La casa de aduanas

01/04/2016

La casa de aduanas de Dublín en 1792

Como apunté hace unos días a propósito de otro monumento, el pasado lunes de Pascua entramos a ver la Customs House. Edificio nobilísimo que queda entre el río y la estación de autobuses, ahí en medio de todo, pero de no tan fácil acceso debido a que alberga el departamento o ministerio de medio ambiente, comunidades y administración local.

Más impresionante debía de ser cuando se construyó, a finales del siglo XVIII, en tiempos en los que era prácticamente la entrada portuaria de la ciudad y los barcos se amarraban frente a su fachada e incluso más río arriba aún. Una excelente carta de presentación, aunque fuera para pagar aranceles y otros trámites administrativos.

La parte que le dejan ver a uno está en el ala sur, que es el lado que da al río. Hay unas cuantas salas abiertas con muebles de época y paneles explicativos. No sé si siempre, pero al menos lo que yo he leído en esta ocasión estaban muy centrados en el Levantamiento de Pascua de 1916 del que en estos días se cumple el centenario. Uno lee un rato sobre observaciones meteorológicas y sobre la nobleza británica que dirigía el cotarro, se asoma a la planta baja por el agujero octogonal y poco más.

Por decir toda la verdad, el edificio es bastante más impresionante por fuera que por dentro (que ni fotos hice) y le sirve aquella frase que alguien dijo de la Calzada del Gigante, de que “vale la pena verlo, pero no ir a verlo”.

a

La puerta de entrada

Entre el folleto que cogí y lo que tenía leído de antes, voy a dejar un par de datos que para mí eran desconocidos demasiado conocidos. Yo había visto en alguna guía turística lo de las caras que representaban los ríos de Irlanda pero de lo que viene a continuación, nada:

La piedra grisácea de la cúpula es de un color distinto a la del resto del edificio, blanquecino, ya que fue reconstruída tras su destrucción en la guerra de independencia (1921).

El friso que hay sobre la entrada se llama “Unión amistosa de Gran Bretaña e Irlanda, con Neptuno ahuyentando a la hambruna y la desesperación”. Bien. Si se conoce un poco la historia del siglo XIX y principios del XX no se puede decir que acertaran, precisamente.

Las cuatro estatuas que hay encima son Mercurio, Abundancia, Industria y Neptuno y la que queda encima de la cúpula representa el Comercio. Abundancia lleva una cornucopia o cuerno de la abundancia, que es un motivo que también aparece junto al arpa hibérnica en el interior. La colmena de Industria me ha recordado a la que hay en otro friso, en un hotel no demasiado lejano.

Lo de la unión amistosa creo que lo voy a contar a menudo. Siempre dicho que esta gente lleva el pasado pseudocolonial bastante bien.

Anuncios

Mapa orientado hacia el este

05/02/2016
Mapa y río

Mapa, río e hipocampo

Hay en Dublín al menos un plano de la ciudad orientado hacia el este. “Orientado hacia el este” es bonita redundancia. El mapa es nuevo: es un panel de información turística que hay en el puente de Grattan, que para mí es el de Parliament st y para otra gente el de Capel st (las calles que une, al sur y al norte respectivamente).

Poner el este en la parte de arriba es la mejor ayuda posible para la vista, ya que en ese punto la referencia visual más inmediata es el río, cuyo curso prosigue hasta morir en el oriente, que es bonito oxímoron etimológico.

El puente de Grattan, antes Essex estuvo más de un año en obras allá por 2002 cuando uno vivía en sus inmediaciones. La ampliación no fue gran cosa y los quioscos resultaron un fracaso. Sus farolas están adornadas con unos curiosos hipocampos. No me refiero al caballito de mar normal y corriente sino a la criatura mitológica.


Dublín nada apolíneo

26/01/2015
Nº 42 de la calle O'Connell

Nº 42 de la calle O’Connell

Les traigo unas fotos del pasado 31 de diciembre en el que por unos segundos me paré en medio de la calle principal de esta capital irlandesa para mirar algo en el teléfono. A la altura del número 42, que es el único edificio de la calle que resiste desde el principio de los tiempos. A esa altura, digo quizá de modo impropio, porque fue más bien mirando para abajo, me encontré con el nombre de un dios helénico: Apolo (en su versión ánglica, Apollo).

