Mercado de abastos

12/12/2017

Cada vez paso menos por aquí pero tengo algunos recuerdos curiosos relacionados con el mercado de frutas y verduras.

Un edificio muy céntrico de Dublín y que es omitido en las guías turísticas porque es verdad que no tiene nada de excesivo interés para el visitante.

Una placa recuerda que fue construido en 1892 por el ayuntamiento.

Sólo tiene actividad por las mañanas, después del mediodía está cerrado y sólo se ven unos cuantos palés, residuos de la actividad matutina.

Es un mercado mayorista, así que tampoco puede presentarse uno a comprar un kilo de manzanas.

Las viejas que se ven por Moore st con los cochecitos de niño de época sobre los que han colocado la fruta compran aquí al por mayor todo lo que luego menudean.

Mis recuerdos están vinculados a ir a buscar los palés con Iñaki para utilizarlos como combustible en la precaria chimenea de su precaria morada.

Quizá el edificio no tenga tanto valor pero hay algo que me resulta atractivo en la arquitectura civil de la época victoriana.

El forjado del hierro, el color anaranjado del ladrillo y muchos detalles pequeños.

Detalles de cosas comestibles. Con eso vuelven a ganarme. Fruta y verdura, por supuesto.

También una langosta o algún que otro manjar exquisito y esculpido.

Está a menos de diez minutos de O’Connell st pero nadie se acerca a verlo.


Tara

04/05/2017

Tara st (Dublín), el edificio de colores lo acaban de pintar

Tara no significa en Irlanda lo mismo que en España. Es el nombre de una colina arqueológica de importancia prehistórica a unos 40km de la capital y también se usa como nombre de mujer. Ahí se considera que significa “reina” porque dicha colina era el centro de poder de los antiguos “reyes” de Irlanda. La colina también da nombre a una calle de Dublín en la que hay una estación de tren del mismo nombre. Es una zona un poco cutre, pero es fácil que haya que pasar por ahí ya que queda al lado del río y a pocos metros de todo lo más céntrico. Por ejemplo, está el ministerio de sanidad que qquí se llama de la salud. Ya hemos hecho el chiste es que el edificio muestra a las claras el estado de salud del país, pero es que es obligatorio. También el Irish Times está al final de esta calle.

Ardilla

Debajo de la estación hay un pub al que yo iba a veces y justo al lado queda otro llamado Kennedy’s en cuya pared había una curiosa ardilla en la que no había reparado hasta este lunes (no debe de llevar mucho tiempo ahí). Hoy leo que hay planes de construir el edificio más alto de la capital en ese mismo solar. Ambiciosa ardilla. Me parece improbable que le concedan los permisos.

Justo enfrente, al otro lado del río, está Liberty Hall, que es la sede de los sindicatos. Hace unos años hubo un plan de tirarlo y hacer un edificio creo que de 23 pisos y entre que hacía sombra a todo lo demás y que creo que los promotores no tenían demasiados fondos para tirar adelante del proyecto eso se aparcó para siempre. Precisamente el mismo lunes, volviendo a casa de nuestro rato de consumismo, vimos pasar la manifestación del 1º de mayo.

1

2

3

No muy concurrida. La verdad es que está el movimiento obrero está de pena. Luego las consignas eran un poco heterogéneas: lesbianismo, no pagar tasas por el agua, inmigrantes sin papeles y sin miedo… si te queda algo de conciencia de clase la pierdes por desánimo entre esta peña, tan escasa y a la vez tan variopinta.

Cajitas

Es muy difícil estar en la vanguardia del proletariado cuando uno dedica sus días festivos a degustar exquisiteces orientales. Poner además las fotos en internet es muestra de decadente vanidad burguesa, pero no se puede comer tofu con anacardos y dejarlo pasar sin contárselo a nadie.


La nueva sede del Banco Central de Irlanda casi lista

17/12/2016
1

La luz crepuscular de diciembre a las dos de la tarde

El Banco Central de Irlanda (el equivalente al Banco de España, el que hacía el dinero) ocupa un edificio con forma de sandwich feo en Dame st, a espaldas de Temple Bar. Un banco de inversiones quebró y dejó su plan para cuartel general por terminar y acabó, junto con mucha deuda, en manos de los contribuyentes.

