Cosas de Escocia

17/04/2017

Lo de Bill Bryson escocés es mu exagerao

Escocia está aquí al lado de Irlanda y comparte ese origen difuso que hemos dado en llamar céltico. Hace unos días un amigo me dijo que quería ir a trabajar a Edimburgo y será una de las pocas ciudades europeas que yo haya visitado tres veces. Empezamos a ir en el año 2000 y luego nos ha gustado más el paisaje escoces que el de la isla de residencia habitual. Nunca simpaticé demasiado con los independentistas escoceses porque eso de volver a los reinos antiguos me parecía un atraso. Eso ha sido hasta el 2016 del bréxit, porque atraso por atraso, un reino del siglo XVIII y un imperio del XIX me parecen casi lo mismo, y lo segundo más peligroso. Así pues no tengo pensando volver en bastante tiempo, ya que pudiendo escoger entre infinidad de destinos agradables prefiero consolidar la economía de la UE y ellos que se las apañen como puedan, que es lo que han elegido.

Tenía en la estantería uno de esos libros que a veces compro por una nimiedad en uno de mis lances (dice el propio libro que la palabra spree que se usa en la expresión shopping spree viene del gaélico spréidh que tanto en Irlanda como en Escocia significa pillaje, pero es etimología discutirda). Es una miscelánea de cosas escocesas. No hay demasiada narrativa en el volumen. Son listas de cosas sin más, por ejemplo una lista de ríos. (Los lagos escoceses tienen cierta fama que diría que los ríos no):

Río Tay (193 km.)
Río Spey (172 km.)
Río Clyde (171 km.)
Río Tweed (156 km.)
Río Dee (137 km.)

El autor da la longitud en millas, otro atraso.

Aquí otra lista, ésta con palabras del dialecto de las islas Orcadas, donde durante muchos siglos se habló una u otra lengua escandinava:

gavse engullir
gelder
reír
moppy
conejo
nareaboots
casi
peedie
pequeño
puggy
barriga
skreck
chirriar
skreevar
viento fuerte
waar
peor
whitema
gaviota

A lo mejor por el contexto se puede deducir alguna, pero si el acento es como el de las zonas gaélicas de Irlanda seguramente no. El autor dice que se considera que algunos hablantes de gaélico escoces tienen perfecta dicción inglesa, debido a que aprenden la variedad estándar (esto suena parecido a por qué el castellano que se habla en el País Vasco es bastante comprensible), pero en general en Irlanda cuanto más gaélica es la zona menos estándar es el acento en inglés.

Pueden encontrarse, entre muchas más cosas, listas de reyes (la vida de Macbeth no es como aparece en Shakespeare), batallas, filósofos, santos, inventores, partidos de fútbol, güisquises, músicos, castillos, películas y primeros ministros británicos. Escoceses todos ellos.

Aquí hay un problema que también se dará si España sigue por la senda de convertirse en Expaña. Por ejemplo, el autor da como escocés a Tony Blair que nació en Edimburgo. Muchas veces es complicado saber quién escocés y quién es inglés (con desventaja para Escocia, al menos en España donde solemos creer que todos son ingleses). No creo que entre los de nuestro idioma haya muchos que sepan que (pongamos por caso) Alexander Fleming era escocés. Muchos británicos pueden considerarse también las dos cosas, o ninguna. No se les suele dar mucha bola.

Mi dato irrelevante escocés preferido es el de que los milenarios patrones del tartán de las faldas de los clanes escoceses son una invención relativamente reciente tal y como aparece en la recopilación de Hobsbawm sobre La invención de la tradición. El autor del texto es Hugh Trevor Roper y hay un libro póstumo sobre la invención de Escocia. En esta miscelánea se disputa la fecha pero no el dato.

