Colapso 1

21/11/2017

Colapso

Este es el libro que estoy atacando últimamente, Collapse: How Societies Choose to Fail of Survive (2005). Elección sencilla tras los anteriores del mismo autor, que devoré el año pasado. Digamos que los temas de Jared Diamond están en un punto de corte entre las grandes preguntas científicas y las grandes cuestiones políticas que me interesa bastante.

En los primeros capítulos he ido leyendo cosas sobre Montana que me resultan un marco calcado al de los problemas de desarrollo que padecen zonas rurales españolas. También he leído sobre la Isla de Pascua, que siempre me interesó y me he replanteado algunas cosas. Más curiosa aún que la historia rapanui es la peculiar experiencia humana en lugares más remotos todavía: Pitcairn, Henderson, Mangareva. Luego la caída de civilizaciones en el continente americano, con casos muy relacionados con la sequía como el de los anasazi del sudoeste norteamericano y ahora estaba con los mayas. Hay un párrafo interesante que trata el problema de los cultivos, sin demasiada proteína (maíz) ni demasiado excedente, lo cual dificultaba el abastecimiento militar y podría ser la clave explicativa de por qué nunca hubo un imperio sino varios reinos enfrentados. El ejemplo viene de Nueva Zelanda, que como fue colonizada por europeos en una epoca más tardía puede estar mejor documentado.

Estamos acostumbrados a dar por supuesto que el éxito militar lo determina la calidad del armamento y no el abastecimiento de alimentos, pero la historia maoría de Nueva Zelanda muestra un ejemplo claro de cómo la mejora en la distribución de alimentos puede incrementar de modo decisivo la probabilidad de éxitos militares. Los maoríes son el pueblo polinesio que se estableció en Nueva Zelanda antes que nadie. Tradicionalmente lucharon fieras guerras entre ellos mismos, pero sólo entre tribus muy cercanas. Estas guerras estaban limitadas por la modesta productividad de su agricultura, cuyo elemento principal era el boniato. No era posible cultivar suficientes boniatos como para alimentar a un ejército en campaña durante un periodo de tiempo prolongado o desplazado a lugares distantes. Cuando los europeos llegaron a Nueva Zelanda llevaron patatas que, desde alrededor de 1815, aumentaron el rendimiento de los cultivos de los maoríes. Desde entonces los maoríes pudieron cultivar comida suficiente como para mantener a un ejército durante varias semanas. El resultado fue un periodo de quince años en la historia maorí (de 1818 a 1833) en el que las tribus maoríes que habían conseguido patatas y armas de fuego de los ingleses enviaron ejércitos a atacar tribus que estaban a cientos de kilómetros, las cuales no habían conseguido aún ni patatas ni armas de fuego. Así pues, la productividad de la patata superó las limitaciones anteriores en la práctica maorí de la guerra, limitaciones similares  a las que la baja productividad de la agricultura del maíz imponía a la práctica bélica de los mayas.

En tiempos más recientes las consideraciones sobre el aprovisionamiento han tenido más que ver con el transporte (Malvinas, Estalingrado) que con la producción de comida en sí. En cualquier caso esto enlaza bien con el problema del mantenimiento y la sostenibilidad de estructuras biológicas, económicas, políticas… Hoy la jefa ha estado en una conferencia sobre el futuro de la Unión Europea y mi intuición es que no se va a integrar más y bastante será si se mantiene lo que hemos conocido hasta ahora, lo mismo creo de cosas como los sistemas públicos de pensiones, ecológicos etc.

Anuncios

Mesofactos pascuenses

04/12/2015

Hoy me he pasado la tarde viendo documentales. Uno de ellos trataba la isla de Pascua, por donde tuve la fortuna de pasar hace ya un porrón de años. Se llamaba “el secreto de la isla de Pascua” o “El misterio de la isla de Pascua” o algo así. El hilo central eran unos tipos que intentaban mover un moai con cuerdas. Creo que esto se ha conseguido hacer ya de varias maneras y ni es misterio ni es nada. Consiste en construir un moai lo más parecido posible a un tentetieso, amarrarlo bien (y aquí era importantes las formas angulosas de la cara y hacer el acabado de los ojos hasta que no estuviera en su ubicación definitiva) y luego ir haciendo que se moviera por su propio peso al ser balanceado por dos equipos tirando cada uno de una cuerda por la derecha y por la izquierda, mientras un tercer equipo lo sostenía con otra cuerda desde detrás.

No es esto lo que me ha parecido más interesante. Cuando me tocó ir por allí estuve interesado en las cosas de la historia (más bien prehistoria) de Rapanui y recuerdo haber leído que al principio disfrutaba de una vegetación forestal frondosa y que al ser la madera necesaria para trasladar las estatuas gigantecas (esto de las cuerdas parece demostrar que en principio no haría falta madera) los habitantes acabaron deforestando el lugar. Siempre me pareció una teoría floja. Lo que dice un experto en el documental es que la deforestación probablemente ocurrió por una combinación de causas, entre las cuales estaba que los pascuenses eran agricultores a los que la jungla de palmeras no les aportaba nada e intentaban hacer claros cultivables mediante la combustión, a lo cual se unió la desaparición de las aves que aportaban el guano necesario para seguir fertilizando el terreno y la introducción de ratas que comían las semillas de los árboles. Esto ya me parece una hipótesis más sensata que decir que se cargaron el bosque porque necesitaban troncos para mover los moais.


