorido de una gaviota, como puede verse en el sello groenlandés de 1989.

Anuncios

El mayor espectáculo del mundo

02/01/2017
ads

El único show en realidad

El nuevo año en el huso horario de Greenwich me sorprendió, con petardos y cohetes, en medio de la lectura del The Greatest Show on Earth de Richard Dawkins. Un par de horas después fue el primer libro que he acabado en 2017.

No estoy cualificado para juzgar un libro que sobre todo de biología (geología también tiene), por lo que apenas puedo dejar unas cuantas notas con cosas que querría recordar. Si sólo se pudiera leer una obra del autor creo que sería preferible escoger El cuento del antepasado, de la que diría que es más completa y donde se repiten muchas de las viñetas que aquí aparecen.

La reiteración no es necesariamente superflua, en especial para aquellos que partimos de un nivel científico bajo. Por ejemplo la explicación sobre el funcionamiento de la datación mediante carbono-14 (y otros marcadores) que aquí parece me ha parecido mejor que las que he leído en otras partes.

"Relojes" radioactivos

“Relojes” radioactivos

Unas cuantas ideas sueltas:

  • La historia sobre el cangrejo samurai y la selección artificial que cuenta Carl Sagan en la serie Cosmos y que llevo décadas creyendo es (con mucha certeza) una explicación incorrecta.
  • La historia de la domesticación de zorros de Beliáyev pone el énfasis en la aparición de ciertas características (orejas menos puntiagudas) no tiene funcionalidad sino que van ligadas a los mismos genes que influyen en la agresividad.
  • Aunque los europeos llevaron los caballos a América del Norte hace cinco siglos, con anterioridad la mayor parte de la evolución del animal había sucedido en aquel continente, desde el que se extendieron al resto del mundo poco antes (“poco” entendido en términos geológicos) de extinguirse allí.
  • ¿En el ser humano existe conexión entre el pasado marino de los ancestros (regulado por mareas que se acompasan a las fases lunares) y el ciclo sexual?
  • Las Galápagos tienen nombres en inglés que no tienen nada que ver con los españoles. Los nombres ingleses, que usó Darwin, tiene resonancias marinas y les fueron puestos por los piratas con anterioridad.
  • Gigantismo y enanismo en islas: La regla general es que los animales grandes se hacen pequeños (había elefantes del tamaño de un perro grande en Sicilia y Creta) y los animales pequeños se hacen grandes (como las tortugas de las Galápagos). Hay varias teorías para explicar la divergencia.
  • Los bichos que implantan sus huevos en otros para que las larvas se los coman desde dentro son las avispas icneumónidas. Me interesa recordar este nombre porque seguro que da para alguna metáfora valiosa en las ciencias sociales.
  • La enfermedad por la que algunas personas no sienten dolor (y acaban quemándose en la ducha o con lesiones no tratadas) se llama insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis. (La anhidrosis es la incapacidad de sudar).
  • Los marsupiales australianos, entre ellos mi amigo el tilacino, son otra solución de la naturaleza para ocupar los mismos nichos que los mamíferos placentarios.

Creo que Ramón y Cajal dijo que al carro de la cultura española le faltaba la rueda de la ciencia. En otro libro que he leído recientemente, decían que a pesar de ser una lengua importante en términos demográficos el español está por debajo del lugar que debería ocupar en ciencia y tecnología. Estas cosas son ciertas y creo que su origen hace siglos está en el vínculo entre hispanidad y catolicismo.

En principio parece que la ética (y la cultura y la política) de los países protestantes favoreció el desarrollo científico. Ahora bien, no todos los protestantes son así y de otro modo no se explicarían el primer cápítulo y un apéndice del libro, elaborados a propósito de los evangélicos militantes que hay en los EEUU y que quieren bloquear la enseñanza de la ciencia en las escuelas porque “contradice la Biblia”. Con todo lo malo que tenga el catolicismo, al menos de eso no hay y creo que si el libro se adaptara en vez de traducirse al castellano ambos capítulos podrían omitirse (al final supongo que se traduce haciendo alusión a ese problema local de un país grande).