Conexiones con la península Ibérica, pocas. La Legión IX Hispana anduvo por allí. Otra es pictórica: dos veces he visto la vieja friendo huevos de Velázquez en Edimburgo, pero ahora he descubierto que un famoso cuadro de Dalí está en Glasgow. Me parece adecuado cerrar con esta imagen, escribiendo en domingo de Pascua.


¡Por los clavos de Cristo!

16/04/2017

Expresión que en inglés cabe en una palabra:

gadzooks

Pronunciation: /gadˈzuːks/

exclamation

archaic

  • an exclamation of surprise or annoyance.

Origin:

late 17th century: alteration of God’s hooks, i.e. the nails by which Christ was fastened to the cross;

(Fuente)

Hoy es Domingo de Resurrección, día de la patria vasca y de la irlandesa también. Algunos compañeros de trabajo, cristianos de la India, me han enviado guasaps con bendiciones. Yo les respondo Happy Easter, que no sé si es apropiado del todo, porque ellos  me dicen cosas más trascendentes. Have a blessed Maundy Thursday, me escribió una el otro día. Allí me di cuenta de la siguiente curiosidad:

Maundy Thursday – Jueves Santo

Good Friday – Viernes Santo

Holy Saturday – Sabado Santo


La muerte y el gluten

01/03/2016
z

“Crucifixión”, Giovanni di Paolo di Grazia (s. XV)

Recuerdo por conversaciones que se produjeron en mi empleo anterior que a mis compañeras irlandesas les producía un enorme desasosiego el hablarle a sus hijos -niños de unos ocho o diez años de edad- del sexo y de las cosas de la vida.

Como en ese sentido recibí una educación bastante liberal ni sufro este problema ni casi soy capaz de entenderlo como tal. En cambio, sí que me causa cierta desazón la perspectiva de descubrir a los niños no ya las cosas de la vida sino las de la muerte. También será verdad que hay una edad para cada cosa.

Se me está ocurriendo que educando a los hijos la sexualidad tiene una narrativa difícil para los creyentes y la muerte una más sencilla, mientras que para los ateos ocurre en cierto modo lo contrario. No creo que haya una respuesta a cuál es la mejor edad para hablarles a los niños de la muerte. Uno aprovecha su natural tendencia a la procrastinación. En la Galería Nacional y frente a la Crucifixión de Juan de Pablo de Gracia se me dio la siguiente conversación:

– Papá ,¿qué hace él?

– Parece que está durmiendo. [aprovechando la bidimensionalidad de la imagen]

– ¿Qué tiene en sus manos?

– Son pinchos, pegs como esas con las que tú juegas.

– Tiene sangre… se le va a salir el gluten.

Y a otra cosa, mariposa. Misión cumplida. Por cierto, que esto del gluten se le ha ido la gente de las manos. Y los niños, ya se sabe, lo que oyen en casa.


Ídolos de nuestro tiempo

22/01/2015
La gente es muy curiosa

La gente es muy curiosa

He pasado algunas veces por delante de una vivienda y siempre me había quedado con las ganas de tirarle una foto. Tardé en hacerlo porque hasta cierto punto era una situación que me resultaba violenta, por si el residente me veía hacerlo o precisamente salía de casa en ese mismo instante. Me imagino que viviendo en una planta baja a uno no le apetece que los transeúntes fotografíen su morada. O quizá no sea cierto del todo, dado que algunas personas muestran un caracter bastante exhibicionista y creo que mi sujeto desconocido pudiera ser una de ellas. En todo caso, he completado la operación con gran celeridad y he huido cual asustadizo ratón, pero con mi botín que ahora comparto con ustedes.

El apartamento no es que tenga gran cosa: algunas decoraciones como un enano en un columpio, símbolos solares y célticos y algún recorte de periódico. Lo que más me llama la atención es una combinación candidata a ser la santísima trinidad de nuestro tiempo: Dios, Patria y Fútbol. Jesús de Nazaret que nació en Palestina, Lionel Messi que juega en Barcelona y el político y militar interpretado por Liam Neeson, que murió en una emboscada en el condado de Cork. Las ramificaciones son infinitas, pero esto es todo lo que tenía para comentare hoy.