Moai dublinés

23/08/2014
1

1

Hoy ha salido un día bastante bueno y hemos ido caminando desde el centro por los barrios de North Wall e East Wall hasta Clontarf, y de allí a la isla del toro y su playa y el espigón del norte que flanquea la entrada marítima a Dublín y tras regresar a tierra firme incluso más lejos, hasta el parque de santa Ana. Al principio de la singladura, en el antaño bélico y hogaño privilegiado Clontarf, barrio que yo pisaba mucho hace poco más de una década, nos ha sorprendido encontrarnos con un moai.

2

2

Luego he visto que lleva ahí desde 2004 cuando no es que ya no frecuentara la zona sino que andaba incluso por países más llanos que este. Parece ser que es un regalo de la República de Chile a la Ciudad de Dublín. No sé si es competencia americana pero hay una estatua menos memorable ofrendada por los Estados Unidos Mexicanos en la playa de Sandymount. La razón de que en la placa diga “maoi” en vez de “moai” la ignoro por completo.

3

3

Además de todos los moais que pude ver in situ en la isla de Pascua creo que este ya es el cuarto o quinto que he visto fuera de su entoro original. El anterior fue el año pasado en Barmouth (Gales), aunque aquel ni siquiera era de procedencia chilena. Creo que el moai dublinés no es auténtico rapanui de época, sino una producción moderno. Hasta donde recuerdo, la piedra rojiza de la que está hecho era la que utilizaban en la isla remota para hacer los tocados, impropiamente llamados sombreros, pero no para hacer parte antropomórfica de la estatua.

Ahora, por conectar ideas, unamos el nombre de la isla de Pascua al del levantamiento de Pascua, sin duda uno de los acontecimientos más destacados, si no el que más, en la historia de la capital irlandesa. También este lugar en el que se encuentra el moai fue escenario de la batalla de Clontarf entre vikingos y celtas, de la que este año se ha cumplido el milenario. La tradición indica que la batalla se produjo en el día de Viernes Santo, otro dato que une lo pascual con lo pascuense.

4

4

Aunque ya no paso a menudo por Clontarf sí que lo he hecho unas cuantas veces en los últimos años. Es posible que incluso caminando por el paseo marítimo me haya pasado desapercibida tan colosal figura.


Sobre el volcán

05/04/2010

Volcán Ranu Kao (Isla de Pascua, Chile, febrero de 2002)

Por un golpe de suerte, me he encontrado en uno de mis cedés con la foto que me hicieron en uno de mis candidatos a “el lugar más hermoso del mundo“: el volcán Ranu Kao, en la Isla de Pascua. Está extinguido así que no hay más riesgo que el de tropezar y caerse a la ciénaga en que está convertido su interior. La foto me la hizo Yannick, al que encontré por casualidad.


Rapa Nui

06/01/2010

Rapa Nui

Uno de mis mapas preferidos, o por lo menos uno de los que están más cerca de mí es este mapa de la Isla de Pascua (Rapa Nui, en la lengua Rapa Nui que habla el pueblo Rapa Nui – sí, puede llegar a resultar confuso). El mapa se encuentra en una camiseta que uso con frecuencia, por lo que no lo veo a menudo ni bien, aunque solemos estar en contacto.

En realidad tengo dos camisetas que ya no son idénticas, aunque lo fueron. Hoy una es blanca y otra es gris, debido a algún lavado chapucero. Las compré en el mercado de Hanga Roa en febrero de 2002, durante mi visita a la isla. Ahora que las veo raídas y a punto de acabar su función se me ocurrió grabarlas para la posteridad en este blog.

Se puede decir tanto de la Isla de Pascua que me limito a su dimensión cartográfica. En general, me impresionan los lugares que parecen un mapa a simple vista, tal y como escribí de la isla de Ewe hace unos meses. La Isla de Pascua es uno de ellos. Desde lo alto del volcán Rano Kau en el vértice meridional de la isla, se observa casi la totalidad de la Rapa Nui. Lo mismo puede decirse de Rano Raraku, la cantera de los moais en el extremo nordeste. Creo recordar que la distancia más larga eran 18 kilómetros. No sé planchar.


El lugar más hermoso del mundo

18/01/2009

Una exageración probablemente. Hay tantos lugares… pero sí tuviera que escoger el mejor marco de una de mis fotografías, pondría una equis roja sobre una imagen en un blog. Febrero de 2002. Tengo que buscar la foto, que no es esta. No puedo permitirme aún el helicóptero. Esta es de Yann-Arthus Bertrand, con cuyo trabajo tanto hemos disfrutado.

El volcán extinto que se aprecia es el Ranu Kao, en la Isla de Pascua, posesión chilena en el Pacífico. Bajo el cono de la montaña puede apreciarse la pista del aeropuerto Mataveri, y el municipio de Hanga Roa. Todo el mapa de la isla, que tiene 18 kilómetros de punta a punta cabe en esta fotografía excelente.