Apolo y basuras

Apolo y basuras

El lugar se encontraba en un estado bastante lamentable. En Dublín hay mucha gente que vive en este tipo de sótanos que apenas reciben la luz del sol. Algunos intentan mantener limpia la entrada a pesar del incivismo de muchos peatones que arrojan diversos tipos de basura; otros hacen caso omiso de esa extensión y renuncian al interior. Lamentablemente no he conseguido averiguar qué fue este Apollo: en unos foros se preguntaban que si una tienda de cosas de segunda mano, hay quien dice que algún tipo de club.

La calle mayor con el famoso pincho (31-12-2014)

La calle mayor con el famoso pincho (31-12-2014)

Levanta uno la vista del vertedero y se encuentra con la calle más importante de este país. En mi opinión la causa de algunos de sus males es una política fiscal infame. El hecho de que no hayan existido impuestos sobre los inmuebles similares al IBI español hasta hace apenas un par de años ha contribuido necesariamente a que algunas calles de la capital se encuentren como si hubiera ocurrido una guerra. En el mundo anglosajón es mucho más sencillo movilizar políticamente a la población contra los impuestos que contra injusticias mayores, de la suciedad o de la fealdad.


La caja de Pandora

17/11/2014

El último día que fuimos a trabajar mi jefa me regaló un libro y entre el tema que escogió y la dedicatoria que dejó anotada me he convencido de que por un lado me tenía aprecio y de que simultáneamente era bien consciente de que yo no encajaba demasiado en un entorno como aquel. El librito se titula Opening Pandora´s Box y trata de las expresiones que hémos heredado de los clásicos y de las historias que hay detrás de su origen.

Una idea que hace algunos años tomé del amigo Carlos es que está bien perseverar en la lectura de libros de nivel básico ya que como él dijo “una vez que conoces todas las palabras del diccionario básico, tu nivel ya es avanzado”. Uno ya ha leído varios libros sobre la antigüedad clásica y es inevitable que uno para principiantes no le resulte aprovechable al cien por cien. Creo que todo el mundo sabe qué es “cruzar el Rubicón”, “pan y circo”, “el complejo de Edipo”, “una arpía”, “un hermafrodita”, “un mecenas”, “un mausoleo” o como el propio título indica, qué es “abrir la caja de Pandora” (¿o no?). En cualquier caso dejo unas notas con lo aprendido:

Elegancia alejandrina es cierto tipo de belleza literaria, debido a la preeminencia de la ciudad egipcia en las letras griegas en la época anterior a la edad dorada de las latinas. Se podría creer que el verso alejandrino viene de los tiempos de Calímaco pero compruebo que el origen no es tal, sino francés del siglo XII.

Placeres de Apicio. No conocía yo a Marco Gavio Apicio y a diferencia de Epicuro, que nos dejó epicúreo, el romano no nos ha dejado adjetivo como sí ha hecho con los ingléses (Apician pleasures)

Argos es el cíclope, Argos es también el perro de Odiseo, Argo es la nave de Jasón, argo es argo… No, en serio, a la nao de los argonautas la veo mentar muchas veces con el nombre acabado en ese.

Carta de Belerofonte es la que se escribe en perjuicio de quien la porta. Un precursor clásico de la tradición de matar al mensajero.

Agatocles de Siracusa nos dejó el primer ejemplo histórico en el que alguien se dedica a quemar sus propias naves en el 310 de antes de nuestra era, mucho tiempo antes que Hernán Cortés.

Nones. Lo de que son números impares vale, pero la explicación completa del calendario romano es compleja y no la he llegado a entender del todo. No me sorprende, ya que a lo largo de mi vida he consultado decenas de veces cómo se sabe cuándo es la Pascua y más halla de la luna llena nunca he conseguido recordarlo. Pongamos que son nones el día 5 y el 7 de cada mes y que se llaman así porque van nueve días antes de los idus. Cuidado con los de marzo.

Cloud cukoo land. Esta es una expresión de la jerga política (sobre todo de los EEUU) que he oído/leído varias veces, y en cambio nunca en español. No es de extrañar. Proviene de “Las aves” de Aristófanes y las versiones castellanas hablan de Nefelococigia. Por una vez incluso la palabra alemana Wolkenkuckucksheim me dice más que la de mi propia lengua. Este “país de los cucos de las nubes” es el equivalente politico del país de Jauja o el de los ríos de leche y miel que conoceremos el año que viene tras la victoria de Podemos y el comandante Pablo Iglesias.