Es posible que la evolución tardo tanto en descubrirse porque el esencialismo platónico la hace contraintuitiva, pero hay tanta gente que vive en una caverna porque quiere…


Polla de agua

23/10/2014

 

Gallinula chloropus

Gallinula chloropus

20.10.2014 Con toda la intención, por supuesto, de conseguir algo más de tráfico para estas notas abandonadas.

El otro día atravesamos una vez más el parque del ave fénix (que en realidad lo es del agua clara) y por primera vez hice parada en Ashtown House, que es donde está la torre de un castillo antiguo y aparte de un Victorian Garden al que no sé si llamar jardín o huerto, pudimos echar un vistazo a la cafetería y al museo en el que se explica la historia del Phoenix Park. Después salimos hacia el barrio de Ashtown y esperando el tren dimos un paseo por el canal, el mismo Real Canal de Irlanda que se conecta con el Liffey kilómetros después. Además de unos cisnes y patos normales y corrientes había por allí una polla de agua (gallinula chloropus) que aquí llaman moorhen.

Como últimamente me intereso bastante por la ornitología le tiré varias fotos de las cuales sólo una es medio presentable y aquí la cuelgo.


Pato joyuyo

11/10/2014
pato-joyuyo-dublin-irlanda

Aix sponsa

La entrada anterior, dedicada al pato mandarín que nos encontramos en Phoenix Park, estuvo ilustrada varios días con la fotografía que no era, que en realidad muestra un ave que no es oriental sino americana: el joyuyo (Aix sponsa), también llamado huyuyo o pato de la Florida, y también de Carolina porque en esos dos estados y otros de los EEUU puede verse a lo largo de todo el año. Nos había parecido que era un ejemplar más joven del mandarín pero mediante la observación atenta (ni siquiera, esos ojos rojos) y la búsqueda en Internet hemos podido establecer que se trata del animal que en inglés llaman wood duck, del mismo género que el mandarín pero de diferente especie. Espero que todos nuestros lectores sepan que cuando decimos género no quiero decir sexo, pero se ha llegado a unos extremos que casi justifican esta línea adicional.

Visto de cerca

Visto de cerca

Distribución del pato en cuestión (Irlanda muy fuera del mapa)

No es un ave europea y sería interesante saber si la razón de que se encuentre en este estanque del parque del fénix es que algunos especímenes se hayan escapado del parque zoológico que queda a unos pocos metros. El artículo de la Wikipedia en lengua inglesa dice que se han encontrado ejemplares incluso en Cornualles y menciona que en Dublín hay un grupo de estas aves campando silvestremente a sus anchas.

Hembra de ansar común y machos mandarín y joyuyo

Hembra de ánade real y machos mandarín y joyuyo

A pesar de la alegría de encontrarse con estos animales más curiosos y coloridos que los que acostumbramos a ver por aqui, el joyuyo es también un invasor con el que habría que tener cuidado a pesar de que aún no haya logrado establecerse con firmeza en el continente europeo.


Mapas de ojos azules

31/12/2012

Desde 2008 tengo varios mapas de Europa en una carpeta con la intención de hacer algo con ellos algún día. Por el nombre he podido volver a encontrar la página de dónde los saqué, que se llama Eupedia. Algunos son muy interesantes. No se los pierdan, y tampoco los que añade un señor llamado William Cutting en los comentarios. Por ejemplo, el que muestra la frecuencia de los ojos claros en diferentes zonas del continente.

Mapa 1

Mapa 1

Me he animado a subirlo hoy porque he encontrado otro similar. Dice el señor Cutting que este mapa ha sido producido por un pseudoantropólogo canadiense. ¿Este? No tengo ni idea. A primera vista se parece bastante a lo que podríamos intuir, lo cual no sé si es un punto a favor o en contra de su correspondencia con la realidad. La atribución de los colores del mapa me parece más que discutible. Mejor serían cuatro cuartiles exactamente iguales.

Mapa 2

Mapa 2

El otro mapa es bastante parecido, aunque no idéntico. Se supone que estará hecho a partir de otros estudios, pero no tengo fuente del mapa, ya que lo he encontrado en un grupo de Facebook de coleccionismo cartográfico. Buscando referencias me he encontrado un par de blogs que tocan este asunto y en los que hay muchos más mapas:


Evolución de un pollo

29/11/2012

Evolución de un polluelo en el huevo

En Dublín hay un museo de historia natural que está bastante bien. Queda céntrico, en pleno Dublín georgiano (Merrion square, junto a la Galería Nacional y las oficinas del primer ministro), la entrada es gratuita y puede uno disfrutar de una magnifica exposición de esqueletos y animales disecados en un ambiente que recuerda al siglo XIX. El lugar podría ser tranquilamente el escenario de una novela de Poe, Agata Christie, Conan Doyle o Robert Louis Stevenson.

Además se puede sacar fotos con casi total libertad. Debería volver para hacer un reportaje. Hace unos meses, la penúltima vez que estuvimos por allí, a pesar de todos los animales enormes, nos fijamos mucho en la metamorfosis por la que una célula se convierte en 21 días en un pollo.