Conexiones entre España e Irlanda

23/04/2017

Hace tres años me escribió una española muy amable que había empezado a trabajar en una multinacional aquí en Dublín y a la que le como miembro de un comité de multiculturalidad le habían encomendado hacer una presentación sobre España e Irlanda. Ella quería enfocarlo desde el punto de vista de los puntos en común.

[…] voy a hacer una presentacion sobre España y el enfoque que estoy planteando es comenzar por cosas que nos unen como países y terminar presentando España rompiendo los mitos, contándoles cosas que les sorprendan, como por ejemplo que España tiene un 36% de masa forestal vs. un 10% de Irlanda, pueden flipar…
Las cosas que nos unen:

  • Segun el libro “Lebor Gabála Érenn” que es una especia de historia/mito del origen de Irlanda desde la edad de piedra hasta el Medievo, los irlandeses descienden de los Milesians, a ti que te gusta la etimologia te va a gustar “Mil Espaine”que venían del reino de Breoghan (actual Galicia), la historia es muy interesante, puedes leerla pinchando aquí  o aquí.
  • Eamon de Valera era hijo de un espalol emigrado a Cuba y una irlandesa emigrada a Nueva York
  • La historia del Spanish Arch de Galway.
  • El enemigo común histórico: Inglaterra y cómo les ayudamos en repetidas ocasiones… la historia del naufragio de los galeones españoles en el oeste y que muchos se quedaron por aquí…
  • En los dos paises se toca la gaita
  • A los irlandeses les llaman los españoles del norte.

Y la verdad es que no se me ocurren mas conexiones… ¿se te ocurre alguna mas a ti?
Muchas gracias por tu ayuda.

La lista que ella proporciona ya deja entrever que en realidad no hay demasiada conexión. A continuación viene mi respuesta, que estoy rescatando hoy por algo que he leído anoche,que pronto comentaré y que es lo que me ha recordado esta correspondencia que ya va siendo antigua.

A mi modo de ver España e Irlanda son dos países con poco en común, dentro de que en el 90% de las cosas todos los países europeos son iguales. Lo que ocurre es que ellos se definen en gran medida por oposición a Inglaterra y les suele gustar que les digan que son parecidos a cualquier otro, cuando en realidad son mucho más parecidos a los ingleses que a nadie. Con España tiendo a encontrar más diferencias que puntos en común, probablemente porque uno compara precisamente por oposición.

Lo de la España húmeda como que no les suena mucho. Les llama la atención cuando les digo que en el norte de España llueve tanto como en Dublín y que además cuando se pone llueve más en serio. Si preguntas a irlandeses por sitios de España empiezan por Madrid y Barcelona y luego pasan a Estepona, Fuengirola y las islas. El dato de la masa forestal es bueno y puede que les sorprenda. Relacionado con esto, si ves las casas, verás moqueta por todas partes y casi nunca suelo de tablas o parqué. A los españoles no nos suele gustar la moqueta y a ellos les encanta. La carencia de madera/bosques ha creado esa cultura moquetista.

Lo de los milesios se lo he oído a mucha gente, pero en el fondo no deja de ser un mito y no hay nada que lo demuestre. En temas míticos, además de todo lo que tenga que ver con el sustrato celta está la historia de los navegantes de la isla fantasma de San Borondón (St Brendan)​. Es muy poco probable que los pocos supervivientes de la armada vencida dejaran mucha descendencia. No es la sensación que le queda a uno después de leer el relato de Cuéllar.

De lo del origen de la familia De Valera no se sabe demasiado y lo que hay no es muy sólido. Yo tendería a desconfiar de que el padre fuera español. Dicen que el nombre de pila era Vivion y nunca he oido ese nombre en España. Yo creo que ahi hay algo turbio, pero a saber…

No sé qué abrás leído de mis notas, pero hice una especie de categoría para comparar Hibernia e Hispania. Aparte de las cosas más o menos anecdóticas que haya puesto ahí y despues de pensar un rato, los puntos más importantes en común que se me ocurren son:

  • El catolicismo y su influencia en la psique nacional
  • Guerras civiles en ambos países a principios del XX
  • Terrorismo nacionalista en los años 70-90
  • Países poco desarrollados hacia 1950 con historias de éxito económico hasta 2000 (ó 2008)
  • Países de emigración que en el mundo son más importantes por lo que han hecho sus descendientes en América que por lo que son en sí mismos.
  • Sustrato celta (hasta cierto punto, porque se exagera mucho)
  • Afición por la juerga (aunque se practique de diferente modo)

Si me pides una lista de diferencias en vez de 7 te saco 70. Uno de mis proyectos de comparación es ir ilustrando aspectos con datos del INE y del CSO. Seguramente sean los mejores lugares para sacar datos que no sean tópicos. Pero voy escribiendo cuando puedo.

No tenía pensado escribir tanto (sorry), a lo mejor reciclo el texto para otra entrada de blog. Creo que mi foma de pensar es un poco densa y me imagino que  a la gente le gustará más oír que Ailbhe es un nombre irlandés de chica y Alba uno español que se pronuncia igual; que la base de la alimentación nacional durante siglos, la patata, fue traida a Europa por los españoles o sobre los irlandeses que han jugado en la liga española de fútbol; cosas así.

Luego no volví a saber de esta moza (si sigues por aquí, saluda). El caso es que tenía previsto poner unas notas comparativas con los resultados del censo irlandés de 2011 y este mes han publicado los del de 2016.

Mi lista de 7 puntos la quería mejorar (¿no es demasiado obvio que la ha elaborado alguien que ha estudiado ciencias políticas?). Tendré que rebuscar en la gastronomía, los deportes y las artes.


Comparaciones con la población histórica de Irlanda

15/04/2017

Lo de que Irlanda es el único país de Europa occidental con menos población que en el siglo XIX es un aspecto bien conocido. La isla llegó a tener 8 millones de habitantes y tras la gran hambruna de la patata y la emigración a América quedó en menos de la mitad. En los últimos años la república ha aumentado su población, que ha pasado de los 3,5 millones de 1987 a los más de 4,5 millones de hoy. Siempre me acuerdo un titular de periódico del año 2000 que venía a decir algo así como “la población, en su punto más alto de los últimos 120 años”.

Pero hace unas semanas vi el interesante tuit que encabeza esta entrada y me llamó la atención la comparación. Ciertamente a principios del XIX la población de Irlanda era más del doble de la de Portugal o la de Grecia o la de todos los países nórdicos juntos. Nunca había pensado que Portugal, que hoy tiene unos 10 millones de habitantes habría tenido por entonces, por cuando era un imperio marítimo global, apenas 3.

Para los que quieran una comparación hispanoirlandesa, España empezó el siglo XIX con unos 10 millones de habitantes , el XX con unos 18 millones, el XXI con unos 41 millones y ahora estará cerca de los 47 millones de habitantes.

Más sorprendente aún es el gráfico que he visto en fechas más recientes, en el que se compara la población de Irlanda con la de Inglaterra, Escocia y Gales. En realidad, antes de la gran hambruna de 1846-1848 las dos islas eran magnitudes comparables en términos demográficos. El salto inglés es espectacular

Luego también la semana pasada, este fragmento citado en Marginal Revolution en el que se aborda el declive de la parte céltica del Reino Unido:

Since 1821 the population of the Celtic arc of the north and west has declined as a proportion of the population of the United Kingdom, from 46 per cent in 1831, to 20 per cent in 1911, to 16 per cent in 2014, due to famine, independence and emigration.  This is a configuration of the country which we have been losing for nearly two centuries.

Del libro Love of Country: A Hebridean Journey, de Madeleine Bunting.

Cuando dice “independence” se refiere obviamente a la independencia de la República de Irlanda.

 


Las islas británicas según Norman Davies

29/01/2016
Las islas británicas

Las islas británicas

Ya me acabé el tocho de Norman Davies sobre las que él llama “las islas”. Él explica muy bien por qué lo hace así, pero creo que desde nuestra perspectiva del mundo podemos decir “las islas Británicas”, aunque le moleste a algún irlandés. “las islas Célticogermánicas” es el título de un capítulo que aunque se refiere a una etapa concreta me parece que serviría bien para etiquetar al conjunto. Creo que “las islas Angloparlantes” es lo que funciona en la mente de todos los que no pertenecemos a ellas.

