Conexiones almorávides

05/12/2015
Anno Domini 1130

Anno Domini 1130

Veo que han detenido a un yihadista del Daesh en San Sebastián.

La investigación se inició al detectar un grupo de jóvenes de origen magrebí que estaban siendo adoctrinados con los postulados de la organización terrorista del ISIS en la localidad guipuzcoana de Rentería

El apellido del moro malo lo escriben Mourabati, me imagino que a la francesa con una o prescindible. Hace unas semanas descubri los esquemáticos aunque estilosos mapas del famoso The Penguin Atlas of Medieval History y en los del siglo XII me encontré con un Murabit Emirate que no podía ser sino los dominios de los almorávides.

La Wikipedia da una explicación etimológica del origen del término “almorávide” que me deja exactamente en la misma oscuridad en la que a propósito de Rabat y Medina me colocó un taxista maltés el año pasado.

El término “almorávide” viene del árabe “al-Murabitun” (المرابطون), que es la forma plural de “al-Murabit”, que significa literalmente “el que se ata” y figurativamente “el que está listo para la batalla en la fortaleza”. El término está relacionado con la noción de ribat, una fortaleza-monasterio fronterizo, a partir de la raíz r-b-t (ربط “rabat”: atar o رابط “raabat”: acampar).1 2

Como bien es sabido los almorávides del siglo XII llegaron aprovechando el descontrol del período de los reinos de taifas pero me da pereza hacer analogías malas.

 

Anuncios

El Yukón de Hanóver

01/08/2015

Vamos con unas escenas de las vacaciones del mes pasado, que parecen ya tan lejanas. En Hanóver hay un zoológico más que notable. De hecho, en una comparación el de Dublín podría palidecer o sonrojarse. Aquí se da la circunstancia de que he estado en dos zoos en pocos meses, cuando creo recordar que la anterior vez que había estado en uno fue en la Barcelona en los años ochenta.

Focas

Focas

Hoy me voy a referir tan sólo a una parte del zoo de Hanóver que se llama Yukon Bay. El territorio del Yukón está en Canadá y tiene la extensión de la España peninsular y la población de Rentería. Lleva el nombre del río Yukón, pero creo que no hay bahía ni golfo que así se llamen.

Aquí nadan las focas y para ser cartón piedra está espectacular.

Aquí nadan las focas y para ser cartón piedra está espectacular.

La primera vez que leí el nombre del Yukón fue hace muchos años en un tebeo del pato Donald, que por cierto es mucho más importante en Alemania que en España, aunque allí no se llama Ente Donald sino Donald Duck.

Pingüinos en cubierta

Pingüinos en cubierta

Yukon Bay es un área más reciente del parque y muestra la fauna norteamericana: el bisonte y el caribú; perros de la pradera, mapaches o lobos. Pero dicho esto, la mejor parte es la de los animales acuáticos o que viven cerca del agua.

Oso polar en su siesta

Oso polar en su siesta

Sobre todo es digna de mención la piscina en la que las focas nadan y hacen acrobacias y el graderío que tiene enfrente. Toda esta parte, donde también está el oso polar, está modelada como si se tratase de un auténtico puerto canadiense con barcos amarrados y almacenes. La posibilidad de situarse bajo el nivel del agua y ver el buceo de las focas y cómo pescan ciertas aves fue una de las experiencias más interesantes de un día bien provisto de ellas.

Perros

Perros de la pradera

Por desgracia el oso polar ni se movió en el rato que pasamos por sus territorios. La gente que planea bien estas excursiones controla la hora en que dan de comer a cada bicho. Los perros de la pradera estuvieron muy graciosos, al igual que las suricatas que habíamos visto antes en la parte africana.

Lobos

Lobos

Otro día comentaré alguna otra zona de este zoo: hay un paseo en barca por el Zambeze que ya solo es mejor que muchos otros parques con animales. También está muy bien decorada la zona de los templos de la India. Una amiga siempre me dice que no hay que ir a circos ni zoos porque se favorece el maltrato a los animales. Yo discrepo mucho y creo que se contribuye a que la gente sepa qué animales existen e incluso podrían estar siendo maltratados en algún rincón del orbe. Lo que es curioso es que el efecto de pasar por el zoológico de Hanóver es que tengo muchas menos ganas de volver por el de Dublín.

