Las maravillas del mundo

04/07/2017

El domingo pasé un rato entretenido hojeando un antiguo libro persa. No sé ni tres palabras ni puedo leer nada, era pura delectación en la contemplación de las miniaturas. Es una copia del siglo XVII en la India, pero el tratado árabe original la antecede por cinco siglos. Así es como presentan la obra en la World Digital Library:

Este manuscrito persa contiene el texto de Faraḥ nāmah (Enciclopedia de la naturaleza de Farah) y las ilustraciones que lo acompañan. Este trabajo es también conocido con el título de Ajayib al-dunya (Maravillas del mundo). La obra es un tratado de historia natural de al-Muṭahhar ibn Muḥammad al-Yazdi (prosperó circa 1184). El manuscrito fue copiado en el siglo XVII en escritura nasta’liq grande, y está iluminado con detalladas ilustraciones multicolores de animales, aves, plantas, rocas y seres humanos. La pintura persa en miniatura se ​​estaba convirtiendo en un género de las bellas artes en los siglos XII y XIII, y se permitía la representación de la figura humana en contextos laicos en los países islámicos. Las imágenes que aquí se muestran son de colores brillantes y frescos, la mayoría en dos dimensiones, pero en algunos casos dan la idea de perspectiva. El diseño muy variado, con ilustraciones grandes y pequeñas en diferentes posiciones en la página y, a veces, atravesando el marco del texto, da gran vivacidad a la obra. El manuscrito se encuentra en la Biblioteca de Historia de la Medicina, parte de la Biblioteca Médica Harvey Cushing/John Hay Whitney, de la Universidad de Yale.

No estoy muy seguro de si namah puede ser “enciclopedia” o si sólo es, más humildemente, “libro”. Creo que la idea de enciclopedia es europea y del XVIII. Si el Shahnamah de Ferdousí es de modo simple y suficiente el Libro de los Reyes no veo por qué a este otro habría que subirle de rango.

Symurgh

Ejemplar producido en Lucknow (esa ciudad de la India cuya grafía siempre me pareció como muy británica) en tiempos de los mogoles: sea Jahangir, Shah Jahan o Aurangzeb, cuando el persa era lingua franca en un espacio geográfico mayor que el que hoy mantiene. Me dicen que el persa es una de las lenguas conservadoras y que ha evolucionado poco en los último mil años, por lo cual los libros de hace cuatro siglos deberían ser bastante comprensibles.

Olivo

El libro es un catálogo de plantas y animales, algunos mitológicos. Supongo que los describe e informa de su utilidad para el hombre. Me quedo con cierta curiosidad insatisfecha. Algo que podría mejorar la experiencia de apreciar los libros en la WDL sería una opción para glosar el texto en otros idiomas.

Anuncios

Palabras del día, sección transporte

06/02/2016

Hoy ha salido en el OED sección transporte la palabra persa takhtrawan, que dudo que alguien haya intentado castellanizar. También es innecesaria en inglés, donde litter es entre otras cosas una litera de transporte de esas que llevan las caballerías.

takhtrawan, n.
Pronunciation: Brit. /ˈtɑːktrəˌwɑːn/ , U.S. /ˈtɑktrəˌwɑn/
Forms: 16 tackravan, 17 takht revan, 17–18 taht-revan, 17–18 takt-ravan, 17–18
Etymology: Of multiple origins. Partly a borrowing from French. Partly a borrowing from Persian. Etymons: French tack-ravan; Persian taḵtravān.
< (i) French †tack-ravan (1671 in the passage translated in quot. 1671) and its etymon (ii) Persian taḵtravān sedan chair, litter < taḵt takht n. + ravān, verbal adverb (and hence adjective) of raftan to go, walk, travel (present stem rav-)
Now rare.

In South and Central Asia: a covered litter carried by mules or camels, esp. (in early use) one used by a monarch or other high-ranking person.

Se me ha ocurrido buscar a ver qué diferencia hay entre litera y palanquín. Si hago caso de la RAE, parece que la litera la transportan animales y el palanquín personas (y la wikipedia estaría mal, a fecha de hoy). En el museo de Collins Barracks suelo ver un palanquín japonés lacado que parece más bonito que cómodo para viajar, y eso sólo teniendo en cuenta la perspectiva de quien va en el interior. No encuentro una imagen, pero los hay parecidos. Si he tenido que mirar la diferencia entre litera y palanquín, con kago y norimono ni me pongo.