2

Trabajando en sábado

Durante años el armazón de hormigón de este edificio frustrado fue parte de las imágenes de fondo en cualquier noticia sobre la crisis y el rescate a Irlanda que pudiera emitirse en cualquier noticiero extranjero. Hoy ya ni oyes hablar de los PIIGS.

3

Formas geométricas: ni sé qué representan ni para qué sirven

Al final, mal que bien, el edificio ha ido yendo para arriba. Se suponía que los empleados iban a empezar a trabajar en él a principios de diciembre pero aún no está, aunque parece que no falta demasiado. Si además están trabajando los sábados como hoy.

4

Las oscuras grullas mecánicas de tu balcón sus nidos a colgar

Por lo que he podido ver, el proyecto del Banco Central es diferente al original a pesar de haber mantenido la misma estructura. Hay unas formas triangulares del color del dinero que le dan un aspecto irregular y curioso. A pocos metros del Centro de Convenciones puede convertirse en un elemento icónico de la ciudad o algo. Un becerro dorado.

5

Triángulos y romboides de vil metal

No es la única construcción en marcha en la zona. Aunque no se vean tantas grúas como hace diez años sin duda han vuelto a aparecer. En el solar contiguo han levantado una estructura en tres meses también en la misma calle han restaurado un antiguo hotel ferroviario de ladrillo rojo. Siempre me gustó mucho y creí que acabaría siendo demolido.

6

Así quedará el muelle

Al otro lado del río sigue la construcción de un edificio de gran altura. Existe un folleto de propaganda electoral de los Progressive Democrats en 2006 que lleva años divirtiéndome por el delirio de concebir un Manhattan céltico. Ese partido político precisamente formó parte de la coalición de gobierno por aquel entonces y dada su clarividencia ya no existe. Dublín nunca va a ser Hong Kong, pero ni tanto ni tan calvo.


Bélfast: mi edificio favorito

29/03/2015
Belfast

Belfast

Hace unos días, cuando me acordé de Bélfast, menté de pasada el edificio de la TGWU que tiene un mural de baldosas a mi modo de ver fascinante en su relativa fealdad eisensteniana. Por llenarlo de referencias personales diré que tiene también algo de las oficinas de esas fábricas que cerraron en el País Vasco en los años de la reconversión industrial y de aquella en la que el botones Sacarino se la liaba al Dire y al Presi.


Capiteles evangelistas

17/03/2015
Esa diminuta iglesia

Esa diminuta iglesia

Siendo hoy 17 de marzo, día de san Patricio toca hoy con más causa que en otras ocasiones descubrir alguna cosa de Irlanda. Esta mañana salí de casa a disfrutar del paseo en una ciudad sin tráfico y sólo me encontré con algunos jóvenes que volvían a sus casas, banderas irlandesas y de otros países en muchos edificios y empleados públicos que preparaban la jornada: policía y limpieza de calles.

El parque de St Stephen Green estaba aún cerrado y tuve que hacer dos lados del cuadrado. Junto a la embajada de Letonia, en el lado de los cuatro por el que probablemente haya transitado en menos ocasiones, descubrí una aparentemente pequeña iglesuela y reparé en los capiteles de las columnas de su pórtico. Sin ser un experto en simbolismo religioso me pareció que representaban a los cuatro evangelistas, que nos mostraron cómo hasta en la verdad indubitable hay versiones.

El águila de san Juan y el toro Lucas

El águila de san Juan y el toro Lucas

El león de san Marcos y Mateo, el hombre

El león de san Marcos y Mateo, el hombre

Ahora he buscado información sobre este edificio y he visto que tiene hasta su propia página, con un plano que muestra que a fuer de alargada es bastante mayor de lo que parece desde el exterior. La güeb contiene también un interesante sección histórica y otra relativa a la protección de los menores. Por lo que dicen parece un sitio seguro así que lo mismo otro día me atrevo a echar un vistazo.


Patrimonio industrial

19/05/2014

El otro día le he tirado una foto a este edificio porque me gusta el detalle ese, que ya he visto en más sitios, de pintar un rosetón de catedral gótica falso que también puede ser una pegatina para decorar una pared exterior desnuda. He buscado la palabra inglesa gable en el diccionario y acabo de descubrir la española “gablete”, que parece un falso amigo. Tras unos minutos investigando estoy casi seguro de que la traduccion precisa del lugar en el que se instala la impostura es “hastial”.