 


La rana viajera

20/12/2014
El libro

El libro

Hace unas semanas pensé que quizá 2014 era el año en que menos libros había leído desde que tengo uso de razón y ahora parece como si estuviera apurando las últimas semanas del año intentando compensarlo. Además del efecto Kindle está la muy poderosa razón de que en diciembre el tiempo irlandés es más desapacible que de costumbre y que a las pocas horas de luz se añade el hecho de que las gentes se lanzan como posesas al consumismo, por lo que el propio hogar es el mejor lugar en que pasar las horas.

Si en los últimos días me había juntado con Juderías y Ganivet, hoy he vuelto a por otro autor español y viajero y de principios del XX: Julio Camba. A diferencia de los arriba indicados disfrutó de una larga vida, murió en 1962 por lo que no tengo claro si las obras están ya libres de derechos de autor, ya que creo que son 50 años en unos países y 70 en otros. El caso es que están bien disponibles en varios lugares que se dedican a compilar el dominio publico.

Yo a Camba sólo le había leído artículos sueltos y muy citado por otros autores. Sus libros vienen a ser artículos encuadernados y me he puesto con La Rana Viajera, publicado en 1920. Los artículos están agrupados por temas (España reencontrada, En la tierra de los políticos, En el país de la ruleta, En el rincón de los millonarios, Una nueva batracomiomaquia, Los médicos, Entre caballeros, La política, La antipolítica). Algunas veces por los aspectos que trata de la Gran Guerra se adivina que el fragmento está publicado en 1914 o en 1918 pero ciertamente una edición superior en la que se indicara la fecha de edición sería de agradecer. En Aliadófilo convencido, en 1918 hace comentarios muy interesantes sobre Alemania y lo que intuye que ocurrirá veinte años después. Otros artículos parecen motivados de modo muy obvio por la revolución rusa de 1917.

En lo relativo a España, es un autor costumbrista con cuyos valores parece difícil estar de acuerdo en nuestro tiempo, aunque muchas veces no estoy seguro de hasta dónde llega la opinión y dónde empieza la ironía y la exageración grotesca. Algún que otro artículo me recuerda a Larra. En ocasiones trata de su Galicia natal (La última vez que yo estuve en Galicia, Galicia era una de las más hermosas regiones españolas. Ahora ha ascendido a la categoría de nación). Por la conexión irlandesa mencionaré que coincido bastante en su visión de un asunto que ya hemos tratado en otras ocasiones, el panceltismo:

Yo no soy un celta. Acaso lo haya sido alguna vez, pero en una época tan remota, que no conservo de ello ni el más vago recuerdo. Si yo fui celta, este fausto suceso me aconteció mucho antes del imperio romano, y, desde entonces acá, ¡han pasado tantas cosas! Es posible que, en el transcurso de los siglos, yo haya sido también godo, fenicio y moro. Los irlandeses se las echan a su vez de celtas, y, sin embargo, yo me siento mucho más afín a un madrileño que a un irlandés.

También me parece bastante cierto lo que dice de que el castellano es “la verdadera forma actual del gallego”, en el sentido de que dos lenguas tan similares habladas por los mismos hablantes son al final son la una un calco de la otra. Como emigrante en Irlanda debo añadir otro fragmento de un artículo notable sobre la emigración, en el que también se mienta esta isla:

Hay quien atribuye la emigración de los gallegos a su sangre celta, y apoya esta opinión con el dato de que Irlanda, uno de los pueblos donde la raza céltica se conserva más pura, es también pródiga en emigrantes. Yo no quiero negar el espíritu aventurero de la raza céltica, a la que, según parece, tengo el honor de pertenecer; pero, ¿por qué es tan aventurera esta raza? En 1845 la patata irlandesa fue agostada por no sé qué enfermedad, y desde entonces al 1850 más de un millón de irlandeses huyeron a los Estados Unidos. Los irlandeses se sintieron en aquellos años más celtas que nunca. Después desapareció la enfermedad de la patata, y la emigración irlandesa disminuyó en un 80 por 100. Amigo lector; cuando vea usted a un celta migratorio, ofrézcale una patata y, acto continuo, lo convertirá usted en un europeo sedentario. Las razas aventureras lo son por falta de patatas, por falta de pan, por falta de libertad. Se echa de sus casas a los judíos, a los polacos y a los armenios, y una vez que se les ha echado, al verlos correr el mundo, se dice que tienen un espíritu muy aventurero. Si, en efecto, lo tienen, que Dios se lo conserve, porque buena falta les hace.