Palanquín japonés (Smithsonian)

Uno chapurrea italiano un poco, pero a veces mi compañera me dice palabras que me dejan vendido. Hoy me estaba contando algo que no entendía porque desconocía la palabra “altalena”, que es un columpio. Recuerdo haber leído un artículo hace años en la página de la BBC sobre el barco Altalena en Tel Aviv y recuerdo haber pensado que el título de la entrada de la Wikipedia en español (Batalla de Altalena) era erróneo porque lo que se describía no me parecía precisamente una batalla. Si en aquel momento hubiera sabido que el nombre del barco era “columpio” habría pensado algún juego tonto con el significado irónico de “columpiarse”.

El columpio y el palanquín asiático me han recordado que hacía tiempo que quería buscar una palabra que una vez necesité y no tuve. Quería averiguar si hay algun nombre para la pértiga con dos platillos o cestos que se utiliza en algunos países asiáticos para portar carga. Estas operaciones de búsqueda de diccionario a la inversa (tener un significado y buscar el término) deben de haber sido prácticamente imposibles en los tiempos anteriores a los buscadores de Internet. No me ha costado encontrar carrying pole, (que no es sólo lo que digo, sino también más cosas) y a partir de la expresión inglesa, la palabra filipina (obviamente, el único país asiático donde se ha hablado español): pinga, que también está en el DRAENo creo que haya otra palabra en español para decir esto.

Chino portando fruta en una pinga (Manila, 1899)

Chino portando fruta en una pinga (Manila, 1899)

El significado más habitual de pinga es pene, lo cual limita las posibilidades de éxito de la palabra, a la vez que ofrece otras:

-¡Niño, no lleves tanto peso que te vas a averiar!

-¡Eso lo llevo yo con la pinga!

 


Culto de la serendipia

07/08/2015
Ahí es

Ahí es

“Serendipia” es una palabra que no existe en el DRAE lo cual ya es todo un argumento contra la idea de que se trate de una palabra de verdad. A mi modo de ver, el hecho de que casi nadie la conozca ni utilice tiene más peso aún. Como dicen en la Wikipedia, “chiripa” es un vocablo auténtico que refleja la misma idea importada, ya que “serendipity” es la palabra que Wadpole creó en inglés a partir de las casualidades que aparecen en un relato que tiene como escenario Serendip, que era el nombre persa de la isla de Ceilán, la actual Sri Lanka.

Lo que no sabía yo es que había una iglesia de la serendipia o de la chiripa, potra o churro. Podría decirse que todas las religiones lo son, pero la sinceridad sorprende. En Pearse st, cerca de la lavandería abandonada cuya tipografía me fascina, existe este centro de culto apostólico de origen galés y práctica nigeriana. Ministerio de la auténtica viña y culto de la serendipia. No sé si son los que mandaban los correos aquellos, que ya hace falta serendipia para salir victorioso de esa. Si aquí no lo organizan al menos lo rezan. De todo tiene que haber en la verdadera viña.


Manuscrito persa

15/03/2015
cuadro-manuscrito-teheran

El cuadro

 

Cuando los asesinatos en la redacción del Charlie Hebdo me entró la curiosidad por saber si llevaba un par de años durmiendo bajo la imagen del Profeta, así que como ya hice en otra ocasión con la reproducción de una miniatura otomana que tenemos en el salón me he puesto a investigar este cuadro que tenemos en el cuarto y en el que aparecen varios jinetes que por el aspecto me parecen del Asia central. Mi duda está en si alguna de las figuras que tienen enfrente es Mahoma o alguien de importancia histórica, entendiendo por tal alguien cuyo nombre haya leído quien escribe en alguna ocasión anterior.