A mí una parte que me interesa mucho es la historia de la lengua inglesa y su relación con lo que sería la etnogénesis de la población de la isla grande. Los procesos (militares, políticos, biológicos, ecológicos) por los que a partir de la llegada de los anglosajones en el siglo V las lenguas célticas y el latín “retroceden” en una medida que no parece compatible con que sólo un tercio del ADN de los ingleses sea de origen germánico según se cree últimamente. También la “lucha” por la primacía entre palabras sajonas, escandinavas y normandas a la vez que esas gentes que las hablan entran en la isla: la guerra total de genes y memes por decir de algún modo. Sobre esas cosas he leído con fruición. Luego he tenido que aguantar más novela rosa dinástica de la que tolero. Es muy difícil sentir igual interés por todos los periodos históricos.

Como es una señora historia completa de un territorio enorme a lo largo de una enormidad de siglos creo que no tiene mucho sentido comentar demasiado de la misma. De hecho, los trozos más interesantes me los voy a guardar para futuras entradas en momentos en que la imaginación escasee. Lo más que voy a decir es que se nota que este libro está escrito con el cambio de siglo y que década y media después algunas de las impresiones que el autor saca ya no están en consonancia con el espíritu de los tiempos que corren.

Lo que sí dejo para muestra son unos cuantos botones, datos sueltos que me han parecido interesante descubrir. Y como estos hay decenas:

  • La historiografía británica on presta demasiada atención a la Guerra de los Cien Años, acaso porque Inglaterra acabó perdiendo. Sin embargo el autor considera que esta derrota fue muy positiva para que se ocupara de otras cosas que a la postre le otorgaron una importancia mayor.
  • Los reyes de Inglaterra se hicieron llamar “y de Francia” hasta 1801.
  • La unión de Inglaterra con Escocia se aprobó el mismo día que un montón de actos legislativos de menor importancia.
  • La dinastía de los Tudor toma su apellido del nombre de un antepasado de su fundador galés, que se llamaba Twdor (Teodoro)  [en 2012 criticábamos que al papa cópto lo llamaran Tawadros en vez de Teodoro, pero miren]
  • El nombre del condado irlandés de Laois se escribe Leix en inglés. [Un descubrimiento, porque esta forma no se utiliza en la República de Irlanda. Pasó de Queen’s County a Laois y dejó relegada la ortografía inglesa, como Kingstown pasó a Dun Laoghaire y Dunlaery quedó en el olvido.]
  • El condado de Sutherland, el más septentrional de los de Escocia y por el que pasamos en 2011, tiene un nombre que es lo mismo que southern land. La razón es que para los escandinavos medievales (mal llamados vikingos) eran las tierras más sureñas que poseían.

Y por último, si alguien me pregunta alguna vez qué libro sobre la Historia de Irlanda puede leerse le voy a recomendar este. He leído alguna Historia de Irlanda propiamente dicha, pero la verdad es que sin el contexto de la otra isla casi no tiene sentido. En las más de mil páginas habrá entre cien y doscientas dedicadas a la isla menor. No aparecerá demasiado detalle, pero contexto todo. Si cualquier región española se independiza mañana durante los primeros años resultaría obvio que una historia aislada de la misma es absurda, aunque seguramente paulatinamente el concepto iría pareciendo más razonable, lo cual no querría decir que en realidad lo fuera. Irlanda se ha independizado anteayer y entre la lengua común, la mentalidad insultar, la colonial, Irlanda del Norte, los restos del protestantismo, el modo de vida y la inercia histórica al final sigue siendo un trozo de lo mismo. Mucho más cuando se mira para atrás y a vista de pájaro.

 


Cambria y Cumbria

21/01/2016
Cumbria de rojo, Cambria de verde

Cumbria de rojo, Cambria de verde

A pesar de haber estado en Gales hace apenas un par de añitos tengo esta confusión muy arraigada en la memoria y ha vuelto a hacer estragos ahora que ando ocupado con la historia pregermánica de las islas. Me parece curioso no haber encontrado un mapa en el que se identifiquen Cambria y Cumbria y aquí dejo el mío para deleite de la plebe de Internet.