Paso ahora a mi país de origen. No parece que San Sebastián le impresione demasiado como ciudad. Diríase que le resulta un aburrimiento alrededor de un casino. Los easonenses que no se lo tomen tan mal, que parece que al hombre le gustaba mucho el casino y además Bilbao no sale mucho mejor parada. Y en cuanto a la cultura vernácula, si en lo del gallego tiene más acierto, su crítica del vascuence por tomar palabras de otras lenguas me resulta bastante insustancial (y tampoco creo que ogia provenga de hogaza).

Tengo interés en seguir leyendo al autor, en especial el libro sobre Alemania y no tanto su obra de gastrónomo. Y como hemos pasado por mi capital provincial natal, cerraremos con mi municipio de adscripción donde entiendo que se fabricó el papel de la edición impresa en Fuencarral que he estado consultando en formato electrónico.


Vacaciones en casa o así

25/11/2014

El título está en el dialecto local. Parece mentira que ya haya pasado más de medio año desde mis últimas vacaciones en lo que antes llamaba casa. Estas son unas notas que tenía guardadas desde abril o por ahí. Ahora me sorprende más que entonces que el propósito inicial de estas vacaciones fuera dedicarlas a mi afición abandonada del ajedrez. Al menos eso era lo que creía yo a principios de 2014 que quería hacer, aunque según fueron pasando las semanas fui ganando consciencia de lo cansado que resulta y de lo improbable que sería conseguir un resultado que me satisficiera, con lo que al final la decisión de no apuntarse al torneo fue fácil de tomar y después no he tenido ni tiempo de pensar en arrepentirme. Como opté por tirar la mejor oportunidad de la que voy a disponer en años, eso me hace plantearme alguna que otra cosa.

vacaciones-en-casa-00

De Irlanda me da rabia que no haya pastelerías ni quioscos

Lo de las pasiones es un asunto complicado, uno va cambiando con la vida y hay cosas que cree que le gustaban o que recuerda que le gustaban y es probable que ya ni siquiera sea así, pero allí en el pasado ha quedado parte de la identidad de uno. No sé si alguna vez volveré a jugar un torneo de ajedrez. Siempre va a haber otras cosas que me apetezcan más y también creo que habrá otras que, aunque me apetezcan menos o ni siquiera me apetezcan, acabarán siendo prioritarias.

Fresas

Y estas fresas costarían quince euros y no dos

Del mismo modo que las aficiones dejan de ser, el lugar de uno deja de ser y en realidad es por eso que pongo aquí mis fotos junto a cuatro líneas, para escribir cómo el lugar que fue de uno es un lugar extraño. Hace ya cinco o seis años que me di cuenta de que, aunque la vida puede dar muchas vueltas, lo más probable es que nunca vuelva a vivir en España. Lo cual no está bien ni mal, pero es una circunstancia interesante, ya que al afectar el entorno a la identidad uno acaba mirando a su país con ojos forasteros.

Obra de arte de un tierno infante

Obra de arte de un tierno infante

Y mi extranjería se acrecienta debido al hecho de que hace dos años que no pasaba por allí y que la vez anterior a aquella fue también dos años antes. Y como en unos pocos días uno no se entera de casi nada puede ir acumulando el tiempo perdido. Mi primera impresión de esta vez fue similar a la que tuve cuando fui a vivir a Salamanca hará una década: el frío del otoño demográfico. La gente está muy vieja… y se nota. No sé cuánto habrá tenido que ver con el final del terrorismo el envejecimiento, ni se podrá demostrar causalidad, pero es un proceso conocido que los individuos con la edad van adoptando posturas más conservadoras y las sociedades con una edad mediana de 25 años tienen que mostrar características diferentes de aquellas en las que el dato está por encima de 40.