El manuscrito completo

El manuscrito completo

No he conseguido gran cosa con mis búsquedas inversas de Google Images. Apenas que el uso más habitual del cuadro es el de imagen de stock y que lo que yo tengo colgado en casa no es más que un trozo de la ilustración del manuscrito, que como no puede ser menos contiene texto y todo. Por lo demás, unas pistas apuntan a un museo de artes decorativas de Teherán y otros indicios a otro museo de Shiraz, aunque podría ser que se tratara de una producción de la escuela pictórica de Shiraz. La época, Qajar, o sea siglo XIX. Si algún experto en arte persa o islámico se pasa por aquí y me puede decir qué es lo que cuelga sobre mi testa de verdad que se lo agradezco.


La piedra de la paciencia

02/02/2013
Cartel

Cartel del filme

Últimamente tengo pocas oportunidades de ver cine y cuando se me dan, escojo alguna película no demasiado comercial para recrearme en la impostura de un aura elitista, delirio alienador del oficinista que malversa su vida en el transporte público. Y también porque las películas comerciales muestran un mundo irreal que es totalmente real, lo cual hace que me resulten preferibles las otras en donde ocurre precisamente lo contrario.

Anoche pude ver esta película francesa o afgana, basada en la novela homónima. Trata de una mujer (interpretada por la bella iraní Golshifteh Farahani) que intenta sobrevivir junto a sus hijas en las difíciles condiciones que se dan en algún lugar indeterminado de Afganistán. Se aprecian muchos elementos de la cultura y la psique nacional en un país destruido en muchos sentidos. Algunos que pueden parecer llamativos pueden apreciarse también en El librero de Kabul, libro que ya comentamos en su día.

No diré nada de la trama. Sí, que me ha gustado el simbolismo que me parece que encierra el muro de la casa, separando los dos mundos: el doméstico y el exterior. Una dicotomía existente por doquier pero que implica mucho más en una sociedad como la afgana. La sensación de vulnerabilidad que deja la destrucción del muro y la falta del hombre, el nuevo hombre que lo repara como quien restaña una herida y la mujer desprotegida sin muro y sin hombre.

He visto varias películas iraníes y siempre me ha agradado la sonoridad del persa, lengua de la que no entiendo ni papa. En esta ocasión me ha sonado algo diferente porque estaba condicionado dando por supuesto que lo que se hablaba era dari. Me he puesto a averiguar si en efecto lo que se habla es el persa estándar de Irán o el dialecto dari que se habla en Afganistán, ya que desconozco sus diferencias.

He tenido la suerte de encontrar una entrada de un comentarista afgano (en inglés) en la que indica que los actores iraníes no han conseguido manejar el dialecto con propiedad e ilustra alguna incoherencia histórica y el punto de vista de varios afganos que vieron la película en su país. Muy recomendable porque hay aspectos que creo que un occidental nunca se imaginaría.


Lenguas coloniales

14/08/2012

Miniaturas otomanas

Hace una semanas Nizar me leía la página por la que estaba abierto un antiguo libro árabe en el museo. Era un tratado antiguo de caballería y hablaba de la mejor formación para el combate. Lo entendía bien a pesar de los más de seis siglos, algo que sería bastante más complicado en lengua inglesa, por poner el caso.

También había cosas en lenguas que no era capaz de entender aunque pudiera leerlas: el persa y el turco. Me contó que en Jordania los documentos del periodo otomano están escritos en turco y muchas familias conservan esos títulos de propiedad, por lo cual la figura del traductor es importante. Yo había leído  algo parecido del español en las Filipinas, que aunque dejó de ser lengua oficial, sigue utilizándose en los tribunales. Una compañera de trabajo me comentó que todo el sistema jurídico de la isla de Jersey utiliza una especie extinta de francés medieval. Son casos muy similares.

Por aquel entonces había oído en la calle y por vez primera a unos filipinos hablando español. En Dublín hay o había bastantes – muchas enfermeras – e incluso sé de un restaurante en el centro, pero nunca había dado con unos que hablasen la lengua de Cervantes. Creo que los que me encontré en Malborough st habían venido por lo del congreso eucarístico. La lengua de la fe. Por cierto, que Dublín se anuncia este año como ciudad de la ciencia de 2012, sin que a nadie le haya resultado ni medio paradójico que pretenda serlo en el año de semejante aquelarre.

El hablar de los filipinos me resultó muy parecido al de España. Creo que el español que se habla en Guinea Ecuatorial también lo es. Digo muy parecido en comparación con la mayoría de los acentos de América.