Santo Cristo de los Gimnasios

02/12/2014
sad

Sagrado corazón y bíceps

Puse la foto de este grafiti en una red social y un amigo le dio ese nombre. Encontré la pintada del Hijo en una papelera roñosa que hay junto al Gran Canal, muy cerca de la esclusa por donde vierte sus aguas al Liffey. Se le ve muy omnipotente.


Manteca, mantequilla, margarina, margarita, perla y cerdos

08/12/2013

La señorita porteña de la casa llama “manteca” a lo que ustedes y yo llamamos mantequilla. Al parecer, la Argentina es el único país en el que se hace. Yo he dicho que para mí manteca es la del cerdo, pero por si acaso lo he mirado en el DRAE en el cual la primera acepción de “manteca” era la definición de mantequilla y la tercera la grasa animal. Al final la solución ha sido: “no es que no sea correcto, pero puede que en España haya alguien que no te entienda”.

Luego ya puestos me ha dado por mirar a ver cuál era la diferencia entre mantequilla y margarina, que nunca lo había tenido muy claro, aunque tampoco el diccionario es el mejor lugar para averiguarlo. En la entrada “margarina” me ha llamado la atención la etimología:

(Del fr. margarine, y este del gr. μáάργαρον, perla)

Donde sin tener ni idea, además de en las posibilidades cómicas de lo de pasar del griego al francés me he ido fijando en la forma helénica letra por letra. Sin tener ni idea de la lengua me parece que está mal, porque hay una a al lado de una alfa, que vienen a ser lo mismo, pero aún y todo uno se da cuenta de que ahí pone márgaron o algo parecido y que eso parece ser que quiere decir “perla”.

Ni teclado griego ni ganas tengo. Busquemos un par de palabras en Google Translate. Por ejemplo, “daisy” que es el nombre inglés de la flor llamada margarita: μαργαρίτα (margarita)  Y “pearl“, que es como los ingleses llaman a la perla: μαργαριτάρι (margaritari).

¿Y por qué he hecho esto?. Es que hace años que me di cuenta de que en inglés eso de decir “echar margaritas a los cerdos” se decía “to cast pearls before swine” y de repente me ha parecido que he encontrado la conexión. Siguiente paso, buscar el origen de la expresión. Lo hago en inglés, que siempre encuentro más cosas, por ejemplo aquí: Wikipedia “Pearls before swine”, que me lleva al Mateo 6:7, el pasaje del sermón de la montaña.

Al parecer en griego era así (fuente):

μη δωτε το αγιον τοις κυσιν μηδε βαλητε τους μαργαριτας υμων εμπροσθεν των χοιρων μηποτε καταπατησουσιν αυτουςεν τοις ποσιν αυτων και στραφεντες ρηξωσιν υμας

que pasa a la Biblia del rey Jacobo como:

Give not that which is holy unto the dogs, neither cast ye your pearls before swine, lest they trample the munder their feet, and turn again and rend you.

Tradujeron directamente del griego y margaritas pasa a ser pearls. He pensado entonces que la versión castellana tiene que venir de la Vulgata y que sería interesante ver cómo está en latín.

Nolite dare sanctum canibus neque mittatis margaritas vestras ante porcos, ne forte conculcent eas pedibus suis et conversi dirumpant vos.

Margaritas vestras ante porcos se entiende bastante bien, pero tomo del mismo sitio nada menos que del de la Santa Sede la versión española, que debe de ser americana porque a mí me parece que en los fragmentos bíblicos que yo he oído hay bastante más tuteo:

No den las cosas sagradas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes para destrozarlos.

Y aquí me llevo la sorpresa de que la traducción oficial vaticana dice “perlas” y no “margaritas”.