Un corintio es alguien que se da a la buena vida, en especial a las mujeres y al juego. En ese sentido vendría a ser lo opuesto a un espartano.

Oráculos más importantes de la Antigüedad: El de Apolo en Delfos, Los de Zeus en Dodona y Amón,  el de Trofonio en Lebedea, Epidauro y el culto a Ascanio.

Intercambio diomedeo. Uno de naturaleza desigual, como el de la jugada que le hizo Diómedes a Glauco.

Los cinco ríos del inframundo son el Aqueronte (el río de la pena), el Cocito (río de los lamentos), Flegetonte (río de las llamas), Lete (río del olvido) y Estigia (río ¿o laguna? del odio). En el inglés que tanto estudio son sus nombres Acheron, Styx, Cocytus, Phlegeton y Lethe. “beber de las aguas de Lete” es una expresión que vale tanto como decir “olvidar”.

Et tu Brute? Según compruebo, los anglos conocen esta exclamación de César a punto de ser asesinado por causa de Shakespeare, mientras que los hispanos nos ceñimos al “¿tú también, hijo mío?” de Suetonio.

Táctica fabiana es la de dilación que empleó Quinto Fabio Máximo Verrugoso para derrotar a Anibal

Halcyon days es una que he visto muchas veces en inglés y ninguna en español. Quizá la he malentendido ya que era para mí una especie de edad dorada, o los buenos tiempos de antaño. En cambio más que con días de felicidad y gloria su origen son los días de calma que Eolo concedía a su hija Alcíone, ya convertida en ave. Tales eran los “días del alción”.

Estrategia de Lisístrata es la de no mantener relaciones sexuales para obtener algo a cambio. Aunque la expresión no sea frecuente me temo que tanto esta estrategia como la opuesta deben de estar a la orden del día.

Sybaris. Bien, pues según parece los sibaritas eran de un sitio en lo que hoy es la región de Calabria al sur de la península itálica.

Estas me han parecido las más interesantes y espero que quien haya llegado hasta aquí también haya aprendido algo. Tengo otro libro con un puñado de expresiones latinas para comentar. Quedo a la espera de la ayuda de las musas.


Bolas verdes

21/07/2012

Acabo de descubrir unas fotos que saqué en febrero con la intención de ponerlas aquí. Son de un teatro que está cerca de casa, pero que no es de los más famosos de Dublín. Precisamente se encuentra al lado del teatro del Gran Canal, que hace unas pocas semanas cambió su nombre por el de la compañía de gas. Es el Teatro Lir, que por lo que veo también hace las veces de escuela nacional de arte dramático.

Teatro Lir

Lir” es un nombre que a quienes hayan leído algo de mitología irlandesa les recordará la historia de “Los hijos de Lir“, que a mí siempre me ha parecido que tiene algo de la del Ave Fénix. A veinte minutos de este lugar hay una estatua que recuerda la historia y a los que dieron su vida por la causa de Irlanda. Mucho más prosaico en mi interés,  se me ocurrió hacer fotos del teatro porque creo que nunca antes me había dado cuenta de que había en su fachada unas bolas verdes.

Bolas verdes


Rübezahl de las Montañas Gigantes

28/02/2010

Hace exactamente una semana estábamos en Jelénia Gora, ciudad de Silesia hoy en Polonia que hasta 1945 perteneció a Alemania y tuvo por nombre Hirschberg im Riesengebirge . Tanto Jelenia Góra como Hirschberg significan montaña del ciervo (o de los ciervos) y Riesengebirge es el nombre de las Montañas Gigantes (en polaco, Karkonosze).

Jelenia Góra. Caminando por la nieve hacia Hausberg (Bolesław Krzywousty)

Las Montañas Gigantes son una sierra cuya vertiente norte es la parte silesia de los Sudetes, que creo que es menos conocida que la parte bohemia (checa), que alcanzó fama mediante el Acuerdo de Múnich de 1938, por el cual Hitler se salió con la suya y consiguió que Gran Bretaña y Francia aceptaran su incorporación a Alemania. Preludio de los problemas por venir.