Cambria es la forma latina de Cymru, el nombre céltico del país de Gales. Dicho de otro modo Cymru es el nombre de Gales en galés y Cumbria el mismo país pero con letras más normales y no tanta uve doble y tanta i griega. No se utiliza casi nunca, excepto acaso como adjetivo en contextos geológicos cuando se habla del cámbrico, que debe su nombre a que las primeras rocas del período se estudiaron precisamente en Gales. Supongo que quedará elegante decir cámbrico por galés del mismo modo que en vez de francés se usa galo, pero hasta la fecha no lo he oído.

Cumbria es una zona del noroeste de Inglaterra. Por simplificar diremos que es un condado. Por complicarlo más que lo es en varias de los diferentes tipos de condados que hay: por ejemplo, condado ceremonial y condado no metropolitano. También que en realidad es resultado de la fusión en 1974 de varios condados de los llamados “históricos”, entre ellos Westmoreland (escribámoslo así, como la calle dublinesa), Lancashire y Cumberland. Aquí arrastraba yo otro equívoco de muchos años, ya que creía que Cumberland en inglés y Cumbria en español (o latín, italiano…) eran la misma cosa y resulta que no.  También me parece que el nombre se utiliza bastante poco y que cuando se habla de esta parte de la isla – la ciudad de Carlisle y alrededores- en plan turístico lo que se suele mencionar es el Lake District : el Distrito de los Lagos.

La conexión y confusión entre ambos topónimos viene de la antigua o antiguas lenguas celtas, llamadas británicas o britónicas, que se hablaban en la isla grande antes de la llegada de los anglosajones. (Este es el llamado grupo P, con el bretón de la Bretaña de Francia y la extinta lengua de Cornualles; el gaélico irlandes, el escoces y el manés forman el grupo Q también llamado lenguas goidélicas). En un momento dado podría ser que cúmbrico y galés fueran la misma o dialectos de la misma. El cúmbrico desapareció hacia el siglo XII, XIII o por ahí; el galés aún existe. He leído varias cosas sobre la etimología de cymry, pero entiendo que quería decir algo simple como “paisano” o “campesino”.


Islas no aisladas

19/01/2016
Mata de la provincia romana de Britannia

Mata de la provincia romana de Britannia

Sigo leyendo sobre la historia de las islas. Me estaba acordando de una vez que fuimos a Belfast en la primavera de 2000. Éramos un grupo de compañeros de trabajo y entre ellos estaba la típica izquierdista española que en España es anticlerical y en Irlanda del Norte, católica. La sigo teniendo en el Facebook y me llama la atención que sea fiel a IU y pase de Podemos. En la plaza en la que está el ayuntamiento de Belfast dijo algo como “ver ahí ondeando la bandera británica me ha parecido muy fuerte”. Es lo que tiene acercarse a la realidad desde el prejuicio. También ondea la bandera española en Santa Cruz de Tenerife, que queda bastante más lejos de la España peninsular.

El gaélico que se habla en Escocia está ahí a consecuencia de la migración de celtas provenientes de Irlanda y durante muchos siglos existe una cultura céltica bi-insular. Dice Davies hablando del siglo X o por ahí que como resultado de los numerosos movimientos de poblaciones la configuración geográfica de “lo irlandés” tardó en configurarse. No sólo es Escocia, sino también la isla de Man o partes de Gales como la península de Lleyn y más al sur Cornualles. De hecho, habría sido posible que la cultura céltica se hubiera impuesto a la romana y a la germánica. La frase importane es: Sólo cuando los asentamientos irlandeses en Gran Bretaña dejan de funcionar puede empezar a emplearse el concepto moderno e insular de “Irlanda”.