Tiburón

Tiburón

A los tres días de llegar fue el 14 de abril, el día de la República. Es la forma políticamente correcta de que banderas hasta cierto punto españolas ondeen en Rentería. La idealización de la Segunda República es un hechizo al que yo también sucumbí cuando era más joven (e ignorante). Los que quieran traer la tercera harían bastante bien en olvidar la segunda. Lo que me resulta más fascinante es cómo se pueden despreciar los logros del sistema actual (sí, vale, será una mierda pero al menos no hay guerra, sigue habiendo un sistema sanitario bastante decente, nadie muere de hambre y nuestro objetivo vital no son unos cuantos metros de tierra para trabajarla y vivir de lo que produzca). Uno puede pensar que el pasado está tan lejos que para mucha gente es imposible imaginarlo como fue, pero quien crea eso sólo debe juntarse un rato con unos izquierdistas españoles y conversar sobre el paraíso cubano.

Ruina

Ruina

Vi fútbol. Algo que no echo de menos en absoluto. El fútbol tal y como está montado en España es una lacra social acojonante. Es la burbuja que más fervientemente deseo que explote, aunque visto cómo está el mercado elite-plebe el rescate es una vez más inevitable. Vi la final de copa y creo que el gol de Bale será recordado, dentro de lo efímero que hoy por hoy es todo. Como las victorias tienen muchos padres al día siguiente me encontré con una combinación de símbolos inusual.

Fumbol

Combinación inusual

Por lo demás los días se nos pasaron saliendo a tomar café. El café que hacen en Irlanda sigue sin ser medio decente aunque hace años fuera aún peor. Recuperé el abrigo que había dejado en Kiev hacía casi cuatro años. También me pude traer una zapatilla separada de su gemela en las antiguas repúblicas soviéticas del Cáucaso. Fui varias veces hasta el pueblo de al lado. A mi jefa le gusta más que el mío, aunque siendo alemana le incomodan el lauburu y el exceso de banderas. Era la semana anterior al domingo de resurrección que es el día de la patria tanto en Irlanda como en la Vasconia nacionalista.

Un pueblo

Un pueblo

Sólo un día fuimos a San Sebastián. Debo de ser el menos orgulloso de los easonenses de nacimiento. No le niego le belleza, pero no me parece un lugar especialmente amable. No conocía el barrio de las riberas de Loyola y hacía muchos años que no pasaba por el parque de Cristina-Enea. Meses antes estaba contento de haber visto pavos reales después de muchos años y allí los volví a ver. Los estragos causados por los temporales parecían estar cicatrizando. Aunque el día fue lluvioso terminó con un rato de tarde apacible en los columpios.

Los pájaros

Los pájaros

Fuga de agua

Fuga de agua

Otro de los sitios que hacía muchos años que no pisaba era el fuerte del monte San Marcos y en esta visita lo hice en dos ocasiones, una más o menos deportiva y la otra gastronómica.

San Marcos

San Marcos

Una de las cosas que nunca me da tiempo a hacer es reencontrarme con mis objetos “valiosos”, que son una guitarra vieja, cinco o seis cajas grandes con libros que están en un cuarto trastero y alguna que otra tontería más. Idealmente me los traería a mi casa, pero hay dos factores importantes que son que me cuestan espacio en el equipaje o dinero y que probablemente no tendría espacio para almacenarlo todo aquí. El sueño dorado de vil metal de mi vida es tener un lugar donde ordenar estas cosas y que mi trabajo sea ser su archivero. Sí que me traje cinco o seis libros que espero leer cuando tenga algo de tiempo.

Libro curioso

Esto estaba en un libro curioso


Tribulaciones demográficas

10/03/2013

He visto una noticia que indicaba que el país en el que vivo, Irlanda, es el país de la UE en el que hay más niños. Suponen el 25% de la población, en comparación con el 19% que suponen de promedio en la UE. Por lo que veo, en la noticia consideran niños a la población de hasta 17 años.

La demografía es uno de mis intereses. Tengo aparcado hace muchos meses el resumen del censo irlandés de 2011, del que se pueden sacar interesantes conclusiones y a partir del cual pensaba esbozar alguna interesante entrada. Hace unos meses escribí una breve nota sobre por qué no pensaba volver a vivir en España, versión demográfica.

