Orfeo negro

05/01/2017
Afiche

Afiche

Dados mis intereses y cómo me conozco me resulta extraño a mí mismo el no haber visto la película Orfeo negro hasta hace unos días. La banda sonora es una pieza importante de la guitarra en el siglo XX e incluso tengo un libro con las partituras de Manhã De Carnaval y la Samba de Orfeu.

Si la hubiera visto antesm el día que subimos al Pan de Azúcar habría sido consciente de que el monte que hay junto al lugar donde se toma el funicular, cerca de la playa bermeja, es el morro de Babilonia donde la historia acontece. En Río pensé en Villa-Lobos, que tiene museo pero creo que ni en Bonfa ni en Jobim.

Una reedición del mito de Orfeo y Eurídice. La protagonista de belleza excepcional. Los que crean que el patrón por el que cortan los sueños en la factoría de Los Ángeles no es el único deberían mirar con interés.


Postal de Río

09/10/2011

Morro Dois Irmãos e Pedra da Gávea

Aunque cada vez se recibe menos correo postal, debo estar orgulloso de mis amigos. En estos días no sólo he recibido una postal italiana, sino también otra del mismo Brasil.

Río de Janeiro 27-08-2011

Esta vez el trabajo me ha traido hasta Brasil. Pude pasar 36 horas en Río, el tiempo justo para ver los “must see”: el cristo redentor, las playas y el Pão d’Açucar.

Menos da una piedra

¡Un abrazo!

J.

Y en treinta y seis horas le ha dado tiempo a escribirnos. Aquí me tengo que sentir culpable, porque yo no lo hago tan a menudo como debería. El remero y yo mostramos intención en Armenia, pero fracasamos vilmente. El checo me dijo que en Georgia era misión imposible, la última noche.

Como aficionado a los mapas me ha gustado mucho el matasellos con la silueta del Brasil, y con esos hijos híbridos del código de barras y del tetris que ahora sirven para casi todo.

Matasellos de Correios do Brasil

Estuve en Río en abril de 2001. Una ciudad hermosa y fascinante, como todo el mundo sabe. Por aquellos tiempos era muy segura y luego las cosas se empezaron a complicar para los turistas. Después Brasil ha experimentado un crecimiento económico espectacular, que sin embargo no acaba de corregir las desigualdades y la violencia. Para mí Brasil era el Orfeo Negro y en esta década hemos visto películas como Ciudad de Dios o Tropa de Élite. Me faltaría espacio para escribir sobre ese país al que cada vez veo más cerca.

¡Espero que la próxima vez tengas más tiempo para disfrutar, compañero! Gracias  por acordarse de los que seguimos por aquí. Espero que ahora no te vaya a gustar el féisbuc y no pierdas las buenas costumbres…


Río de Janeiro. El mundo en una ciudad.

05/01/2011

Favela de Paraisópolis (São Paulo)

Recojo y traduzco otra notita de Marginal Revolution:

La favela de Complexo do Alemão estaría en peor lugar que Gabón en el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas. Por el contrario, el Índice de Desarrollo de los barrios de clase alta de Gávea y Leblón estaría por encima del de Noruega, el país que encabeza el ránking.

Mais que nada es que quería meter la foto de la favela paulista de Paraisópolis en la entrada. La tengo por el disco duro hace mucho tiempo y me parece que refleja el concepto de desigualdad social de un modo muy potente.

Aunque me gusta la ilustración, tengo algunas dudas con respecto a lo que se dice. No he estado en Gávea, pero sí que conozco Leblón. Es una zona que se encuentra enfrente de la playa al lado de Copacabana. No sé cuántos miles de residentes permanentes puede haber allí. Al fin y al cabo incluso en ciudaes como Kinshasa tiene que haber calles o urbanizaciones en las que el IDH sería muy alto. Quiero decir con esto que haría falta una extensión territorial mínima o de una cantidad de habitantes mínima para que el dato fuera significativo estadísticamente… De todas formas, no nos vale sólo con coger los extremos: entre La Moraleja y La Celsa también encontraríamos diferencias brutales y en Madrid no hay ni mucho menos la desigualdad social que hay en Río.