Postal del Japón

10/12/2017

Postal sobre cuadro

El miércoles llegó una bonita postal del Japón. De momento la he puesto encima de un cuadro que hay en el salón de mi casa y que muestra la misma imagen: el archiconocido Fuji rojo de las 36 estampas de Hokusai. Lo de tener el cuadro en lugar señero ya sería toda una declaración de que es una obra de arte que nos gusta de verdad. Lo espectacular es que ese mismo cuadro lo tenemos dos veces. Y ahora con la postal, tres.

Es posible que Hokusai sea una de las formas más sencillas de aproximarse al arte japonés. Cuando estuvimos en Japón tuve mucho interés en fotografiarme ante una de las muestras de la ola y de comprarme una taza que aún conservo. Incluso en este año 2017 he estado aquí en Dublín en una exposición entre cuyas piezas se encontraba una miniatura del maestro nipón, el monte Ashi visto desde las orillas del lago Hakone que otrora surcáramos en barco pirata.

No es la primera vez que recibo una postal de Japón, ni siquiera la primera vez que recibo una que represente una xilografía de Hokusai. Es la primera que recibo que hace mención a interesantes expresiones de la cultura japonesa que me alegro de que mi mujer (que es la que suele recoger el correo) desconozca, o bien que no tenga la paciencia de descifrar la caligrafía hispana. Así que omitiré el contenido y pasare a la filatelia.

¿Ginza 21-XI-17?

Según leo en una página especializada, el sello de 70 yenes es la mitad superior de otro junto con el cual compone una imagen, no de Hokusai sino del otro, de Hirosighe, que en conjunto muestra las flores que vemos y un ave que on está. Aunque andemos mal de hiragana y katakana podemos ver que conmemora la International Letter-Writing Week,  que se lleva celebrando desde 1958 “con el objetivo de contribuir a la paz mundial incentivando el intercambio cultural entre la gente del mundo a través de la escritura epistolar”.

Le leí a uno que decía que el día del juicio final hablaría muy bien de todos los amigos que hayan seguido mandado postales. Aquí también bancamos duro esa idea.

Anuncios

Gentes del Japón

04/05/2010

Hay días en que no está uno mucho para pensar hacia adelante, así que se pone a pensar hacia atrás. Tenía por recovecos del disco duro esta presentación en pdf que hice hace unos años. Son fotos de alguna gente que nos encontramos por Japón. Con una buena cámara y teleobjetivo es más fácil fotografiar a la gente. Mi falta de medios técnicos y relativa timidez acaba suponiendo que en las fotos de mis viajes haya pocos seres humanos.

Quizá las más interesantes son las de los amigos que hice en el onsén de Hakone Yumoto, con los que perdí una partida de otelo en el tatami, y la del nacionalista imperial en el templo de Yasukuni. Luego se ven varios monjes y gente durmiendo en trenes y señoritas con quimono.


Sopa de fideos con champiñones

29/12/2008

Siendo este un pseudoblog de naturaleza personal, es justo que uno muestre de vez en cuando lo que lleva en su interior. Y como somos lo que comemos y de lo que se come se cría, voy a crear este post con alguna delikatessen memorable que llevó mi estómago y conserva mi alma. De paso aprovecho la ocasión

Es esta una sopa de fideos udon 饂飩 (うどん) de un restaurante en Owadakuni, cerca de Hakone , en la prefectura de Kanagawa. Un lugar desde donde debería haber podido ver el monte Fuji si la venerable montaña no se hubiera escondido tras la niebla.

La mañana de marzo fría, el aire sulfúrico, y el recorrido complicado desde Tokio en tren bala, tren corriente y funicular. La sopa de shitake es un recuerdo glorioso del día que acabó en el tatami del onsén con los amigos nuevos y el otro juego albinegro.