También hace meses que tengo por publicar la pirámide de población del lugar de mi infancia: Rentería (Guipúzcoa). En realidad es sólo una versión más intensa de la gráfica nacional. Con una edad mediana por encima de lo 43 años, si fuera un país en el mundo sólo habría cuatro más envejecidos. Tiene pinta de que dentro de quince o veinte años va a ser un lugar divertido de cojones.

piramiderente

Entre otras tonterías de este gráfico local, me divierte la idea de que si las cohortes se han mantenido estables vegetativamente hablando y en mi franja de edad siempre ha habido 150 hembras más que varones (hoy por hoy hay 1.856 mujeres por 2.018 varones de entre 35 y 39 años), hasta qué punto eso explica qué difícil parecía comerse una rosquilla en el municipio. En fin, me haría falta la pirámide de 1995 o así, pero ese 10% de diferencia hacia un lado o hacia otro puede determinar de modo espectacular las relaciones entre los sexos, como se ha estudiado.

Otra idea, que aparece en el Wall Street Journal y que yo tomo de aquí. Relevante, porque trata de un país bastante similar a España, y no sólo demograficamente aunque en este caso es lo que cuenta.

Según un estudio del Banco de Italia y la Universidad de Verona, los italianos nacidos en 1970, que cumplirán 43 años durante este año, pagarán un 50% más en impuestos a lo largo de sus vidas que los nacidos en 1952. Según este estudio también recibirán la mitad de pensión de lo que van a recibir los que ahora tienen más de sesenta años.

No es muy alentador, pero ya lo apunté en ¿Por qué no vuelves a España? (esbozo demográfico). Lo que me llama la atención es lo poco que la certidumbre de lo que se avecina influye en el debate político y cómo la ciudadanía mantiene sus expectativas de bienestar cómo si se tratase de un país que estuviera por encima de la tasa de reemplazo de población. Se puede decir que el futuro no está escrito y que es técnicamente posible que la población decrezca y el bienestar aumente. Y es verdad que es posible aunque sea muy improbable que vaya a suceder, o al menos así lo consideraré hasta que vea dónde se va a producir el espectacular aumento de productividad que sería necesario. Me gustó lo que oí en una conferencia, de que cambiar la tendencia de población es como hacer cambiar de rumbo a un transatlántico: hay que empezar muchas millas antes.


Rentería y Pasages (1849)

05/03/2011

Rentería y Pasages (1849)

Me he enterado por La Cartoteca de que el Instituto Geográfico Nacional ha puesto en línea parte de sus fondos cartográficos de los siglos XIV al XIX. He pasado un buen rato mirando mapas, y el que más me ha interesado es uno de 1849 llamado Carta topográfica de la Muy Noble y Muy Leal provincia de Guipúzcoa, obra de José Joaquín de Olazábal Arbelaiz, que se presentó a las Juntas Generales que se reunieron aquel año en Fuenterrabía.

Es un mapa interesante a escala 1:140.000. Está rodeado de los escudos de los municipios guipuzcoanos y también lo bordean otros mapas menores de zonas específicas de la provincia, a escala 1:50.000. He escogido para esta entrada el de Rentería, el municipio de mi infancia, que aparece junto al vecino Pasajes (supongo que en aquel tiempo habrían dicho junto a los vecinos Pasages) y he querido echar un vistazo para imaginar cómo sería en aquella época.

En estas semanas el Gobierno de Zapatero y el partido que lo sustenta ha decidido aceptar el cambio de la forma escrita oficial de las provincias de Guipúzcoa y Vizcaya para que las formas vascuences modernas (Gipuzkoa y Bizkaia) sean oficiales también en español. No veo forma de que guatemaltecos y tierrafueguinos no pronuncien Jipuzcoa a la vista del vocablo, pero me temo que con esta tropa no hay razones lingüísticas ni idiomáticas que valgan y que lo que se compra y se vende es otra cosa, por lo que no pierdo mi tiempo con ello y me pongo a reflexionar sobre topónimos más provincianos aún:

Respecto a la interacción entre la lengua vasca y la castellana en mi zona de nación, a la vista de documentos de cierta antigüedad me sugieren varias observaciones:

– Muchas veces no tiene sentido hablar de grafía eusquérica o grafía castellana. Muchas veces se trata de toponimia tradicional y toponima estandarizada en euskera moderno.