Luego buscando por los interneles me encuentro una abundancia de ejemplos con ambas, pero en general “perlas” predomina en los estudios bíblicos y en cambio “margaritas” puede verse en lo literario y coloquial. También se ve abundancia de “puercos” en lugar de “cerdos”, me supongo que porque el margaritas vestras ante porcos invita a ello, aunque en España sea cerdo la forma más estandarizada para el animal, al que por otra parte se llama de unas cuantas formas. Estoy bastante seguro de que es el animal cuyo nombre es menos estándar.

Yo nunca he oído decir coloquialmente nada de “echar perlas a los cerdos” y en cambio lo mismo pero con margaritas más de unas cuantas veces. Parece claro que el sermón de la montaña se refiere a perlas, aunque la palabra griega y la latina fuera “margarita”. Creo que en España la mayoría de los hablantes oímos margarita y pensamos en la flor bellis perennis. Toda esta búsqueda me la podía haber ahorrado con la cuarta acepción de “margarita” en el DRAE:

4. f. Perla de los moluscos.

Y como una cosa lleva a la otra, este ha sido mi pequeño aprendizaje de hoy.


Cosas de la semana

23/11/2013

Hemos sufrido el primer resfriado o gripe del año y superado la prueba con cierto éxito. Me ha tocado trabajar en casa alguna mañana y el martes me visitó una antigua compañera que anda pensando en la maternidad sin pareja. Hasta cierto punto me parece mala idea, aunque también es cierto que a largo plazo puede arrepentirse más de no hacerlo que de hacerlo. No he sabido recomendarle si es mejor el sistema tradicional o el avance científico. Esta historia traerá cola.

En el trabajo hay una rusa de Letonia. Es la segunda que tenemos. Habla con la letona de Letonia en inglés, algo que ya había visto en compañeros de trabajo belgas que tenía hace una década. Me pregunto si algún día se llegará a eso en España o Postespaña.

En otro interesante almuerzo laboral se descubrió que todas mis compañeras habían acudido alguna vez a echadores de cartas, adivinos o médiums. La rusa cree  mucho en los horóscopos, la otra cree que tiene un fantasma viviendo en su casa y que vaga por las estancias vestido con un traje. Esto degeneró en una conversación con una tercera en la cual me hizo conocer su creencia: Según ella Jesús de Nazaret no era homófobo. Para mí, si vivió en Palestina en el siglo I lo más probable es que lo fuera, pero esa es la virtud de un personaje legendario, que puede servir para justificar la hoguera en la España del siglo XV, la esclavitud en Misisipi en el XIX y el buenismo actual y nadie se inmuta.

Me recordé hace treinta años viendo por televisión como hacía veinte que habían matado a Kennedy en Dallas. No creo que por el cincuentenario haya salido a la luz ningún documento secreto y es un caso que sigue invitando a la conjetura y a la teoría de la conjura. Descubrí muchas cosas interesantes sobre la vida de Oswald en la página excelente que había preparado National Geographic. A lo mejor ya está trillado, pero hacía tiempo que no percibía este grado de novedad en el diseño web.

Y para unir dos ideas de esta entrada (Letonia, Kennedy) con un tema clásico del blog (falsos amigos en inglés y español): En Riga cayó el techo de un supermercado y murieron más de cincuenta personas. El País dice que el primer ministro lo va a considerar como un “asesinato”. Voy a suponer que no tienen a nadie que hable letón en plantilla y que traducen la palabra inglesa murder como asesinato en lugar de como delito o crimen. Si alguien sabe algo de inglés, o de español o de derecho ya verá que “asesinato” no puede ser. En inglés existe la palabra assassination, que se utiliza para casos como el de Kennedy ya que quiere decir aproximadamente magnicidio. A muchos tontos les sorprende que Israel llame así a su política de selective assassinations, porque no se dan cuenta de que en inglés assassination no tiene la connotación negativa que sí tiene “asesinato” en español.