Las islas británicas

Las islas británicas


No será León sino Lugo

11/01/2016
Las islas británicas

Las islas británicas

Sigo con el libro que comentaba ayer y ya he dado el salto de la muy oscura prehistoria al bastante oscuro mundo céltico, que por tan sobrevalorado tengo y del que tanto ignoro. Había un párrafo que hablaba de una deidad que se conoce como Lug (o Lugh, o Lú). También llamado…

No miento

No me invento nada

[…] Lugus en las Galias y Lleu en Gales, ha dejado su impronta en numerosos topónimos romanos y modernos desde Lyon (Lugdunum) y Laon a Luguvaldium (Carlisle), Léon [sic] en España, Leiden en Holanda y Legnica en Polonia.

Aparte del acento mal puesto en León, de siempre tenía entendido que el nombre de la ciudad viene de que allí se acantonó la Legio VII Gemina. Mis lectores leoneses no me dejarán mentir. Lo de Lugus me ha dado la pista para mirar en la Wikipedia en inglés (donde por cierto hay artículos separados para Lugh, Lugus y Lleu) y ver que la ciudad española cuyo nombre parece provenir del dios celta es logicamente: Lugo.

Recuerdo con cariño mi inocencia en las primeras veces que me encontré con errores en libros impresos. Me parecían gravísimos y a la vez creía que serían muy infrecuentes. Al igual que con las faltas de ortografía en general, hoy ya no creo ni lo uno ni lo otro.

 


Las Libertades

03/11/2015
Mapa de Dublin (Speed, 1610(

Mapa de Dublin (Speed, 1610)

Hoy después del trabajo hemos tomado parte en una actividad que tenía sus lados absurdos. Puede decirse que un recorrido urbano después de la puesta del sol no parece la mejor idea del mundo. También hacerlo apoyándose en sendos mapas de 1610 y 1756 es una apología del friquisimo, por más que a mí me fascine. Por otra parte, el escenario de nuestras andanzas ha sido la zona que se conoce como The Liberties, que tiene fama de ser bastante chunga (de hecho este mismo fin de semana del Jalogüín han matado a un tipo a cuchilladas a escasos 50 metros de nuestra ruta).

Anduvimos con sólo una sección del mapa de Rocque (1756)

Anduvimos con sólo una sección del mapa de Rocque (1756)

Pero la verdad es que hasta cierto punto ha estado bien y se ha enterado uno de cosas que ignoraba. Por ejemplo el porqué del nombre del barrio: Liberty era un tipo de jurisdicción medieval. También por aquello del contexto, la historiadora y guía ha explicado la llegada de los normandos, cómo la ciudad era en su mayoría (>70%) protestante durante el siglo XVII, la importancia de la industria textil y de la del alcohol en esta parte de la ciudad, los fallidos intentos de rebelión irlandesa (junto al lugar donde ejecutaron a Robert Emmet) y cómo los dos nombres de la ciudad de Dublín (éste que ahora se considerá inglés y el irlandés- Baile Átha Cliath) quieren decir dos cosas distintas porque se refieren a dos poblados distintos: el vikingo y el céltico.

Al final la tía era salada, ha dicho que lo que queda del molino de viento de la destilería de güisqui tiene más méritos para ser un símbolo de la ciudad que el Pincho (Spire), que no deja de ser un monumento a la nada (nothingness) y al derroche durante los tiempos del Tigre Celta. Ponía mucha pasión en su trabajo, la verdad sea dicha.  Hasta grafitis en un parquin nos ha llevado a ver.

La gente se ha sorprendido de que una zona tan marginal y cutre “tenga tanta historia” (de verdad que aquí no sé si corresponde hache mayúscula o minúscula). Bueno… lo de pasar del micro al macro es lo que tiene, que te puedo llevar a un vertedero donde se fundó una villa miseria en 2001 en Buenos Aires y te lo cuento todo de Juan de Garay, la producción de vacuno en la pampa y la Unión Cívica Radical.

Es sabido que el principal atractivo turístico de la zona es el museo de la fábrica de la cerveza Guinness. Lo mismo que entiendo perfectamente por qué a la gente le interesa beber cerveza, se me escapa todo sobre por qué a nadie le puede interesar cómo se elabora la misma hasta el punto de llegar a pagar unos veinte lereles por ver un montón de publicidad y poder tomarse una. En fin.