Por ejemplo, en el mapa aparece el río Vidasoa, que hoy se conoce como Bidasoa tanto en vasco como en español. En cambio, el río Deva es en vasco Deba y muchos escriben Deba incluso en castellano. Parece que en un caso no hay dualidad idiomática y que en el otro sí, aunque sea discutible.

– La utilización por los hispanohablantes locales de las formas escritas que son estándar en eusquera, impide a veces la consolidación de una forma estándar en español.

Gracias a este mapa me he enterado de que el monte Jaizkibel se llamaba también promontorio Olearso. Jaizkibel es topónimo que encaja bien en la ortografía moderna del euskera. ¿cuál sería la forma castellana correcta, si tal cosa existe, Jaizquível o Jaizquíbel? En general, los hablantes de la zona recurriran a la forma estándar del vasco, ya que la norma es mucho más simple (la v no existe en vasco, es siempre b; no existen c ni q, es siempre k).

Entre los topónimos de mi pueblo, cuyo nombre oficial, por ciert, es desde 1997 Errenteria en ambas lenguas, en uno de esos casos en los que los hablantes sí que reconocen una dualidad cultural  (Rentería en castellano, Errenteria en euskera) me han llamado la atención los siguientes:

  • Que el nombre del barrio de Gabierrota provenga de Gaviriaerrota, (el nombre de un molino, supongo, errota=molino)
  • Que el que he conocido como Galzaraborda o Galtzaraboda fuera antes Galzadaborda (el origen es la palabra calzada, la sustitución de /k/ por /g/ es frecuente en vasco. También hay un barrio que se llama Gastaño, como un castaño), creo que alguna vez leí que era la calzada por la que se conducía al puerto el mineral extraido de las minas de Arditurri.
  • Que Alaberga se escribiera en algún momento como Alaverga, ejemplo de sustitución de v por b cultural y prepolítica, quizá por las mismas razones por las que muchos prefieren Tutankhamon al más correcto Tutanjamón.
  • Que Versalles, que muchos asociarán a un popular restaurante, sea un topónimo tan antiguo en la zona.

Aunque Rentería acabó siendo alrededor de 1980 el tercer municipio en población de la provincia por detrás de San Sebastián e Irún, su importancia histórica siempre había sido bastante más limitada y siempre fue menor que otros pueblos que hoy parecen menos importantes.

En el mapa no reconozco nada apenas de la Rentería actual, creo que por entonces el río pasaba aún por la plaza de los Fueros y que Iztieta era una especie de marisma. En realidad la mayor parte de la bahía de Pasajes era un cenagal que haría falta dragar. Hay muchos topónimos que desconozco no sé si por pura ignorancia o porque hayan caido en desuso.

 


Azud

20/09/2010

Azud de Mendaraz

Azud es una palabra que nueva para mí. Que yo sepa, este fin de semana es la primera vez que la he leído. Quien conozca a este autor conoce su afición por los arabismos, y este me era desconocido, así que esta nota es una especie de celebración.
Dice el DRAE:

azud.

(Del ár. hisp. assúdd, y este del ár. clás. sudd).

1. amb. Máquina con que se saca agua de los ríos para regar los campos. Es una gran rueda afianzada por el eje en dos fuertes pilares, y la cual, movida por el impulso de la corriente, da vueltas y arroja el agua fuera.

2. amb. Presa hecha en los ríos a fin de tomar agua para regar y para otros usos.

Estamos hablando de la segunda acepción. Al parecer la que es similar a una noria está más en desuso aún, si cabe. Creo que yo hubiera llamado a este elemento de regulación hidráulica “represa”, para distinguirlo de una presa, que para mí es algo de mayor tamaño y diferente función. Diversion dam, veo que llaman en inglés a los azudes. Presa de desvío…. ¡qué feo!.

Una feliz circunstancia es que el azud o la azud en cuestión se encuentra en el término municipal de la localidad de mi infancia. La infeliz noticia es, supongo, su próxima desaparición.

Me comprometo a utilizar esta palabra todo lo que me sea posible, hasta el límite de mis fuerzas y la manipulación de las probabilidades.