Tras el gimnasio

Allá detras del gimnasio

El edificio en cuestión es uno de tantos de la zona portuaria. Antiguamente había muchos de ladrillo rojizo y como en cualquier otro lado se perpetraron algunos debarajustes urbanísticos. A fecha de hoy hay varios de estos que están protegidos aunque no estoy seguro de si el que nos ocupa es uno de ellos. Perteneció a una compañía llamada “británica e irlandesa de paquebotes de vapor” (British and Irish Steam Packet Company, ya desaparecida). Creo que en la actualidad el inmueble se utiliza para temas de producción cinematográfica.

Rosetón

El falso rosetón en el hastial

En el dintel de la puerta está inscrito el número del año 1909. Algunas veces pensé que era raro que la compañía se llamara British and Irish cuando por aquél entonces toda la isla de Irlanda pertenecía aún al Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda. Habría que entender entonces que British no se entendía como un gentilicio que incluyera a todos los nacionales de aquel estado, sino sólo a los de la mayor de las islas británicas. Si es así es curioso que no existira un adjetivo que los incluyera a todos. Para los del Reino Unido hoy día el sustantivo (Brit, Briton) sigue siendo problemático. Me imagino que la técnica neowhorfiana de hurgar en las carencias de las lenguas tampoco sirve aquí, pero parece que la ausencia de gentilicio común respalda el concepto de la escuela moderna y la historia disociada de naciones y estados hasta el siglo XIX.

El edificio blanco que hay a continuación es el de la compañía española Telefónica, o al menos lo era hasta hace poco. Telefónica había comprado el segundo operador móvil con más clientes de Irlanda: O2, el antiguo Digifone, pero lo vendió hace unos meses y supongo que con la empresa ha ido esta sede.

Fachada

Fachada

Hace unas semanas me regalaron un libro bastante curioso sobre la zona portuaria. De momento me he conformado con mirar las fotos, pero me lo acabaré leyendo y completaré la entrada si encuentro algo referente a este edificio.


De visita en Ryanair

17/05/2014
Collage fulero

Collage fulero

Una de las cosas interesantes de esta semana, por lo general monótona, ha sido el haber conocido las oficinas principales de Ryanair, las denostadas líneas aéreas de bajo coste. En los últimos años he viajado muchas veces con esta empresa y yo, en realidad, no tengo ninguna queja ni he sufrido de los problemas o historias de terror que cuenta mucha gente.  Sí que me resultaba enojoso lo de que no asignaran asientos y lo de la gente haciendo cola estresada para embarcar y me alegro de que recientemente eso se haya acabado .

Resulta que una chica que trabajó conmigo en el sector de la aviación hace ya tantos años está ahora trabajando en Ryanair, y como el cuartel general no queda lejos de mi oficina, me ofreció que me acercara a conocer todo aquello. El edificio se lo han comprado al banco malo que gestiona los restos de la crisis a precio de ganga y tienen la mitad vacía con la intención de alquilársela a alguna otra empresa.

En la sala de espera uno se sienta en asientos de avión. Hay una pantalla enorme y detrás del mostrador de recepción se ve un tobogán desde el que se puede bajar del primer piso. Son las únicas fotos que hice, me corté durante la visita. El edificio está muy bien acabado y la decoración alegre parece que daría motivación para trabajar. Hubo algunos detalles que me gustaron como un ajedrez gigante, un avión bastante curioso y una máquina de gimnasia para el ejercicio de “andar en el aire”.

En el paseo por las plantas pude ver los escritorios donde trabaja la gente, que me parecieron más funcionales y cómodos que los nuestros. Las salas de reuniones muy bonitas, todas ellas llevan nombres que hacen juego con la decoración. La oficina del gran jefe no es muy grande y es completamente transparente, porque dicen que le gusta enterarse de todo lo que pasa. En general me recuerda bastante a las oficinas de Google, aunque las del buscador están mucho más sobrecargadas de elementos de utilería. Los departamentos de Ryanair son los previsibles, aunque me sorprendió descubrir que había uno dedicado a los perfumes que se venden a bordo. Por último, la cantina tiene mejores instalaciones que la nuestra, pero la comida es bastante parecida y a diferencia de Google, los empleados tienen que pagarla.

Aunque no tengo fotos mías, agarro unas cuantas del Irish Times y del Irish Independent, que estuvieron cubriendo la inauguración hace un par de meses:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.