La zona ha sido a lo largo de su historia un crisol de culturas, entre las que destacan la gérmanica en varias versiones (autóctona silesia, prusiana, austrohúngara) y la eslava tanto polaca como bohemia. El elemento hebreo también ha sido muy importante, así como otras minorías.

Mapa de los sudetes con las fronteras actuales. El área de las Montañas Gigantes está definida por los números 11,12,13 y 14.

Mapa de los Sudetes. Las Montañas Gigantes son el número 13. (Fuente: Wikipedia)

Las cima más importantes de las Montañas Gigantes es el Schneekoppe (cima nevada; en polaco Śnieżka y en checo Sněžka) de 1602 metros, el punto de mayor altitud de la República Checa.

Sello alemán de 1997

En estas montañas vive Rübezahl, que es un hombre del bosque que aparece en numerosas leyendas. Para los vascos sería un personaje similar a Basajaun o al Olentzero tradicional (al malote, no al Papa Noel abertzale), y tiene un parecido con otros seres de la montaña como el Bigfoot o Sasquatch norteamericano o el Yeti del Himalaya.

No está claro cuál es el origen del nombre Rübezahl, que también aparece con otras formas. Parece que podría ser una palabra compuesta por Rübe (nabo) y zahlen (contar). La forma polaca del nombre es Liczyrzepa, que es un calco de la misma idea de contar nabos, mientras que la forma checa es Krakonoš y deriva del nombre de las montañas (Krkonoše).

Estatua de Rübezahl, bajo la Hausturm

Una de las leyendas explica el porqué de este nombre. Rübezahl secuestra a una princesa y quiere que se case con él. La princesa consigue escapar enviándolo, como prueba de su lealtad, a contar el número exacto de nabos que hay en un campo. Al parecer, Rübezahl no es su nombre, y además la criatura se enoja si se le llama así. Existen otras  leyendas como Rübezahl y el sastrecillo de Hirschberg. Carl Hauptmann, hermano del premio nobel Gerhart, Hauptmann escribió una serie de leyendas de Rübezahl en un libro llamado Rübezahl-Buch.

Rübezahl aparece en numerosas obras literarias, así como en adaptaciones musicales y al cine.

En Jelénia Gora pueden verse algunas estatuas con forma de totem. Hay que cruzar el menor de los ríos, el Zacken, y subir a la colina desde la que se divisa la ciudad.  Las hay más bonitas en otros lugares, como la que se encuentra en Trutnov en la República Checa. Un personaje importante en los tres países, este cuentanabos.

Foto de Rübezahl con un señor que se le parecía


El ajedrez de Jano

27/11/2005

Desde hace un par de años, juego al ajedrez y otros juegos en un servidor checo. Me gusta el sistema por el escaso grado de compromiso que implica. Una partida, con un límite de un mes para cada movimiento. Ideal para un perezoso. Al principio, el sitio sólo estaba disponible en inglés y en checo. Poco a poco, los jugadores fueron añadiendo la versión en otros idiomas. Con mucho retraso, como en muchas otras cibercosas llegó la versión española, a la que contribuyeron matarilevich y otros.

Uno de los juegos que me interesó es el llamado Janus Chess, que según parece fue inventado en Alemania. Es muy parecido al ajedrez normal y corriente, con las salvedades de que se juega en un tablero de 10 x 8 y de que introduce una pieza, llamada janus en inglés y Janus en alemán. que vale tanto como un alfil o como un caballo, según se quiera. (En la imagen es esa cosa fea que se encuentra entre las torres y los caballos, en las casillas b1-b8-i1-i8)

Puede que los traductores de la versión española desconozcan que el carácter ambivalente del antiestético trebejo proviene de la cualidad dual del dios romano Jano (lat: Ianus, eng, de:Janus), conocido por sus dos caras. En resumen, que en lugar de traducir el nombre del juego como Ajedrez Janus, debían haberlo traducido como Ajedrez Jano o Ajedrez de Jano (¿o janoajedrez?), llamando jano (¿o jaco?) a la pieza.

Supongo que la concapa y las otras organizaciones nacionalcatólicas no se manifestarían contra la ausencia de la cultura clásica en la educación. Al fin y al cabo, el deforme Jano era un dios pagano, contrario al dios verdadero -el crucificado- y a los principios de la religión que hay que seguir imponiendo. Me morderé la lengua.